GRUPO PLAZA

El primer proyecto de Vivienda de València, bloqueado dos años después

8/08/2022 - 

VALÈNCIA. Dos años han pasado desde que la concejalía de Vivienda de València anunciara su primer proyecto de construcción de pisos en la ciudad, en la céntrica calle de Juristas. La iniciativa, sin embargo, sigue sin ver la luz: los obligados trabajos arqueológicos todavía no se han llevado a cabo y sin ellos será imposible erigir el edificio en el solar municipal ubicado en pleno barrio histórico de Ciutat Vella, muy próximo al Micalet.

Lo cierto es que parece que el nuevo edificio va para largo. En una respuesta reciente a preguntas del edil de Ciudadanos Narciso Estellés, la concejalía de Patrimonio explica que "todavía no se ha producido ningún gasto" en este sentido. "No se puede llevar a cabo el proyecto de edificación sin el estudio arqueológico de la parcela, a través de excavación en extensión e informe de resultados", asegura el departamento municipal que dirige Isa Lozano.

Estos trabajos arqueológicos, previos a la construcción, y cuyos resultados "deberán ser tenidos en cuenta en la elaboración del proyecto" para el nuevo edificio residencial, todavía no se han realizado. En ese sentido, un informe técnico de principios de julio explica que antes de la excavación, y en aras de la estabilidad de los edificios próximos, se ha de ejecutar un muro pantalla. Un proceso que también conllevará la redacción de su propio proyecto.

Una vez se construya el muro pantalla, se empezarán las excavaciones, con "un estudio exhaustivo de la parcela para tener un conocimiento aproximado respecto al tipo de restos arqueológicos que pueden aparecer durante la intervención". La finalidad, explican los técnicos, es "potenciar su integración y musealización en el futuro edificio".

Hay que recordar, en este sentido, que la previsión inicial era que la planta baja del edificio pudiera recibir visitas turísticas en determinados horarios para contemplar los restos que se encuentren, mientras que las plantas superiores se dedicarían exclusivamente al uso residencial. La previsión es encontrar restos y materiales de época contemporánea, moderna, medieval y romana. De hecho, el solar ya presenta restos de lo que un día fue un edificio monumental: un palacio tardogótico del siglo XV o XVI.

Así pues, la iniciativa municipal es un edificio de cuatro plantas -planta baja con un uso cultural-educativo- que albergue una docena de viviendas. Los pisos, por su parte, se sumarán al parque municipal de alquiler asequible, cuyo precio oscilaría entre los 250 y los 450 euros mensuales.

Es cierto, no obstante, que el Plan Especial de Ciutat Vella (PEP), fija unas consideraciones más estrictas que antes en lo referente a la construcción y distribución de viviendas en la almendra de la ciudad. Y en esta línea, es probable que el número de viviendas sea menor al inicialmente previsto.

La concejala de Vivienda y Patrimonio, Isa Lozano, aseguró en el anuncio, en enero de 2020, que se quería poner en marcha la fase arqueológica proximamente y que la intención pasaba por elaborar rápidamente el proyecto de construcción para poder empezar las obras en 2021. Pero nada más lejos de la realidad: a estas fechas, el proyecto todavía transita por los primeros pasos dos años y medio después.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme