GRUPO PLAZA

ACERCAMIENTO EN LOS PUNTOS DE FRICCIÓN: Irlanda, competencia, pesca y gobernanza

El Reino Unido da marcha atrás y acepta las condiciones del mercado interior

9/12/2020 - 

VALÈNCIA. Después de que Michael Barnier, por la Unión Europea (UE), y Michael Gove, por el Reino Unido, quedaran en tablas de nuevo, fueron los segundos los que han llegado a un acuerdo, tras un maratoniano fin de semana en el que los detalles del Brexit se dejaron bajo la mesa. Pese a repetir una y otra vez desde fuentes del Consejo de Asuntos Generales, celebrado ayer, que se quiere un acuerdo pero no a cualquier precio, la Comisión Europea anunció un acercamiento en los puntos de fricción: Irlanda, competencia, pesca y gobernanza. El encuentro previsto esta semana, en Bruselas, entre el Primer Ministro británico Boris Johnson y la presidenta de la Comisión Ursula Von der Leyen puede ser la respuesta definitiva.

El negociador jefe de la Unión, Michel Barnier, y el vicepresidente de la Comisión, Maros Sefcovic, informaron a los ministros sobre los últimos acontecimientos en el contexto de la intensificación de las negociaciones sobre las futuras relaciones UE-Reino Unido, así como sobre la aplicación del Acuerdo de Retirada. Los ministros tomaron nota de la situación y reafirmaron su apoyo a la Comisión. La presidenta von der Leyen se congratuló en twitter del acuerdo. “Estoy encantada de que ahora tengamos un acuerdo de principios sobre todas las cuestiones pendientes en relación con el Acuerdo de Retirada del Reino Unido” publicó.

“Queremos abrir un nuevo capítulo y la UE continuará”, ha declarado ante la prensa Michael Roth, ministro de Estado de Alemania para Europa, tras el Consejo de Asuntos Generales. Lo más gracioso es que los perros británicos circularán antes que sus dueños por la UE, ya que el acuerdo sobre animales sí que se ha cerrado. La UE sigue comprometida con la celebración de un acuerdo ambicioso para las relaciones futuras. No obstante, los ministros subrayaron la necesidad de que las empresas y los países se preparen para todos los escenarios. 

Con acuerdo, pero no a cualquier precio

Michael Roth, ministro de Estado de Alemania para Europa declaró: “Seguimos comprometidos con llegar a un acuerdo, pero no a cualquier precio. Reiteramos nuestro apoyo a nuestro principal negociador, Michael Barnier, y a su equipo en sus esfuerzos por llevar estas negociaciones a un cierre exitoso. Mientras tanto, el Acuerdo de Retirada debe aplicarse en su totalidad. La confianza depende de esto. Por lo tanto, los problemas con la Ley del mercado interior del Reino Unido y la próxima Ley de finanzas no deben dejarse sin abordar”.

En este sentido, insistió en que “no ha habido movimientos en el Brexit respecto la parte europea. Todos quieren un acuerdo, pero no a cualquier precio”. Y añadió que lo único confirmado es la reunión en Bruselas entre el Boris Johnson y Ursula Von der Leyen para intentar llegar a un acuerdo en los próximos días”. 

La Comisión coincide con el Consejo en que “es fundamental garantizar que el Acuerdo de Retirada, en particular el Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, sea plenamente operativo al final del período de transición, es decir, a partir del 1 de enero de 2021”, añadió Roth. Este Protocolo protege el Acuerdo del Viernes Santo de Belfast en todas sus dimensiones, manteniendo la paz, la estabilidad y la prosperidad en la isla de Irlanda.

Por su parte, fuentes de la Comisión avanzaron el preacuerdo respecto a la Ley de Mercado Interior que aprobó el Reino Unido en septiembre y que es contraria al Acuerdo de Retirado firmado por Johnson en diciembre de 2019. “Tras un trabajo intensivo y constructivo durante las últimas semanas por parte de la UE y el Reino Unido, los dos copresidentes pueden ahora anunciar su acuerdo de principio sobre todas las cuestiones, en particular con respecto al Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte”, explicaba el comunicado de la Comisión.

En concreto, decía, “se ha llegado a un acuerdo en principio en las siguientes áreas, entre otras: puestos de control fronterizo / puntos de entrada específicamente para controles de animales, plantas y productos derivados; declaraciones de exportación, suministro de medicamentos, suministro de carnes refrigeradas y otros productos alimenticios para los supermercados, y una aclaración sobre la aplicación de ayudas estatales en los términos del Protocolo”. Las ayudas estatales a empresas es uno de los principales puntos de fricción al implicar el derecho de la competencia, que en la UE es muy estricto.

Las partes también han llegado a un acuerdo en principio con respecto a las decisiones que el Comité Conjunto debe tomar antes del 1 de enero de 2021. En particular, se refiere a las disposiciones prácticas relativas a la presencia de la UE en Irlanda del Norte cuando las autoridades del Reino Unido apliquen controles en virtud del Protocolo. 

Reino Unido retira varias cláusulas

Se trata de determinar los criterios para que las mercancías se consideren "sin riesgo" de entrar en la UE, cuando se trasladen de Gran Bretaña a Irlanda del Norte. La exención de las subvenciones agrícolas y pesqueras de las normas sobre ayudas estatales es otro tema de controversia. Así como ultimar la lista de presidentes del panel de arbitraje, para que el mecanismo de solución de controversias pueda comenzar a operar a partir del próximo año. Otro punto de acuerdo se refiere a la corrección de errores y omisiones en el Anexo 2 del Protocolo.

En vista de estas soluciones mutuamente acordadas, el Reino Unido retirará las cláusulas 44, 45 y 47 de la Ley de mercado interior del Reino Unido y no introducirá disposiciones similares en la Ley de impuestos. La Comisión abrió un procedimiento de infracción contra el Reino Unido ante le Tribunal de Justicia de la Unión Europea porque esta Ley contravenía el Acuerdo de Retirada firmado por Johnson.

Este acuerdo en principio y los borradores de textos resultantes estarán sujetos a partir de ahora a los respectivos procedimientos internos de ratificación en la UE y en el Reino Unido. Una vez finalizados, se convocará una quinta reunión ordinaria del Comité Conjunto UE-Reino Unido para adoptarlos formalmente. Estos encuentros tendrán lugar en los próximos días y antes de fin de año.

Durante todo el fin de semana, las negociaciones han sido más intensas entre los dos equipos negociadores, ya que el 31 de diciembre es la fecha límite para la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Dos conversaciones telefónicas entre Johnson y Von der Leyen y un encuentro en Bruselas intentarán poner punto y final a los continuos desencuentros que en los últimos meses han terminado con la paciencia del negociador europeo, Michael Barnier, y han provocado dimisiones en medio gabinete británico.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme