Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de febrero y se habla de vacuna covid-19 retail hostelería coronavirus turianova
GRUPO PLAZA

el pspv ha negociado con los partidos por separado

El PSPV de Mislata busca el apoyo de Compromís y Ciudadanos para aprobar los Presupuestos de 2021

24/11/2020 - 

VALÈNCIA. Mislata sigue la estela de la ciudad de València y sacará adelante el presupuesto del año 2021 con el apoyo de PSPV, Compromís y Ciudadanos. Una decisión más cercana a la voluntad de consenso que a la verdadera necesidad, pues los socialistas cuentan con una mayoría absoluta que les habría permitido aprobar las cuentas igualmente. Aun así, el PSPV encabezado por Carlos Fernández Bielsa se ha sentado a negociar con naranjas y valencianistas para incorporar algunas de sus peticiones clave a un documento que, casi con total seguridad, se validará la semana que viene en pleno extraordinario.  

Las negociaciones, sin embargo, no se han llevado a cabo a tras bandas ni tampoco han supuesto el acercamiento entre todos los actores implicados. Más bien al contrario, ha sido el PSPV quien se ha reunido individualmente con los representantes de los otros partidos para conseguir el a las cuentas. Tanto es así que el único concejal de Ciudadanos, José María González, se ha enterado del acercamiento con Compromís por la prensa. "Me sorprendí al leer que habían pactado con ellos. Nuestras propuestas no tienen nada que ver", afirma con vehemencia. "Ciudadanos únicamente ha negociado con el Partido Socialista, que en Mislata siempre ha presentado una postura muy razonable y centrada", ha querido aclarar.

Cabe recordar que el pacto con Ciudadanos se hizo público el pasado viernes, mientras que la firma con Compromís trascendía este lunes. Un fin de semana de diferencia que ha dejado a los naranjas ligeramente descolocados. Aun así, el Partido Socialista ya aclaró desde el primer momento que su voluntad era consensuar al máximo los presupuestos, por lo que se mostró abierto a negociar con todas las fuerzas restantes. "Nos hemos sentado con todos los que han mostrado interés en reunirse", afirmaban desde el gobierno de Bielsa. Incluso a una semana de que se convoque el pleno de aprobación, siguen manteniendo la puerta entreabierta: "No se espera que haya más movimientos, pero la posibilidad de presentar enmiendas todavía sigue ahí", concluyen, en lo que parece un órdago al Partido Popular y Vox. 

Pacto de los presupuestos con Ciudadanos

Finalmente, el concejal de Compromís, Javier Gil, suaviza las posiciones con respecto al pacto con Ciudadanos e incluso contradice la afirmación de que sus propuestas no tienen nada que ver: "Nuestras propuestas no chocan con las de Ciudadanos porque en ambos casos están muy enfocadas a la realidad de Mislata y a la voluntad de recuperarnos de la pandemia. En ese aspecto, no tendría por qué haber fricciones", difiere. "Percibimos en Ciudadanos una postura más moderada a raíz de la pandemia, así que les damos la enhorabuena por recuperar del sentido común". Con respecto al PSPV, explica que los contactos para llegar a un acuerdo presupuestario se iniciaron hace meses: "Es lógico que la dinámica el Botànic tenga también su reflejo en los municipios", concluye. 

Así, los presupuestos saldrán adelante con 17 votos a favor: los 15 del PSPV, el de Ciudadanos y el de Compromís. Por su parte, todavía no se sabe en qué sentido se pronunciarán los tres ediles del Partido Popular ni el de Vox.

Congelación de impuestos como guiño a Ciudadanos

El acuerdo entre Ciudadanos y el PSPV se basa primordialmente en las "medidas naranja" que el partido está impulsando a nivel nacional. Estas incluyen el apoyo al comercio, empresarios y autónomos, así como una bajada de los impuestos. En el caso de Mislata, no han conseguido convencer al partido gobernante para proceder a una rebaja fiscal, pero sí que han obtenido la congelación de algunas tasas. "Todavía estamos negociando cuáles, pero todo apunta a que el eje central será el IBI", ha adelantado González. En cuanto a medidas concretas, Ciudadanos ha acordado un aumento en la partida presupuestaria para los servicios sociales, y la puesta en marcha de una línea específica de ayudas para el comercio local. 

Asimismo, los naranjas también han conseguido llegar a un acuerdo con el PSPV sobre las obras de la zona deportiva. "El proyecto que los socialistas tenían en mente era mucho más grande, pero algo así no era necesario en Mislata. Mucho menos en un momento como el que atravesamos ahora mismo. Finalmente, hemos pactado una partida de 2,5 millones de euros para mejorar los accesos y adaptar las instalaciones al crecimiento de la demanda". De este modo, se procederá a la mejora del entorno existente pero no se acometerán intervenciones de mayor envergadura. 

Carlos Fernández Bielsa. Foto: KIEK TABERNER

Por su parte, Compromís también puso sobre la mesa su propia cartera de medidas económicas, sociales y medioambientales: "Ayudas para las familias monoparentales, ayudas para la compra de audífonos, cuestiones de movilidad urbana y ganar espacio para los peatones a través de las futuras obras en las calles Valencia y San Antonio", ha expuesto Gil. "Ayudas para el mundo fallero, que ha sido uno de los más castigados por la llegada de la pandemia y, obviamente, también para el comercio", ha añadido. En cuanto al presupuesto para ayudas sociales, los valencianistas han acordado un aumento del 10% en la partida.

Las cuentas todavía se encuentran en fase de negociación, por lo que no ha trascendido cuáles serán las partidas exactas para cada uno de los acuerdos. Lo que sí se sabe es que el presupuesto total del Ayuntamiento para el año 2021 ascenderá a los 34 millones de euros

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email