X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

plaza radio

El láser verde utilizado en IMED Valencia soluciona los problemas de hiperplasia benigna de próstata en un solo día

El centro cuenta con un completo equipo de más de 20 urólogos y las herramientas más avanzadas para el tratamiento de esta especialidad, como el robot quirúrgico Da Vinci o la biopsia de próstata por fusión

7/02/2020 - 

VALÈNCIA. El urólogo es el especialista de las patologías del aparato urinario masculino y femenino y del aparato reproductor masculino. Pero igual que las mujeres saben que tienen que acudir al ginecólogo con cierta frecuencia, los hombres retrasan la visita al urólogo lo máximo posible. Sin embargo, cuando por fin se deciden a ir, se arrepienten de no haberlo hecho antes porque les puede cambiar la vida en muchos aspectos: desde solucionar una incontinencia urinaria o una disfunción eréctil hasta detectar un cáncer de próstata a tiempo. El doctor Sánchez, miembro del equipo de Urología de IMED Valencia, nos ha acompañado en Plaza Radio para despejar todas las dudas y comentarnos los últimos avances tecnológicos en su especialidad.

Precisamente, el láser verde utilizado en el hospital IMED es uno de ellos. Se trata un procedimiento quirúrgico que soluciona en un solo día la hiperplasia benigna de próstata, lo que comúnmente se conoce como “sufrir de próstata”. El láser consigue, a través de la fotovaporización, eliminar la zona que produce la obstrucción en un tiempo mínimo. Normalmente, con una noche de hospitalización el paciente recibe el alta y el problema ha quedado resuelto.

Es un gran avance en comparación con las técnicas tradicionales ya que, por ejemplo, en la cirugía abierta tradicional las complicaciones postoperatorias, el sangrado y los días de ingreso son mucho mayores. En cambio, con el láser verde se hace una vida normal en muy poco tiempo. El doctor Sánchez nos ha explicado que sufrir de próstata es algo muy común a partir de los cuarenta y cinco años. La próstata es un órgano cuya misión es estrictamente reproductiva y con los años tiende al crecimiento, es de naturaleza benigna y las consecuencias son de carácter funcional ya que su aumento es el que provoca la obstrucción. El primer síntoma que nos puede poner en alerta es la necesidad de hacer fuerza al orinar. Por otra parte, la cantidad de orina que se evacúa en cada ocasión es menor y se debe acudir al servicio con mayor frecuencia. Con el tiempo, se desarrolla una incontinencia urinaria, aumenta la sensibilidad en la vejiga y por las noches se incrementan aún más las ganas de orinar. El doctor resalta que, si no se soluciona a tiempo la hiperplasia benigna de próstata, la vejiga se puede lesionar y la incontinencia urinaria podría ser permanente.

El cáncer de próstata es asintomático y muy común

A diferencia de la hiperplasia benigna de próstata, el cáncer de próstata sí es una enfermedad maligna independientemente del tamaño de la próstata. Además, no presenta síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada o incluso se ha extendido al resto del cuerpo. Por ello, es fundamental realizarse chequeos médicos rutinarios porque un diagnóstico precoz es fundamental para su curación o el aumento de la expectativa de vida. Existen muchos tipos de tumores que generalmente tienen un crecimiento lento, aunque no siempre es así. El urólogo de IMED Valencia ha resaltado que el cáncer de próstata es uno de los más extendidos, “igual o incluso más que el de mama. Si los varones de más de ochenta años se hicieran una biopsia de próstata probablemente descubrirían que tienen cáncer”. Para descartar un cáncer en primer lugar se realiza una analítica de sangre y un tacto rectal. Si hay sospecha que puede existir un tumor se realizan otras pruebas. El hospital IMED realiza la biopsia de próstata por fusión con ultrasonidos, el método más avanzado del mundo para detectar el cáncer de próstata. El doctor Sánchez comenta que hasta ahora la biopsia “se realizaba a ciegas”. En cambio, esta técnica permite descubrir donde se encuentra el tumor con más precisión y biopsiar de forma dirigida dicha zona al superponer la imagen obtenida en la ecografía durante el procedimiento, con las imágenes previas de la resonancia magnética.

El sexo, el gran aliado de la próstata

El doctor Sánchez ha sorprendido con un estudio que concluye que está demostrado que mantener un mínimo de veintitrés relaciones sexuales al mes o eyacular el mismo número de veces reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Eyacular de forma habitual o practicar el sexo también evita otras muchas infecciones, mejora otras enfermedades y reduce la ansiedad. Los urólogos siempre aconsejan mantener relaciones sexuales. Eso sí, con protección. El responsable de urología de IMED Valencia advierte que en los últimos años se han incrementado las enfermedades de transmisión sexual, sobre todo por clamidia y gonorrea. Los hombres acuden con frecuencia a la consulta para preguntar cuál es su salud sexual antes de comenzar una nueva relación y no contagiar a su pareja. Están preocupados, entre otras cosas, por si tienen el virus del papiloma humano, que no suele presentar síntomas y se transmite con mucha facilidad. Otros motivos de consulta son por padecer eyaculación precoz o disfunción eréctil. Ambas cosas se pueden solucionar con los tratamientos adecuados que incluyen medicación y recomendaciones psicológicas, señala el doctor Sánchez.

Respecto a la leyenda que asegura que los entrenadores de futbol prohíben a sus jugadores mantener relaciones sexuales antes de un partido, el doctor Sánchez opina que esto simplemente se debe a la necesidad de concentración y al posible cansancio que pueda ocasionar en el jugador y no porque las relaciones sexuales reduzcan la destreza en el campo de juego.

Enfermedades más frecuentes

Los problemas al orinar, las infecciones y el cólico renal representan el mayor volumen de consultas. Dentro de los problemas al orinar, existen tres grupos: la incontinencia de orina, el aumento de la frecuencia con la que se orina durante el día o la noche y los que tienen que realizar esfuerzo para orinar. Todas ellas presentan un elevado impacto en la calidad de vida y condicionan considerablemente las actividades cotidianas. Por otra parte, las infecciones de orina repetidas, tanto en hombres como en mujeres, son cada vez más frecuentes y obligan a la administración de antibióticos de manera repetida. IMED Valencia dispone de nuevos tratamientos que evitan la repetición de las infecciones sin la necesidad de utilizar antibióticos. Finalmente, las piedras en la vía urinaria pueden producir el temido y doloroso cólico nefrítico. Para evitarlas y tratarlas, las principales armas terapéuticas son un análisis detallado de las causas que originan la producción de estas piedras, la litotricia por ondas de choque y el tratamiento endoscópico con láser que evita la cirugía abierta.

La incontinencia urinaria es un síntoma de muchas enfermedades como, por ejemplo, la hiperplasia benigna de próstata, el descenso de los órganos pélvicos en la mujer, enfermedades neurológicas, el accidente cerebral vascular o la hipertensión arterial y sus tratamientos. La prevalencia de incontinencia urinaria supone el 15% en los varones y el 30% en las mujeres. Si lo valoramos por edades, la incontinencia urinaria se iguala en ambos sexos a partir de los setenta u ochenta años, al igual que los síntomas de aumento de la frecuencia urinaria tanto diurna como nocturna. El tratamiento ha de ser individualizado e incluye la rehabilitación, la reeducación de la vejiga y va acompañado, en ocasiones, con fármacos. Los tratamientos más invasivos se reservan a los pacientes en los que han fracasado los tratamientos previos. La colocación de mallas suburetrales o esfínteres artificiales en la incontinencia urinaria de esfuerzo, y la neuroestimulación y la toxina botulínica intravesical en vejigas hiperactivas son las alternativas al tratamiento conservador.

El robot Da Vinci Xi

IMED Valencia cuenta con una de las herramientas más potentes que existen para tratar problemas urológicos como es el robot quirúrgico Da Vinci Xi que ha revolucionado los tratamientos. La mayor parte de los procedimientos realizados en todo el mundo con el robot son urológicos, dada la especial dificultad de la cirugía del cáncer de próstata y de riñón. Estas serían sus dos principales aplicaciones además de la cirugía de la incontinencia, la disfunción eréctil y determinadas malformaciones. El robot reproduce los movimientos del cirujano con una gran precisión y con una visión magnificada en 3D. Esta ventaja frente a la cirugía tradicional permite preservar tejidos sanos que mejoran los resultados en términos de conservación de la potencia sexual y la continencia urinaria. Se trata de ser radicales con el cáncer, pero manteniendo la funcionalidad al máximo posible.

El hospital IMED cuenta con un amplio equipo de urología formado por más de 20 facultativos que ostentan el récord de haber realizado el mayor número de intervenciones en la Comunidad Valenciana, destacando el tratamiento del cáncer de próstata.

Por último, el doctor Sánchez ha ofrecido a los oyentes de Plaza Radio unos consejos para mantener una buena salud. Además de llevar una vida sana y hacer ejercicio, beber agua es fundamental. En verano hay que beber más de dos litros y en invierno litro y medio. Pero más importante que la cantidad de líquidos que se ingiere es la cantidad de orina que se evacúa, que debe de ser de litro y medio a dos litros al día. Es recomendable también ir al servicio cada tres o cinco horas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email