X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El IVO y Ainia investigan tecnologías no invasivas para la detección precoz del cáncer de piel

3/10/2019 - 

VALÈNCIA (EP). Un equipo de investigadores del Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y Ainia está investigando la aplicación de tecnologías fotónicas, un método no invasivo, en la detección precoz de células cancerígenas en la piel, según ha informado el instituto tecnológico en un comunicado.

El objetivo de este proyecto es desarrollar un prototipo que permita explorar de manera no invasiva la piel de los pacientes para obtener un diagnóstico rápido in situ.

En concreto, AINIA ha desarrollado un innovador sistema robotizado que se adecua de manera automática al área de piel afectada para poder realizar un diagnóstico del tejido e identificar el tipo de lesión con la mayor precisión posible.

El proyecto se encuentra en una fase de ensayos con pacientes para demostrar la validez de la tecnología en la detección temprana de carcinomas en la piel.

El carcinoma basocelular es el cáncer de piel más frecuente que se origina en la capa basal de la epidermis y representa el 75% total de los tumores malignos cutáneos. Afecta predominantemente a personas de piel clara, ojos claros y pelo rubio, aunque lo puede padecer cualquier persona y a cualquier edad. Su crecimiento es lento y si son tratados a tiempo, el pronóstico es excelente.

Aunque el carcinoma basocelular rara vez produce metástasis, si no se trata, puede presentar un crecimiento progresivo con invasión y destrucción de los tejidos circundantes, según las mismas fuentes.

Por su parte, el carcinoma epidermoide es el segundo tumor cutáneo más frecuente y afecta fundamentalmente a personas de edad avanzada y que hayan presentado una constante exposición solar a lo largo de su vida.

Suele presentarse como un tumor que crece más rápidamente y se ulcera y sangra, sobre todo en zonas foto expuestas como cara y dorso de las manos y puede invadir los ganglios linfáticos y diseminarse a distancia, por eso su diagnóstico precoz es importante.

Esta investigación, la primera de estas características que se realiza en España, forma parte del proyecto Mediscan que tiene una duración de dos años.

En España aumentan cada año un 10% los afectados por un tumor cutáneo, con 78.000 nuevos casos. La importancia de su diagnóstico en las primeras fases de desarrollo es determinante para lograr un tratamiento eficaz y una mayor esperanza de vida en los pacientes diagnosticados con esta enfermedad.

Diferentes estudios avalan la capacidad de las técnicas de imagen espectral para discriminar entre células sanas y células tumorales en tejidos, según las mismas fuentes.

Al respecto, el experto en tecnologías con sensores para el control de la calidad y seguridad de Ainia, Ricardo Díaz, ha explicado que la aplicación de estas técnicas en el campo de la salud supone acercar las tecnologías "más innovadoras" para "abordar problemas reales que tienen un elevado impacto social, como la detección rápida y delimitación de lesiones tumorales en la piel". Además, ha constatado que debido al aumento de exposición solar en parte al cambio climático, se trata de un tipo de patologías que está en aumento.

El proyecto Mediscan está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, a través de las ayudas Ivace 2018 dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D en cooperación con empresas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email