GRUPO PLAZA

Hacienda agiliza la rehabilitación integral del edificio

El Palau de Tremolar, una joya oculta en València escenario de la Guerra Civil y películas

25/08/2021 - 

VALÈNCIA. La ciudad de València guarda muchos secretos. Algunos escondidos en el entramado de sus calles. Edificios de gran valor patrimonial que permanecen en la sombra. Joyas arquitectónicas ocultas, pendientes de descubrir. Este es el caso del Palau de Tremolar, un edificio de más de cien años de historia, escenario de la Guerra Civil y algunas películas. Un gran desconocido para la mayoría de ciudadanos, pero que esconde en sus grandes salas imponentes estancias señoriales en sus cerca de 2.000 metros cuadrados.

El inmueble data de 1862 y fue edificado por el arquitecto Jorge Gisbert para la residencia del marqués de Tremolar. Ubicado en la calle Trinquete de Caballeros, en pleno centro histórico de València, consta de planta baja, entresuelo y tres pisos. Hasta hace unos meses eran cinco hermanas las herederas y propietarias del edificio, pero en diciembre la Generalitat Valenciana lo compró por cinco millones de euros.

Hasta entonces, llevaba varios años sin habitarse su primera planta, aquella que guarda la estancias con mayor valor patrimonial, como fueron una capilla y un gran salón. Unas salas que durante la Guerra Civil se convirtieron en cuartel general del Ejército Republicano. También, han sido el escenario de la adaptación cinematográfica de Arroz y Tartana, novela homónima del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez, y del film Cartas a Sorolla, que narra la vida y obra del pintor valenciano. La familia en los últimos tiempos hacía uso de las plantas superiores, donde semanalmente se reunía. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Ahora, tras su adquisición, la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico inicia los trámites para la licitación del proyecto técnico y dirección de obra de la rehabilitación integral del palacete. El presupuesto asciende a 441.614,61 euros (IVA incluido), divididos en 213.560,18 euros para la redacción de la documentación técnica y 228.054,42 euros para la dirección de obra. De hecho, el pasado pleno del Consell declaró las actuaciones a desarrollar en el palacio de interés público para agilizar la tramitación de las obras.

"Queremos recuperar el patrimonio histórico para los ciudadanos", destacó el conseller del ramo, Vicent Soler, durante una visita al inmueble. Para la adjudicación del contrato se exigirá la presentación de una propuesta esquemática que necesariamente tendrá en cuenta el nivel de protección del edificio y en la que se indicará el planteamiento de conceptos generales para el cumplimiento de la normativa de protección contra incendios y de accesibilidad. La Conselleria ha estimado que este proceso tendrá una duración aproximada de nueve meses. 

"La rehabilitación integral del Palau de Tremolar resulta necesaria para dar solución a las necesidades de espacio para los servicios administrativos de la Generalitat, así como para avanzar en la recuperación de inmuebles que constituyen Patrimonio Arquitectónico Valenciano de gran valor histórico y cultural y su apertura a toda la ciudadanía", resaltó la directora general de Patrimonio, Isa Castelló, quien precisó que en paralelo se ejecutarán trabajos arqueológicos en el edificio.

Foto: EDUARDO MANZANA

De esta forma, la intención de la Administración Valenciana es reconvertir el inmueble en dependencias del gobierno autonómico, pero también abrirlo a la ciudadanía. Para ello, se incluirá en la iniciativa 'Palaus Transparents', en la cual se permite la visita a palacios propiedad de la Generalitat con el objetivo de dar a conocer las instituciones públicas y, al mismo tiempo, difundir y democratizar el acceso al patrimonio cultural valenciano. 

Estado del palacete

El Palau del Tremolar fue adquirido por la Generalitat Valenciana en diciembre de 2020 atendiendo tanto a su ubicación, junto a la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, como a su configuración para departamentos de la Conselleria, actualmente ubicados de forma dispersa en distintas localizaciones. 

El estado actual del inmueble requiere de una importante obra de rehabilitación y reforma. Se pretende recuperar sus materiales originales, la cerámica de sus suelos y sus colores originales. Algunas habitaciones mantienen cierta preservación, tanto en sus altos techos como en los remates que envuelven las estancias. La intención es preservar al máximo la originalidad de sus salas más señoriales. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Aunque todavía está por definir la obra final, lo que Hacienda tiene claro es que se dotará del equipamiento y las instalaciones adecuadas para adaptar el edificio a la normativa vigente, teniendo en cuenta sus valores artísticos y arquitectónicos y todas las condiciones funcionales y sanitarias que, a partir de la crisis del coronavirus, deben ser implantadas en cualquier edificio de uso público. Según explicó Soler, el objetivo es que la actuación pueda ser subvencionable por los distintos fondos europeos existentes para ello.

"Desde el Consell hemos puesto en marcha todas las acciones de apoyo necesarias para la reactivación del empleo, de la demanda y de la economía valenciana en un contexto de crisis y de incertidumbre como el actual. Es innegable el impacto que las restricciones para frenar el avance de la pandemia ha tenido en sectores clave de nuestra economía y es conocido el papel que juega el sector de la construcción como dinamizador de muchas de nuestras industrias", remarcó el conseller. 

Foto: EDUARDO MANZANA 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email