Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

El turismo, un sólido débil

1/04/2020 - 

Hace un año por estas fechas, el debate en la ciudad de Valencia y entre todos los que tenemos que ver con el turismo era el porcentaje de la famosa tasa turística fallera. ¿Cómo son las cosas no? Hoy el mismo sector al que se le pretendía gravar con una nueva tasa, está en algunos casos, herido casi de muerte; pequeños negocios de restauración, alojamientos sin liquidez, guías, taxistas, sufren como muchos otros empresarios las consecuencias de una coyuntura sanitaria que hace tan solo tres semanas muchos pensaban que pasaría como si nada.

No quisiera con estas líneas meter el dedo en el ojo de nadie, ni atacar posturas o propuestas institucionales que no comparto, sin embargo si me gustaría provocar una reflexión para el futuro, desde luego ahora lo primero es ayudar a las miles de personas que lo están pasando mal en los hospitales, residencias de ancianos o casas. Sin duda la salud es lo primero.

Pero como esto algún día pasará y la vida por desgracias volverá en muchos casos a traernos reflexiones del pasado, me gustaría dejar a cada uno de los lectores de este artículo la posibilidad  de entender que el turismo como industria, es un sólido débil.

Cuando se habla de turismo siempre se evidencian los grandes números, los datos que además en los últimos años crecían a grandes cifras, facilitando de esta manera que más de uno sacara pecho sin ocuparse o preocuparse mucho en analizar el porqué y sobre todo el que pasará. Es en esos momentos cuando solo vemos al turismo como una industria solida a la que nada puede perturbar. Es verdad que nadie a principios de año podía aventurar esta situación, algunos ni si quiera hace dos semanas, pero éstas son cosas que suceden por desgracia y para las que este sector tan sólido no siempre está preparado.

Mientras que esta crisis afectará a la mayoría de los sectores, el turismo es sin duda el que más lo sufrirá ya que lo primero que se hace es limitar los viajes, los consumos en restaurantes, museos, etc. Un sector que no puede estocar y que no puede vender de hoy para mañana, además será el que saldrá más tarde ya que la recuperación del mercado no se consigue de la noche a la mañana, es una cuestión de confianza. La gente no viaja si no tiene seguridad y ésta seguridad no llegará en el mejor de los casos hasta el último trimestre del año. No es que tenga ganas de ser negativo, ni busco que nadie entre en fase depresiva, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre y esto será así, no evidenciarlo será engañarnos.

Es por tanto un sector solido débil porque además depende en muchos casos de decisiones públicas que no suelen ser por lo general ni ágiles, ni valientes. Ni van a ser rápidas para solucionar mañana el problema de liquidez de propietarios de restaurantes, de hoteles, de autónomos, etc., ni lo serán cuando pasado mañana tengamos que poner en marcha acciones no solo de publicidad, si no de incentivación al consumo, de generación de confianza en el mercado turístico, de reactivación del sector,  etc.

No quiero que veáis en estas líneas un ataque a ninguna administración en concreto, ni a color político, solo busco sensibilizar a todos aquellos que no son parte del sector y no llegan a entender su debilidad frente a situaciones como; pandemias, problemas de terrorismo, crisis económica. Si no entienden que éste es un sector débil y sensible frente a estas situaciones, ni cuando viene mal dadas serán capaces de actuar de manera ágil y determinante, ni cuando vuelvan a venir buenas, que vendrán, serán capaces de entender que cuando el viento sopla de cola es tiempo de recoger para cuando venga de frente y no de exprimir la vaca como si no hubiera un mañana.

Afortunadamente, este proceso llega en un momento en el que veníamos de una coyuntura positiva y parte del sector tiene mayor capacidad de reacción, pero el tiempo de evolución de la situación del Covid-19 será el que determine la capacidad de supervivencia de gran parte de nuestras empresas para las que solo espero que en el futuro, cuando todo vuelva a venir bien, nadie retome planteamientos cortoplacistas poco sensibles con un sector tan  sólido  y débil al mismo tiempo. Mucha fuerza a todos. #quedateencasaparadespuésviajarporcasaCV# 

Alberto Galloso es director de Soluciones Turísticas

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email