Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Carlos Madrid: "Veremos un 25% de lo que hubiera sido Cinema Jove en junio"

31/05/2020 - 

VALÈNCIA. Cinema Jove va a vivir una 35º edición sin celebración. De hecho, ni siquiera va a vivir una edición al uso. El festival de cine, que se suele celebrar a finales de junio, anunciaba hace unos días que se transformaría -este año- en una versión mini, con secciones pero sin jurado, ni competición, ni premios. La realidad del certamen es compleja: por una parte, el público crece progresivamente año a año, pero Carlos Madrid, el que ha sido su principal responsable durante los últimos tres años, ha ido arrastrando contratos temporales que no le permiten desarrollar un proyecto a medio o largo plazo. Ahora, contratado únicamente como director de programación externo, asume el reto de no dejar Cinema Jove sin su edición de 2020. Con el objetivo de comentar el presente y el futuro de la cita, concede unos minutos a Culturplaza.

- ¿Cinema Jove pasa a ser este año una muestra más que un festival?
- Bueno, yo diría que tampoco es así. Es decir, sí que es un festival en el sentido en el que tiene varias secciones oficiales con estrenos, tanto de cortometrajes, como largometrajes, como de webseries. En todo eso sí que es un festival. Yo diría más que es un festival sin algunas de sus partes que una simple muestra.

- ¿Por qué no se ha optado, como han hecho otros certámenes de cine, por cancelarla la edición directamente? ¿Cuál es la motivación de tirar hacia adelante?
- Había varias opciones sobre la mesa, y evidentemente, como en muchos otros certámenes, la cancelación total era una de ellas. La opción online era otra. Hemos optado por esta porque nos gustaría que Cinema Jove siguiera presente, de la manera que fuera, en el imaginario de su público y porque, en todo caso, si me preguntas a mí personalmente, yo prefiero hacer una edición reducida a no hacer nada para que esto sirva para que Cinema Jove siga presente en las expectativas de su público.

- Supongo que la selección estaba prácticamente hecha cuando optáis por hacer un versión reducida. ¿Cómo ha sido gestionar, una vez se cancela, el hablar con los autores de las obras seleccionadas?
- La selección de largos y cortometrajes estaba ya al 100% y webseries prácticamente también. ¿Cómo ha sido? Pues, sobre todo, triste, porque estábamos preparando, no solo las selecciones oficiales, sino los otros ciclos con mucha ilusión. Y más teniendo en cuenta la experiencia que tiene el equipo de estos tres años y viendo hacia dónde podíamos expandirnos, hacia dónde podíamos ampliar públicos, en qué otras salas  podíamos llevar a cabo nuestra programación además de las habituales... Había mucha ilusión al respecto. Y claro, que se tenga que cancelar obligado por estas circunstancias es triste y agotador. En mi caso, tardé unos días en asimilarlo.

- En la obligada selección por reducir a un único fin de semana la edición, ¿ha sido el equipo quién ha acotado o los propios films han decidido darse de baja al no haber ni jurado ni competición?
- Por ambas cosas, pero sobre todo por la primera. Ten en cuenta que va a haber mucha saturación de actividades en otoño, si es que se llevan a cabo, depende de si hay o no rebrote -y no volveré a pronunciar esa palabra-. Pero es cierto que, por ejemplo, en Cinema Jove una de sus sedes es el claustro gótico del Centro del Carmen, y sería absurdo hacer un ciclo en diciembre al aire libre.

Luego hay que tener en cuenta que otras actividades que también se han aplazado copan varias de las salas que son habitualmente empleadas por Cinema Jove. Con los que aplazan para estas fechas su edición de este año y con los que llevan a cabo su programación habitual esos días, hay que tener en cuenta que no todos cabemos en las salas. Ante la saturación de todo, pero también con la ilusión de hacer esta edición, teníamos que hacerla mucho más pequeña.

- ¿Qué tanto por ciento vamos a poder ver del Cinema Jove previsto en junio?
No lo sé exactamente, pero te diría que aproximadamente un 25%.

Carlos Madrid, en una foto de archivo. Foto: KIKE TABERNER
- Este año se celebraba la edición número 35. Es difícil, en las circunstancias que se están viviendo, hacer esta efemérides especial...
- Totalmente. No podemos hacer las galas y ni ciertas cosas que le darían más bombo a este número redondo, así que nos esperaremos al 40.

- Sin jurado, ni competición, ni premios... ¿Habrá Lluna de València?
- En principio no, pero eso aún está sobre la mesa y todavía no se ha tomado una decisión.

- Este año partía de que los datos del año pasado reflejaban un incremento importante de público y de atención mediática y parecía que se iba haciendo camino. Pero ya sea porque sigue sin resolverse el organigrama del festival, como justo esta edición forzosamente descafeinada, parece que Cinema Jove no consigue tener esa estabilidad deseada. Con todo esto, ¿hay riesgo de que la marca se pierda después de 35 ediciones?
En mi caso, y en el caso de lo que ha trabajado el equipo y la institución hasta ahora, yo te diría que no, pero esto creo que es una pregunta más dirigida a la Administración. Yo te puedo decir que hay voluntad, por lo que he visto y he oído, hay voluntad de que esto continúe hacia adelante y dotarlo de lo que necesite.

También lo digo porque, con mayor o menor inestabilidad en estos tres años, el equipo ha podido ir trabajando y hemos hecho todo lo posible porque la marca Cinema Jove pueda ir avanzando. Como decías, ha habido un incremento en estos tres años gradual de público y yo confío en que esto pueda seguir siendo así. Los tiempos que tengan que manejar para la duración de los equipos, tendrán que verlos la propia administración. Pero hasta donde sé, hay voluntad de mejorar en este sentido.

- El anterior secretario de Cultura y Deporte, Albert Girona, opinaba que era imprescindible que el director del festival estuviera contratado todo el año. ¿Ha notado en Raquel Tamarit un cambio de sensibilidad en este sentido?
- Solo te puedo decir que este año es muy raro en este sentido y que no he tenido ocasión de hablar con la secretaria autonómica de Cultura. Además, yo, hasta que no se retome en otoño la actividad administrativa para dotar de lo que necesita esta edición de Cinema Jove, no tengo que pronunciarme al respecto.

- ¿Qué límites tiene o qué pierde el festival con esta estructura tan frágil?
- La posibilidad de la posibilidad de estar comunicado todos los días del año con todos los agentes con los que necesita comunicarse. Tanto productoras, distribuidoras, otros festivales, prensa, público y todo aquel que necesite tener una comunicación con vía directa, tanto telefónica como correo electrónico, redes sociales. También hay ciertos estos informes que se tienen que emitir, por ejemplo, a la FIAPF u otras organizaciones que deben hacerse en otros en momentos del año que no son los álgidos de preparación del propio festival. Son cuestiones burocráticas que, si no las hace el equipo de festival, carga de trabajo al equipo administrativo del Institut Valencià de Cultura,  que creo que no está para que lo carguen más.

- ¿Cómo seguir diciéndole al público que una selección tan concreta como la de Cinema Jove, cuyos films son más para descubrir que para recoger películas premiadas en otros grandes festivales, que entre en la sala de cine?
Supongo que hay varias maneras. Yo siempre insisto en que son oportunidades únicas.  Habrá alguna que pueda tener una distribución en salas posterior, o alguna que llegará a Filmin, pero no sabemos cuáles.

Hay un equipo de cuatro personas seleccionando largometrajes y otro igual seleccionando cortometrajes. Y hay una prospección muy grande durante unos cuantos meses al año en festivales de la mayor reputación para hacer una selección de lo que nosotros pensamos que son las joyas del mejor cine internacional realizado por jóvenes. Tanto por la calidad y el esmero en la búsqueda de estas películas, como por la oportunidad única de verlas, yo creo que son alicientes más que suficientes para seguir viniendo a Cinema Jove... Sea en el formato que sea.

Carlos Madrid, en una foto de archivo. Foto: KIKE TABERNER
- El festival arrastra ciertos asuntos pendientes y querría preguntar por por un par de ellos. El primero es la presencia del audiovisual valenciano en el festival, que es relativamente limitada. ¿Es cuestión de que el audiovisual valenciano no tiene -ahora mismo- la fuerza o la calidad "suficiente" como para estar en una sección oficial de Cinema Jove, o que las películas y las producciones que sí tienen ese potencial pues confían más en otros certámenes más allá de la Comunitat?
- Para empezar, yo creo que la calidad del audiovisual valenciano es creciente y está en un buen momento, en un muy buen momento. Lo que sucede con Cinema Jove, a la hora de tener en cuenta cuánto de él está presente ahí, es que la limitación de edad a 40 años hace que no todos los directores puedan estrenar en el festival y eso ya ofrece una discriminación por edad que ya pusimos desde el principio para poder participar y reforzar la idea de la juventud. Por otro lado, habrá más largometrajes valencianos de lo de lo habitual en esta edición reducida, si bien todavía me gustaría esperar a que se revele los títulos en otoño.

Por otro lado, no sé si algunos proyectos prefieren otros festivales que creen que pueden dar alguna repercusión nacional, pese a que Cinema Jove la tiene. Yo no establezco una categorización general para todo, porque he hablado con muchos productores y directores valencianos a lo largo de estos años y cada uno me ha me ha mostrado una voluntad diferente y una estrategia de distribución diferente. Yo estoy contento porque varios de ellos sí que me han dicho que tenían a Cinema Jove como su primera opción, así que seguirá habiendo audiovisual valenciano.

De hecho, desde el principio optamos porque desapareciera la etiqueta de 'panorama valenciano' para poder insertar todos los cortos, largos y webseries dentro de las secciones oficiales. Primera, porque les otorga mayor prestigio, que por otro lado merecen. Y por otro lado, tienen también una mayor ayuda y repercusión cara a premios como los Goya.

- ¿Falta proyección nacional e internacional o atención mediática de lo que ocurre en el único festival valenciano reconocido por la FIAPF?
- Yo, la verdad, es que estoy muy satisfecho con la proyección nacional e internacional que ha tenido el festival. Si se revisa el dossier de prensa, se puede ver, tanto la prensa más especializada y las revistas de crítica han estado pendientes y han tenido sus corresponsales aquí. Y podríamos aumentar... Siempre se puede aumentar. La voluntad siempre es crecer. Pero hasta ahora, y vista la progresión que llevamos, yo estoy muy satisfecho.

- Después de estos tres años tan extraños, ¿con qué fuerzas te ves para abordar el festival del año que viene?
- Es la Administración quien tiene que decidir el concurso o el formato que vean mejor para la dirección del festival. Yo personalmente tengo muchísimas ganas de seguir.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email