GRUPO PLAZA

adiós a ruzafa

El mapa galerístico de València sigue mutando: Tuesday to Friday cambia de sede

21/01/2022 - 

VALÈNCIA. El circuito galerístico de València vive su enésimo movimiento, un cambio de nombres y sedes, de aperturas y cierres, que en los últimos años ha hecho que el recorrido deje los márgenes y se concentre cada vez más en el entorno del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Primero fue Rosa Santos, que se mudó al lado de la desaparecida EspaiVisor. Después mutó Mr.Pink a The Blink Project (ahora reconvertida en House of Chappaz Showcase) y también Espai Tactel (ahora House Of Chappaz Flat), que cambió Ruzafa por el centro histórico. Otro caso reciente es el de Galería Punto, que cierra tras medio siglo y renacerá bajo la batuta de Jorge López en una nueva sede en el barrio del Carmen. Ahora es el turno de Tuesday to Friday. La galería de arte contemporáneo abandona el barrio de Ruzafa para ubicarse en el número 7 de la calle San Pedro Pascual, un movimiento que confirma la tendencia de los espacios expositivos de la ciudad a concentrarse en un mismo lugar y que ha cambiado casi por completo el mapa artístico de València en los últimos años.

El proyecto, dirigido por el galerista Vicente Torres, ejecuta por completo una transición que ya inició hace algunos meses, con el cambio de nombre de la galería (antes llamada Plastic Murs). Tras ello llegó la mudanza, un proceso que culmina hoy mismo con la inauguración en su nueva sede de la exposición colectiva Wolves in sheep’s clothing. Con ella da la bienvenida a una etapa que, en realidad, es una continuación del trabajo que lleva realizando en los últimos años, un proyecto centrado en los nuevos creadores, muchos de ellos vinculados a la creación digital, un camino que quiere potenciar en el nuevo espacio. Con más del doble de superficie, la galería crece en metros cuadrados y, también, en ambición, pues la nueva Tuesday to Friday llega con el objetivo de potenciar su relación con el arte digital y aprovechar su renovado espacio para acoger proyectos instalativos o proyecciones que hasta ahora quedaban fuera de su ‘menú’.

Obra de Līga Spunde.

La exposición inaugural reúne a una quincena de jóvenes artistas europeos, una selección que deja clara esa relación con las redes sociales y el ámbito digital, una relación entre lo físico y virtual que sirve para articular su obra. “En Wolves in Sheeps clothing, estos jóvenes artistas proponen diversas visiones que conectan lo cotidiano, el humor, las relaciones y otros aspectos con la actualidad”, explican desde la galería. Algunos de los nombres destacados de la muestra son el de la mallorquina Gori Mora, que se centra en explorar los efectos de la tecnología en las interacciones sociales, un trabajo que tiene mucho que ver con el deseo y que abre una ventana a una caliente sauna. Otro nombre destacado es el de la letona Līga Spunde, que entrelaza historias personales con una ficción cuidadosamente construida, o Lola Zoido, que explora a través de la escultura la relación entre lo físico y los procesos digitales.

Uno de los aspectos clave para entender la exposición como un todo es una ironía que sirve como eje vertebrador para muchos de los trabajos presentados en la muestra. Entre ellos, la obra de Juan de Morenilla, que conecta lo cotidiano y la cultura pop a través del humor negro. También se atreve a jugar el inglés Ruaidhri Ryan, que realiza mosaicos en los que representa objetos cotidianos, en este caso una botella de agua de plástico. El recorrido también pasa por las pinturas de Philip Gerald, que se remontan a una época de imágenes prediseñadas y pintura de Microsoft, o Megan Dominescu, que utiliza el humor para transmitir las dificultades que enfrentan las personas y el “absurdo” del mundo que habitamos. Con humor o sin él, hay en la muestra también un cuestionamiento sobre el estado de las cosas, sea en el propio sector del arte o más allá. Así, Julio Anaya, desafía el significado de las obras maestras occidentales con sus curiosas reproducciones, mientras que Jonathan Vervoort reflexiona sobre la cultura de la imagen contemporánea a partir d el flujo inagotable de imágenes de un mundo hipercapitalizado .

La exposición, eso sí, será un visto y no visto, pues apenas se podrá ver durante un mes. Después del 24 de febrero llegará el turno de un doble proyecto expositivo: por un lado, Martin Kačmarek, que participa en la colectiva que hoy inaugura la galería, artista que se distingue por un estilo característico pictórico sin restricciones. “Cuerpos sin forma y retratos absurdos de campesinos ficticios resultan de sus formas planas mezcladas con humor, sátira y una construcción surrealista”, explican desde la galería. La otra cara de la moneda viene de la mano de Dulk. El artista urbano, que firmó la falla municipal de 2021, protagoniza una nueva exposición en la galería, aunque no será la única porque coincidirá en el tiempo con la exposición Procés Natural, su segundo proyecto para el Centre del Carme. Esta última se presenta como un recorrido inmersivo en un proceso creativo, por su lenguaje e inquietudes.

Obra de Gori Mora.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email