GRUPO PLAZA

el nuevo director de la orquesta de valència dibuja su proyecto

El Palau de la Música pasa página y abre la era Liebreich

13/05/2021 - 

VALÈNCIA. La Orquesta de València ha tenido, hasta ahora, catorce directores titulares a lo largo de casi 80 años de vida. Es la figura clave, la que puede potenciar la formación y la marca del Palau de la Música de una manera más clara. Ayer, empezó la oportunidad de Alexander Liebreich. 52 años. Natural de Ratisbona, Alemania. Ha dirigido principalmente orquestas de radios como la de Praga y la Radio Polaca. También ha sido el máximo responsable en festivales como el Festival Internacional de Música de Tongyeong. Ayer el Palau de la Música empezó una etapa: llega la era Liebreich.

Y para ello, hay un dicho que dice ciertamente que un clavo saca otro, y en la rueda de prensa de ayer también ocurrió algo curioso: Ramón Tebar paso de ser “el Maestro” o ser un poco esa-persona-de-la-que-usted-me-habla. “Liebreich siempre nos ha transmitido la calidad de la Orquesta de València así como su ilusión y compromiso por trabajar con sus profesionales, que le han otorgado las máximas valoraciones”, dijo ayer la Concejala de Cultura Gloria Tello, mientras decía que Liebreich venía con la tarea de “mejorar” a la Orquesta.

Por su parte, el músico ha llegado a la ciudad con las suficientes ganas de subir los ánimos y el autoestima. “Parece ser que tengo la tarea de poner a València en el mapa. València ya está en el mapa, no tengo que ponerla yo”, ha dicho tajantemente. Ha loado el sonido de las salas del Palau de la Música, enclaves como La Lonja y el Palau de Les Arts, y ha subrayado lo que seguramente más le diferencia de Tebar: “Quiero estar aquí, en València”. Tello subrayaba minutos antes: “Él quiere y puede comprometerse con València”.

El director busca echar raíces e incluso tuvo tiempo de reflexionar en que “en un mundo post-pandemia” ya no le apetece estar “en el carrusel de ir de un lugar para otro”. Además, ha anunciado que la figura de las residencias (proyecta tener dos, una nacional y otra internacional) tenga un arraigo en la ciudad más allá de venir, tocar y hacer una masterclass: “tiene que hacer un diálogo cultural real”.

Este es uno de los puntos de su proyecto, pero hay más: el director habla de potenciar la educación, no centrándose únicamente en la infancia; también quiere explorar repertorios más modernos y sondar de qué manera estrechar la relación con las bandas de la Comunitat. Por su parte, desde el Palau de la Música le han indicado dos tareas pendientes que Ramón Tebar no ha podido completar y que ven imprescindibles: en primer lugar, la divulgación del patrimonio propio, rescatando obras de compositores valencianos y poniéndolas en valor. Ayer, Liebreich vino con más de una docena de nombres aprendidos que el Palau le ha pasado para que se los vaya aprendiendo. Él ya ha tomado nota de unos cuantos y ha mostrado interés por algunos que no han sido tocados nunca por la Orquesta. Aunque si tiene que elegir, ese ha sido Martín i Soler.

Foto: LIVE MUSIC VALÈNCIA

Por otro lado, Liebreich tiene la tarea directa de potenciar la Orquesta de València a través de su internacionalización. El Palau quiere que la Orquesta gire, y Liebreich ha dicho que sí. El perfil del nuevo director es más sinfónico, y el de Tebar más lírico. Con su llegada, se vuelve a la casilla de salida tras una relación con el maestro valenciano algo áspera por sus ausencias. 

Liebreich también le ha puesto tareas al Palau de la Música: una fecha para la reapertura del edificio, un edificio abierto lo antes posible para poder generar un proyecto. “Es muy importante que reabra lo antes posible”.

Tres son multitud: la figura de subdirección seguirá sin cubrirse

El contrato de Liebreich empezará el 1 de septiembre de 2021. El primer año, empezará su tarea de diseñar la siguiente temporada junta a Vicent Ros y de dirigir entre seis y ocho conciertos bajo la figura de “director titular asignado” y bajo la supervisión de Ramón Tebar. A partir del año siguiente y hasta el 31 de agosto de 2026, Liebreich será director titular a todos los efectos y realizará entre nueve y doce conciertos de abono por temporada. Las condiciones del contrato no modifican sustancialmente las de otros directores: por cada nuevo concierto percibirá 13.000 euros y por cada concierto que repita, así como los infantiles, recibirá 6.500.

Además, cobrará por la tarea de gestión y programación, que desde el despido del subdirector Manuel Muñoz, ha tomado una nueva dimensión. El director Vicent Ros está convencido que una relación fluida entre el director de la Orquesta y él basta para diseñar la programación de las temporadas. Así ha sido con Tebar y así confirmo ayer que querría que fuera con Liebreich: “Se necesita hacer un trabajo del día a día más allá de los conciertos que den con la Orquesta”.

Por su parte, Tello y Ros también hablaron del proceso de selección. Ayer confesaron de Liebreich fue su primera opción, que empezaron a explorar a finales de verano de 2020, y que lo hicieron con el aval de ser el director mejor valorado por la encuesta del profesorado. Por su parte, los profesionales de la Orquesta no formaron parte de ese proceso de selección, aunque ya han tenido contacto con él tras el anuncio de su designación en un concierto hace unas semanas en La Lonja. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email