X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SERIE DE ESPACIOS DE TRABAJO CREATIVO

En tu ofi o en la mía: COW in the Carmen

Gloria a la plaça de l’Àngel, trinchera en el cogollo de la ciudad resitiéndose a caer. Jóvenes creativos toman los bajos

13/02/2019 - 
Lugar: COW in the Carmen
Dirección: Plaza del Ángel 5, bajo izquierda, València
Metros cuadrados: 160 
Año de inauguración: 2018

VALÈNCIA. Larga vida a la plaza de l’Àngel, esa suerte de trincherita frente a una ciudad de kilómetro cero llamada a caer bajo la voracidad del oportunismo. Allí, otro pequeño símbolo, un grupo de jóvenes creativos liderados por Merxe Navarro y Carlos Gosende acometen un acto de rebeldía. Aprovechar los bajos para abrir sus propias oficinas dedicadas al diseño ( (gráfico, industrial, interior, arquitectura). “Pura esencia gamberra de el Carmen”, aclaran como grito de advertencia. Las razones son sencillas: “traspasar los límites para generar nuevas maneras de pensar. Somos arquitectos… la crisis nos ha forzado a reinventarnos constantemente”.

Foto: EVA MÁÑEZ.

La elección del sitio, en las faldas del barrio, desliza una actitud transformadora, una alternativa para devolver la vida constante a partir de fijar a la población laboral: “Escogimos el Carmen porque pensamos que nuestra propuesta puede encajar en esta área. Es un barrio muy interesante porque por un lado se está dejando turistificar de una forma masiva, pero por otro lado hay propuestas que luchan por traer de nuevo cultura a las calles. Miramos a Convent Carmen, los Pecha Kuchas, Intramurs, etc. y nos vemos reflejados. Podemos aportar nuestro grano de arena, sumarnos y actuar en nuestra línea. Es importante romper con el tabú de que el diseño es algo elitista”.

Y allí, en el entorno de la muralla árabe, frente a uno de los pocos talleres falleros activos en el Carmen, a la vera del atelier de Yica Djuric y el bar Arandinos (!), pusieron la pica en Flandes en el antiguo Purgatori, justo el local donde la mezcolanza artística generó movimiento noventero. “De entrada nos enamoró su particular estilo ecléctico, que al fin y al cabo define lo que es COW”, explican Carlos y Merxe. “Desde fuera es difícil intuir lo que hay dentro. Sin embargo cuando entras el espacio se abre en una doble altura monumental. Nos pareció que era un espacio fantástico para exponer arte, cartelería, ilustración, etc. Luego el resto del espacio era una amalgama de esencia del Carmen, rollo oriental y cultura underground, lo cual nos pareció muy auténtico y así lo hemos mantenido. Al final es una mezcla de todo: de su historia, su estilo, y su ubicación cercana a las Torres de Serrano en una plaza tranquila fuera de las principales zonas de paso de Ciutat Vella. Es una zona en la que apenas queda actividad de lo que fue y que estaría muy bien volver a traer a la escena”.

Foto: EVA MÁÑEZ.

Ni oficina ni estudio, o estudio y oficina, o todo lo contrario, qué más da. El diseño empapa las paredes, pero lo que está por suceder tiene el cariz de lo imprevisto: trabajos como los de comunicación y divulgación de arquitectura, desarrollo integral de proyectos (arquitectura, interiorismo, project management, branding, producto, ilustración), proyectos de colaboración artística…

Ah sí, y la vaca. La que les da nombre y la vaca de mimbre que tienen justo al acceder. Es el preámbulo de una retahíla de objetos bellos. Pasemos lista:

•La Parentesi, el botijo de Gandía Blasco, la edición del 36 del Neufert, nuestro sofá de las ideas de Yonoh Creative Studio, unas sillas breurianas… y la mesa, esa mesa cuyo propio roce exuda artesanía. “La diseñamos y construímos nosotros mismos”.

Foto: EVA MÁÑEZ.

Desde hacía meses sabían que querían bautizar a su espacio con el nombre de vaca, en inglés, pero el círculo se cerró cuando en pleno proceso de reforma un vecino se les acercó: “y nos dijo que esto era una antigua lechería. Supimos que era el sitio perfecto”. 

Al salir de COW su gata se pronuncia. Mientras, Merxe y Carlos, con la plaza de l’Àngel de fondo, responden ante el requerimiento de qué no debe tener un espacio de trabajo: “¡chocolatinas Milka!”. Concordamos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email