GRUPO PLAZA

El tripartito ultima su reforma de la Ley Electoral Valenciana

13/10/2020 - 

VALÈNCIA. Compromís, PSPV y Unides Podem debaten estos días los últimos flecos sobre una nueva propuesta de reforma de la Ley Electoral Valenciana. Una norma que en la legislatura pasada el tripartito ya trató de modificar y cuyo cambio principal se centraba en la rebaja de la barrera electoral del 5% al 3%, pero que no logró salir adelante porque en el último momento Ciudadanos, que en un principio se había mostrado favorable a esta reforma, retiró su apoyo y la hizo inviable. No en vano, el Botànic no contaba con la mayoría requerida de Les Corts para aprobarla en solitario. 

Ahora, con la dirección del partido naranja renovada, una legislatura nueva por medio y con Cs dispuesto a negociar sobre esta cuestión, la coalición valencianista quiere volver a intentarlo. El síndic de Compromís, Fran Ferri, trasladó a PSPV y Unides Podem la semana previa al Debate de Política General la propuesta de modificación legal que los tres grupos parlamentarios elaboraron el mandato anterior con la intención de reunir sus firmas de nuevo y poder registrarla para su tramitación. 

Desde entonces, la formación morada ha estado dándole vueltas al texto porque quiere introducir cambios sobre el borrador que ya en su día elaboraron. En concreto, en el artículo que obliga a los partidos a realizar listas cremallera -se alternaran hombres y mujeres de manera ordenada para garantizar la paridad al 50%- el grupo parlamentario del que es portavoz Naiara Davó quiere que puedan acumularse dos mujeres seguidas, pero no dos hombres. 

Una propuesta que todavía no se encuentra aún aterrizada y está retrasando el acuerdo en el tripartito, ya que los valencianistas dudan que esta fórmula vaya a favorecer realmente la presencialidad de las mujeres ya que, según los cálculos que realiza la coalición, ésta podría incluso perjudicarles. A diferencia de Unides Podem, los socialistas ya han trasladado a Compromís su conformidad para registrar el texto y comenzar a trabajar sobre él, por lo que se encuentran a la espera de que sus socios terminen de consensuar esta cláusula. 

Con todo, esta vez la reforma de la Ley Electoral Valenciana tiene más probabilidades de salir adelante que en la anterior legislatura, ya que Ciudadanos advirtió hace unos meses su predisposición a estudiar los cambios legislativos que proponía el Botànic II si se corregía la proporcionalidad en la representación que tiene actualmente cada provincia.  

Foto: KIKE TABERNER

A diferencia de lo que demandaban en la legislatura pasada, la modificación que plantean los naranjas ahora se podría acometer sin necesidad de cambiar el Estatut d'Autonomía -a lo que lo condicionaron en el mandato anterior- haciendo pequeñas variaciones en la representación de Castellón. Esto es porque el artículo 24 del Estatut contempla que cada circunscripción debe tener al menos 20 diputados y Castellón cuenta actualmente con 24, por lo que uno de los cambios que analiza Cs se basa principalmente en restar estos cuatro escaños a esta provincia y redistribuirlos entre Valencia y Alicante, que cuentan con una mayor densidad de población, si bien la fórmula para repartirlos todavía no se ha estudiado. 

Por el momento, el tripartito se ha fijado como fecha límite el 15 de octubre para registrar la propuesta y, con ello, quieren forzar a Ciudadanos a que presente su propuesta para cambiar la representación de las tres circunscripciones en la Cámara. 

El bloqueo de la anterior legislatura

En el anterior mandato, Ciudadanos retiró su respaldo a esta reforma después de que los grupos la estudiaran en la comisión de Coordinación de Les Corts. Con ello, socialistas, valencianistas y morados se quedaron sin la mayoría parlamentaria requerida para llevar a cabo la modificación del texto legal vigente, ya que no sumaban los 66 diputados necesarios, sino 55. 

Después de meses de debate en la comisión parlamentaria, el partido naranja puso encima de la mesa la necesidad de rebajar la barrera electoral al 3%, pero cambiando la circunscripción provincial -como está definida actualmente en la Carta Magna valenciana- por la única. Es decir, eliminar las tres demarcaciones provinciales actuales para dejar una sola de carácter autonómico. Opción que exigía una reforma del Estatut, que establece que es provincial, y que, por tanto, resultaba irrealizable porque apenas quedaba un año para que terminara la legislatura. 

Foto: KIKE TABERNER

Los ajustados plazos dejaban en vía muerta la iniciativa, dado que la reforma del Estatut debería ir al Congreso de los Diputados para validarse y los antecedentes que había en esta cuestión no eran nada halagüeños: la última modificación estatutaria que fue a la Cámara Baja tardó en tramitarse más de siete años y fue aplazada hasta en 45 ocasiones. 

Ciudadanos buscaba terminar con la sobrerrepresentaciones de algunas demarcaciones valencianas, como ocurre con la provincia de Castellón. Con el 11% del peso poblacional, obtiene en cada elección 24 de los 99 diputados de Les Corts, mientras que Alicante tiene 35 y València 40 con un 38% y un 51% de población total respectivamente. En término de electores, cada diputado de Castellón resulta electo por apenas 17.300 votantes, Alicante por 35.600 y en la provincia de València por 48.600. 

El cambio estudiado ahora, sin embargo, permitiría una reforma más ágil sin que ésta tuviera que pasar por una modificación del Estatut en el Congreso de los Diputados. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email