X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

coordinadora cree que la automatización pone en riesgo un tercio del empleo portuario

El principal sindicato de estibadores alega contra la ampliación del Puerto porque amenaza 500 empleos

17/01/2020 - 

VALÈNCIA. La entrada en servicio de la futura terminal norte de contenedores del Puerto de València pondrá en riesgo cerca de 500 empleos. Así lo estima el sindicato mayoritario de estibadores, la Coordinadora de Trabajadores del Mar, en sus alegaciones al proyecto de la ampliación norte, donde MSC prevé invertir hasta 1.011 millones de euros en una terminal de contenedores semiautomatizada y, por lo tanto, con una necesidad de mano de obra inferior a la que ya explota actualmente en el recinto valenciano.

Estas alegaciones, presentadas en las últimas horas del plazo que concluyó este miércoles, exigen un estudio sobre el impacto del proyecto sobre el empleo en el que se identifiquen los nuevos puestos de trabajo y los requerimientos formativos y su incidencia en el empleo existente. También reclaman "medidas sociales de acompañamiento" que se le puedan exigir al adjudicatario para minimizar el impacto de la robotización de los procesos.

Los malos augurios del sindicato contrastan con las previsiones de la propia MSC, que en su oferta estima la creación de 3.000 puestos de trabajo, incluyendo las fases de construcción y posterior explotación de la terminal, y se compromete a mantener los empleos actuales, aunque no especifica cómo.

Coordinadora sostiene que la automatización de procesos prevista en la futura terminal va a suponer una reducción "muy sustancial" de la mano portuaria, el número de operarios que componen de media cada grupo de portuarios que operan un barco y que actualmente ronda las 16 o 17 personas en terminales de contenedores convencionales.

Ello reportará a TIL –la filial de terminales de contenedores de MSC– un ahorro en costes de estiba muy relevante comparado con el gasto que ahora realiza en jornales de estibadores contratados en el Puerto de Valencia. Según Coordinadora, ese descenso previsto en la contratación de estibadores no se verá compensado en el futuro porque MSC no se ha comprometido a traer más tráfico de contenedores del que ya mueve actualmente en València en terminales propias o ajenas, sino a trasladar toda su actividad a un nuevo espacio.

Para realizar sus cálculos, el sindicato recuerda que MSC y Maersk, las dos navieras que integran la alianza mundial 2M, mueven alrededor de los 5 millones de contenedores TEU que pasan cada año por València, y la previsión es que la necesidad de trabajadores de cada mano se reduzca a la mitad como consecuencia de la automatización. Con ello, Coordinadora estima que alrededor de 500 estibadores, un tercio de los 1.500 operativos en València, verían peligrar su empleo.

45 millones de ahorro anual para MSC

Según esas cifras, el ahorro que la empresa obtendría con la terminal automatizada no es nada desdeñable. En concreto, si se toman como referencia los cerca de 90.000 euros que según fuentes del sector recibe anualmente un estibador en Valencia, MSC podría ahorrar nada menos que 45 millones de euros anuales en costes laborales.

Independientemente del riesgo de pérdida de puestos de trabajo, que puede amortiguarse con la congelación de la plantilla y las jubilaciones previstas, lo relevante de la alegación que ha planteado Coordinadora es que pone de manifiesto la vinculación entre la viabilidad de la inversión prevista por MSC, que alcanza los 1.011 millones de euros, y el ahorro en costes laborales.

Para apuntalar sus argumentos en contra, Coordinadora recuerda también el compromiso de empresas y sindicatos reflejado en el reciente V Acuerdo Marco del sector de la estiba, actualmente pendiente de aprobación definitiva, que obliga a las partes a negociar medidas compensatorias del impacto negativo en el empleo derivado de la transformación y automatización de las terminales de contenedores.

Además, el sindicato incide en que el proyecto del MSC adolece de referencias a la generación de empleo y al impacto que, de modo indirecto, producirá en la comunidad portuaria "y en el empleo generado por las empresas titulares del servicio de manipulación de mercancías en el Puerto de Valencia", en referencia a la repercusión en la carga de trabajo de la terminal de Cosco, donde MSC se ve obligada a desviar ahora parte de sus barcos por falta de espacio.

"A nuestro modo de ver, el Puerto de Valencia tiene la responsabilidad de impulsar el desarrollo tecnológico en todas las áreas, incluida la operativa portuaria pero, al tiempo, debe responder a la obligación social de contribuir a la generación de empleo y, particularmente, evitar o paliar la destrucción que pueda generar la robotización. En definitiva, es una administración responsable de y ante la Comunidad Portuaria", sostiene la plataforma sindical.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email