X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

según expertos

El número de personas con baja visión en España podría triplicarse antes de 2050

21/10/2019 - 

MADRID (EP). Expertos reunidos en las 5 Jornadas Internacionales de Especialistas de Baja Visión en la Universidad del País Vasco han resaltado que el número de personas con baja visión podría triplicarse antes de 2050 debido a patologías derivadas de una alta miopía, que afecta ya a siete de cada diez jóvenes en España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay 253 millones de personas con discapacidad visual. De ellos, 36 millones de ciegos y 217 millones con una discapacidad moderada o grave. En España, más de un millón y medio de personas padecen baja visión. Es decir, sin llegar a ser ciegos, cuentan con un resto visual inferior a 0,3 o 30 por ciento cuando lo normal es 1 o 100 por ciento o un campo visual igual o menor a 20°.

"El coste social para España de las discapacidades visuales asciende a 360 millones anuales, y según la OMS el 80 por ciento del total de casos de discapacidad visual se pueden curar o evitar por medio de la prevención, la revisión y el cuidado desde las etapas incipientes de la enfermedad. Hay que tener en cuenta que, según la ONCE, la miopía magna, las degeneraciones retinianas y las maculopatías y patologías del nervio óptico son, en este orden, las causas principales de prevalencia de ceguera en España", ha comentado la presidenta de la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión (SEEBV), Amparo Alcocer.

En este sentido, el director médico del Instituto Clínico-Quirúrgico de Oftalmología (ICQO), Juan Durán de la Colina, ha resaltado que gracias al avance tecnológico y quirúrgico, así como el desarrollo de los tratamientos y las compensaciones o ayudas visuales, muchos pacientes "detectan su problema pronto y pueden ser sometidos a tratamientos que les ayuden a mejorar y aprovechar al máximo su resto visual desde el momento en el que empiezan a notar una reducción de su nitidez y calidad visual".

Alcocer lamenta que los estrictos requisitos para ser considerado ciego legal en España hacen que haya un gran número de pacientes que no están tratados como debe ser por el sistema sanitario público, dado que su resto visual les incapacita, pero no reciben ayudas para poder mantener su autonomía.

"Por ejemplo, los pacientes que tienen un campo visual de 20 grados, que a nivel visual ya no pueden recibir más ayuda oftalmológica ni quirúrgica, y se ponen en manos de expertos en baja visión para que mediante ayudas visuales y rehabilitación intentemos mantener su independencia", apunta Alcocer.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email