X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El pleno aprueba el convenio para sacar las gasolineras de la calle Xàtiva y El Parterre 

25/04/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El Ayuntamiento de València ha aprobado este jueves, en el pleno ordinario de abril y último de la actual legislatura, el convenio entre el consistorio y Repsol para desmontar y sacar del casco urbano las gasolineras que esta empresa tiene en la calle Xàtiva y en la Plaza Alfons El Magnànim (El Parterre).

El acuerdo, que ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno --Compromís, PSPV y València en Comú y ha contado con la abstención de los grupos de la oposición-- contempla que estos dos establecimientos pasen a ser uno solo que se ubicará en un solar que la mercantil tiene en la Ronda Norte, en el entorno del barrio de Benimaclet.

El concejal de Control Administrativo y responsable del servicio municipal de Actividades, Carlos Galiana, ha destacado que el traslado de la actividad de estas dos gasolineras se llevará a cabo en un terreno privado de la mercantil que las gestiona y no en suelo público. El edil ha considerado que este es "un buen convenio" fruto de una "buena negociación".

"Este es un gran acuerdo. Quitamos dos gasolineras del centro de la ciudad y a cambio solo habrá una en Benimaclet", ha insistido, tras lo que ha subrayado que este establecimiento se ubicará en "un terreno de la propiedad, no del Ayuntamiento" por lo que "no hay lugar a indemnización".

Durante el debate de este punto del orden del día, el concejal de Cs Narciso Estellés, que ha considerado "bueno para el patrimonio y para la economía municipal" el acuerdo, ha pedido conocer los trámites que se llevarán a cabo y "las posibles penalizaciones si no se cumplen los plazos".

"No nos cuesta nada", ha reiterado Carlos Galiana, que ha explicado a Estellés, cuando ha pedido "la hoja de ruta para el desmontaje y concesión de licencia" para la nueva gasolinera, que "si no se desmantelan las dos gasolineras" que hay en el centro de València "no habrá licencia para la otra".

El concejal del grupo municipal del PP Alfonso Novo ha manifestado espera que sea así y que la empresa titular no explote al mismo tiempo las estaciones objeto de traslado y la futura gasolinera. Novo se ha mostrado a favor del traslado de estas actividades fuera del casco urbano pero ha acusado al equipo de gobierno de "tergiversar la realidad" y de "engañar a todos los vecinos" que pedían en el PAI de Benimaclet una "reducción de la edificabilidad".

"A través del traslado de la gasolinera, en ese convenio, se dice que no se tocará ni un metro cuadrado de aprovechamiento de edificabilidad en Benimaclet", ha criticado, al tiempo que ha dicho que el gobierno local se comprometió a revisarla. "Ahora, indirectamente reconocen que no van a tocar nada como consecuencia del traslado de la gasolinera", ha planteado, además de reiterar que el PP está "de acuerdo con sacarlas del centro pero no con la fórmula" elegida.

Carlos Galiana ha afirmado que le sorprendían las declaraciones del PP y ha señalado que en esta ocasión el Ayuntamiento no tiene "derechos concesionales", tras lo que ha censurado que con el anterior gobierno local se concediera para el traslado de este tipo de establecimientos "suelo público que se regalaba" y que se dieran "todas las facilidades". "Costaba dinero público y se le regalaban 75 años", ha lamentado.

En el debate ha intervenido también el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, que ha explicado que aunque el convenio depende de la Concejalía de Actividades tiene "plasmación urbanística". En este sentido, ha indicado a Novo que la "Estrategia Integral de Benimaclet en ningún punto habla de disminuir la edificabilidad". "Es una demanda vecinal y en desarrollo del proyecto se valorará", ha expuesto.

Asimismo, ha comentado que el "compromiso del equipo de gobierno" es "reordenar el sector" y ha precisado que "partiendo de la base de que ya hay aprovechamientos comprometidos, previamente, la edificabilidad ya está comprometida". "No me comprometí a reducir la edificabilidad si a adecuar la ordenación del sector a la demanda vecinal. Eso suponía reordenar la edificabilidad dentro del sector", ha insistido.

Por otro lado, el pleno ha acordado el Programa de Actuación Integrada (PAI) de Agustín Lara, en el barrio de Orriols, que permitirá la apertura de la mencionada calle hasta la avenida Constitución y la creación de una nueva zona verde que no estaba prevista en el planeamiento inicial de la zona.

Este documento urbanístico se ha aprobado con el voto a favor del equipo de gobierno y de Cs y la abstención de PP y de la concejala no adscrita, María Dolores Jiménez.

Narciso Estellés, de Cs, ha estimado "justo" este acuerdo para "dar respuesta a una reivindicación histórica" y se ha interesado por el "coste real de esta intervención", teniendo en cuenta que "entre las objeciones planteadas destacan aquellas que giran alrededor del valor del metro cuadrado de esta zona".

Por sus lado, Alfonso Novo ha manifestado que de momento solo ha leído informes técnicos al respeto y ha asegurado que este acuerdo "es más una declaración de intenciones que no se resolverá en un año" y "una tramitación que hay que vestir".

El titular de Urbanismo, Vicent Sarrià, ha aclarado que los trabajos de reurbanización empezarán cuando se apruebe la reparcelación y ha aseverado que esta ha sido una actuación "compleja porque había una parte de la propiedad que no colaboraba ni cogiendo el teléfono". "Ahora estamos en el tramo final de un problema urbanístico que parecía insalvable para Orriols y tenemos que felicitarnos por el acuerdo", ha afirmado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email