Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El PPCV burlará el límite de 12 propuestas en el Debate de Política General haciéndolas 'infinitas'

24/07/2018 - 

VALÈNCIA. A las puertas de que se celebre el Debate de Política General, PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos acordaron reformar el reglamento de Les Corts para limitar hasta 12 el número de propuestas de resolución que podría presentar cada grupo parlamentario. Un cambio de modelo aprobado la semana pasada que evitará que se repitan escenas como las de años anteriores en las que los diputados y los equipos de las consellerias trasnochaban para analizar todas las iniciativas presentadas por cada partido.

La reforma no cayó bien en el partido que lidera Isabel Bonig que consideró que se estaba limitando la labor de la oposición. No en vano, la presidenta regional de la formación de la gaviota denunció que esta modificación era "la ley mordaza de (Ximo) Puig y (Mónica) Oltra con el apoyo de Podemos y, desgraciadamente, de Ciudadanos". "Pero no pasa nada, ya presentaremos propuestas que les gustarán mucho", avanzó en esa misma intervención.

La advertencia no fue baladí. Fuentes parlamentarias populares trasladan a Valencia Plaza que la dirección del partido ya ha diseñado la nueva estrategia a seguir y ha dado la orden a sus diputados para que las propuestas de resolución sean "muy extensas", de manera que dediquen cada propuesta de resolución a una única materia -Educación, Sanidad, Empleo...- en la que incluyan todas las iniciativas que quieren que se acometan en dicha área. 

"Se nos dijo que utilizáramos estas vacaciones de verano para trabajar en las áreas que tenemos asignadas cada diputado para que los textos no sean ideas generales, sino propuestas completas y desarrolladas que incluyan un gran número de medidas en una única propuesta", añaden. 

Así, aunque en la próxima cita del 11 y 13 de septiembre -también se acordó en la reforma dejar un margen de uno o dos días entre el día del debate y la jornada en la que se debaten y votan las propuestas de resolución- el resto de diputados del arco parlamentario se enfrentarán a menos propuestas de los populares, la cantidad de medidas a analizar no tendrán por qué ser menores que años anteriores, pues en la reforma no se ha establecido limitación de espacio para las iniciativas. 

No obstante, en las filas populares son conscientes de que aplicando esta nueva táctica para "sortear" la limitación que se ha establecido para los próximos debates de política general -como ya se hace en varios parlamentos autonómicos-, el resto de partidos podrían tumbar sus propuestas de resolución acogiéndose a que "hay partes de cada una que aceptarían y otras que no, pero al tratarse de una sola y no poderse transaccionar, rechazarán todas" las que presenten. 

La estrategia del PP el año pasado

La limitación de la cantidad de propuestas a registrar por cada partido también viene motivada por la estrategia que siguió el PPCV en el anterior Debate de Política General. El partido de Bonig registró 1.017 de las 1.319 iniciativas totales presentadas. Las otras 302, pertenecían al resto de grupos parlamentarios. La maniobra de los populares fue interpretada por el resto de fuerzas políticas como un intento de "bloquear y desvirtuar" el Debate al registrar propuestas "a peso" y trasladarlas a los partidos a la 1.00 de la madrugada para analizarlas, reduciendo así considerablemente el tiempo con el que podían contar para estudiarlas en profundidad.

Como castigo, los partidos que sustentan el Botànic anunciaron que votarían en contra de todas las iniciativas, y Ciudadanos advirtió que se abstendrían porque eran "un insulto y falta de respeto" tanto al trabajo que realiza la cámara, como a sus trabajadores y al propio Consell.

Para sortear también que las propuestas sean trasladadas al resto de partidos a altas horas de la mañana, la reforma plantea que los grupos deberán presentarlas ante la Mesa de la cámara en un plazo máximo de media hora desde que el president de Les Corts suspenda la sesión de la primera jornada y convoque la siguiente 24 ó 48 horas después. Así, con esta medida, se garantiza que los diputados y equipos técnicos cuenten con un margen de tiempo para analizar las iniciativas con el suficiente reposo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email