X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

presentado por ugt

El TSJ admite a trámite el recurso contra la RPT del Consorci de Museus

1/02/2018 - 

VALÈNCIA. La Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) se llevará a cabo con más dificultad de la anticipada por el gerente de la entidad, José Luis Pérez Pont. Si el pasado 19 de enero, durante la presentación de la programación anual del Centre del Carme, defendía que la reestructuración de la plantilla que planteaba era “perfectamente correcta”, pocos días después se topa con un obstáculo que podría trastocar el plan inicial. Fue este miércoles 31 de enero cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) admitió a trámite el recurso contra la RPT y la oferta de empleo público presentado por la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de UGT (FesP-UGT-PV), un recurso con el que quieren paralizar un proceso por el que más de la mitad de puestos del ente saldrían a concurso.

Fue el pasado 16 de enero cuando el sindicato interpuso un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del consejo general del Consorci de Museus, una relación de puestos de trabajo a la que dieron el visto bueno los miembros del mismo –entre los que se encontraba el gerente del CMCV; el conseller de Cultura, Vicent Marzà; o la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga- sin haber sido negociada con los trabajadores, punto que el sindicato ya criticó en un escrito presentado en el Centre del Carme, sede del Consorci. Dos días después de la presentación del recurso, en la mencionada rueda de prensa de presentación de programación, Pérez Pont respondía así al ser preguntado por dicha cuestión: “No nos consta que se haya interpuesto ningún recurso”. Del mismo modo, defendió que "no se ha producido ningún despido", aunque “existía la posibilidad”.

Foto: EVA MÁÑEZ.

La reestructuración de la plantilla se formalizó el pasado 30 de diciembre con su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), con lo que se aprobó la Oferta Pública de Empleo de las siguientes plazas: tres técnicos coordinadores de exposiciones, dos administrativos, un técnico de didáctica, un técnico de programas públicos y un auxiliar administrativo. Esto quiere decir que las plazas, de una plantilla total de catorce personas, saldrán a concurso. Con esto Pérez Pont busca “poner orden” en una institución “atrófica”, afirmó hace dos semanas. Pero, ¿por qué esta RPT? Según se especifica en el plan de ordenación de recurso humanos, parte de la plantilla del Consorci está compuesta por empleados de carácter laboral con la condición de “indefinidos, pero no fijos” derivados de un “fraude contractual”, una situación que “reclama la necesidad de regularizar la provisión de los puestos”.

La RPT es inevitable, por lo que los sindicatos esperan reducir el impacto a través de la negociación del texto ya publicado por el DOGV. A este respecto, el sindicato ha interpuesto una solicitud de mediación ante el Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunitat Valenciana por la modificación en las funciones de los puestos de trabajo que la RPT supone. En el documento al que ha podido tener acceso este diario esgrimen que se haya realizado la relación sin la correspondiente negociación con los sindicatos y, especialmente, que “se han establecido una nuevas funciones para los puestos de trabajo distintas de las que venían realizando”. En este caso, especifican en el texto que los cambios afectan a los puestos de técnico en gestión administrativa, técnico en gestión expositiva, técnico en programación expositiva y administrativo de protocolo y relaciones públicas.

De esta forma, el sindicato demanda “que se anule, se revoque y se deje sin efecto las nuevas funciones y tareas que se asignan a los puestos de trabajo”, un punto importante para UGT a la hora de mantener a los miembros de la plantilla, pues cambiar algunos requisitos de las plazas que saldrán a concurso podría imposibilitar que algunos de ellos accedan a las mismas, por lo que este aspecto se ha convertido el ‘objetivo a atacar’ por su parte. En cualquier caso, desde la conselleria de Cultura defendieron el pasado año que la RPT es “continuista” con la plantilla y que no se efectuarán despidos. “Simplemente regulariza la situación del personal del CMCV y reorganiza el trabajo con los mismos trabajadores existentes, salvo el caso de una persona funcionaria que deberá cubrirse una vez aprobada la RPT y que corresponderá a la plaza de técnico/a económico/a”, explicaron.

Para saber más

...

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email