GRUPO PLAZA

el ente cierra el expediente de queja tras nueve meses de investigación

El Síndic de Greuges denuncia falta de colaboración de Sanidad para resolver la saturación en las urgencias del Hospital General

21/07/2022 - 

VALÈNCIA. La investigación de la Sindicatura de Greuges sobre la saturación de las urgencias del Hospital General de Valencia concluye sin que la Conselleria de Sanidad haya tomado medidas correctoras y con una acusación explícita al departamento que dirige Miguel Mínguez por la falta de colaboración para resolver una situación que los pacientes y profesionales del centro padecen desde hace meses.

El Síndic Ángel Luna dio por cerrado el expediente de queja mediante una resolución firmada este martes en la que lamenta que Sanidad no haya facilitado en plazo la información o documentación para facilitar su investigación, ni al inicio del procedimiento ni en respuesta a sus recomendaciones, en las que instó a la conselleria adoptar las medidas organizativas oportunas y dotar de plantilla suficiente el servicio de urgencias para garantizar la dignidad e intimidad de los pacientes.

Esta resolución cierra el expediente de queja iniciado en noviembre del año pasado, todavía con Ana Barceló como consellera, a raíz de que un trabajador de urgencias denunciase en representación de los empleados del servicio la saturación del mismo por la falta de medidas de la gerencia del centro, a la que previamente y de forma reiterada se le había alertado de la situación sin que esta adoptase medidas.

En paralelo a la investigación de la Sindicatura de Greuges, sindicatos como CCOO, UGT o CSI-F también han denunciado públicamente el "colapso" en urgencias, con una media diaria de 40 pacientes sin cama asignada y esperas de hasta cinco días a la espera de una cama para ser hospitalizados.

Esas denuncias desembocaron en una petición formal de dimisión de la gerente a princpios de este mes por parte del comité de empresa, que denunció que la acumulación de pacientes no era una situación "sobrevenida" por la pandemia, sino un problema "estructural" que se arrastraba desde hacía meses. El General de Valencia es el centro con más tarjetas SIP asignadas y, según el comité, el que cuenta con menos camas per cápita.

Tras recabar información de los promotores de la queja y estudiar las alegaciones de Sanidad, el Síndic de Greuges emitió a finales de mayo una resolución en la que daba un mes a la Conselleria de Sanidad para presentar un informe con las medidas que pensaba adoptar con vistas a resolver la "situación límite" del servicio de Urgencias del Hospital General de Valencia.

El departamento de Miguel Mínguez, a través de su directora de gabinete, respondió con un informe fuera de plazo en el que acepta "todas las recomendaciones y sugerencias" del Síndic y se compromete a trabajar con el equipo directivo del Hospital General para "dimensionar y crear la estructura de recursos humanos necesaria".

Además, le transmite al Síndic que continuará implementando medidas para "optimizar" los servicios del centro y recuerda iniciativas como la reforma integral de servicio de urgencias del pasado marzo, "que duplicó la capacidad de este servicio para mejorar los cuidados de pacientes complejos que precisan encamamiento". Al respecto, le informa de que en la actualidad se cuenta con 64 camas del servicio de Urgencias y se han realizado "actuaciones para la ampliación del número de camas de hospitalización".

También asegura Sanidad que el servicio de medicina interna se amplió con diez camas tras reconversión de la unidad de crónicos y se abrió una sala de pernocta con diez camas para pacientes quirúrgicos que requieren cama de hospitalización de corta estancia.

Ana Barceló y Miguel Mínguez. Foto: EVA MÁÑEZ

Problemas previos a la pandemia

En el escrito de queja que motivó el inicio de las actuaciones, el denunciante alertó de saturación en urgencias, falta de personal, deterioro de las infraestructuras y mala organización que afectaban directamente a la atención de los pacientes.

Denunciaba que algunos pacientes abandonaban las urgencias tras esperas de más de cinco horas sin ser vistos por el médico, la presencia de pacientes ingresados en pasillos o quirófanos de urgencias ocupados por urgencias diferidas complejas, de manera que cuando se presenta una emergencia quirúrgica se debe de cubrir por personal de urgencias

Según reflejó el sanitario en la queja, esos problemas se vienen denunciado "de forma reiterada" desde noviembre del 2018 y hay "más de diez informes rubricados por la inmensa mayoría del personal de urgencias" y tras varias reuniones en las que se han planteado las deficiencias del Servicio cómo deterioro de infraestructuras y recursos materiales, "todavía se esperan respuestas y acciones de mejora".

Finalmente, los trabajadores se decidieron a acudir al Síndic de Greuges por el creciente deterioro de la situación, el temor a no poder garantizar los cuidados mínimos a los pacientes y hacer conocedora a la administración de que "no podemos hacernos responsables de las consecuencias de esta situación que se ha venido denunciando en distintas ocasiones".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme