GRUPO PLAZA

Presenta un contencioso-administrativo ante el TSJCV

La patronal del transporte de viajeros recurre parte de las tarifas del área metropolitana de València

3/06/2020 - 

VALÈNCIA. La Asociación Empresarial de Transportes de Viajeros de Valencia (Adiva) lleva a los tribunales las tarifas de kilométricas fijadas por la Autoridad de Transporte Metropolitano de València (AMTV), organismo dependiente de la Conselleria de Movilidad, por mantener congelado durante tres años consecutivos el mínimo perceptivo. Es decir, lo que sería la bajada de bandera en los taxis pero en este caso aplicado a los autobuses metropolitanos (Metrobús) que circulan por València y su área metropolitana. 

"Necesitamos un equilibrio porque si no se revisan esos precios, las empresas no pueden asumir el incremento de costes con los mismos ingresos", explica el secretario de Adiva, Joaquín Tarazaga. Y es que, según explica, el último consejo de administración de la AMTV aprobó una resolución que establecía las tarifas kilométricas máximas revisadas para la red de transporte público en València. En el acuerdo, de nuevo, se mantenía invariable el mínimo de percepción de las concesiones de servicio público de transporte regular de viajeros por carretera.

La no actualización de este valor desde 2018 ha llevado a la patronal del transporte de viajeros a interponer una demanda contencioso-administrativa ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) al considerar que "injusto" que mientras en en el resto de operadores las tarifas se han ido ajustando, en el caso del Metrobús, servicio que prestan empresas concesionarias, "el mínimo de percepción se ha mantenido congelado sin que haya compensaciones", critican.

De acuerdo, con las tarifas aprobadas por la Autoridad Metropolitana del Transporte, el mínimo de percepción, IVA incluido, para trayectos realizados fuera del área metropolitana de València, se fija en 1,35 euros en billete sencillo. Sin embargo, habrá una bonificación del 30% para las personas mayores de 65 años, quedando establecido en 0,95 euros. 

En cambio, dentro de València se ha fijado en 1,45 euros para la tarifa aplicable al usuario general en billete sencillo, aunque, de igual modo, habrá descuento para los mayores de 65 años que abonarán 1 euro. Unos valores que, según denuncia la organización, se han mantenido estables desde hace tres años.

"Como mínimo deberíamos estar entre 5-10 céntimos más del precio actual en estos tres años", señala Tarazaga. De hecho, no es la primera vez que recurren a los tribunales. Ya lo hicieron en 2018 y 2019, cuando, pese a subir el IPC, estos mínimos no variaron.  "El problema es jurídico. La administración entiende que no tienen obligación de plantear cambios y nosotros defendemos que las empresas necesitan actualizar esa parte de las tarifas para compensar los costes que tienen", puntualiza el secretario de Adiva.

"Aumentarlo repercutiría en el precio del billete"

Desde la Consellería de Movilidad, dirigida por Arcadi España, explican a este diario que aumentar ese mínimo "repercutiría en el precio que cada usuario paga por cada billete" y, por tanto, creen que "hay que buscar un equilibrio entre usuarios/empresas", señalan. En cualquier caso, muestran su voluntad de reunirse con el sector, "escucharlo y después analizar si se puede llegar a algún entendimiento".

El conseller Arcadi España. Foto: KIKE TABERNER

Precisamente, está pendiente la licitación de las concesiones de las líneas interurbanas de autobús en València. La idea que baraja la Conselleria es sacarla "lo antes posible". Ahora con toda la crisis por el coronavirus se ha paralizado todo porque todos los procedimientos han quedado parados, pero el objetivo es comenzar a licitar lo antes posible", señalan.

Fue justo en abril del pasado año cuando el anterior departamento encargado del área de Movilidad, entonces dirigido por María José Salvador, aprobaba los dos primeros proyectos del nuevo servicio público de transporte de viajeros por carretera que incluyen 19 líneas de autobús interurbano en las zonas oeste y sur del área metropolitana de València. Y es que, según denunciaba entonces este departamento 75 de un total de 88 concesiones se encontraban caducadas, el 85% del total. 

Para ello, diseñaba un nuevo mapa configurado por 41 concesiones, de las que ocho corresponden a la provincia de Castellón, con cinco zonales y tres lineales; 15 a la de València, con nueve zonales y seis lineales, y 16 a la de Alicante, con cuatro zonales y 12 lineales; además de dos interprovinciales que cubrirán los viajes entre València con Benidorm, Alcoi, Alicante y Elx. "El mapa no cambia. Estamos finalizando los pliegos para comenzar a licitar. Todo se ha prolongado en el tiempo porque hemos estado hablando con el sector para rebajar la conflictividad estos últimos meses", explican desde Conselleria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email