GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de ajev

Villaverde: "Los empresarios debemos ser mucho más contundentes con el Gobierno"

11/05/2020 - 

VALÈNCIA. José Vicente Villaverde lleva más de cuatro años al frente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Valencia (AJEV). Desde que entró en 2015 su voluntad ha sido la de apostar por la consolidación de las empresas. Sin embargo, la dura crisis a la que se enfrenta la economía española por la pandemia del coronavirus amenaza con dejar a multitud de compañías con una fuerte estocada. 

Para Villaverde, el Gobierno ha pasado la patata caliente de la incertidumbre generada por el estado de alarma a los empresarios. "Somos nosotros quienes tenemos que endeudarnos y asumir el riesgo. Veo muchas sombras", insiste el empresario. Y ante esta situación, considera la patronal CEOE no ha estado a la altura de demandar a Pedro Sánchez lo que el empresariado espera. "Los empresarios tenemos que ser mucho más contundentes con el Gobierno", asegura.

- ¿Cómo va a salir el joven empresario de esta crisis económica? 

- Hay dos puntos clave. El primero es la liquidez. El gran problema ha sido tener que endeudarnos ante esta situación. Quienes hemos tenido que asumir este riesgo somos nosotros y yo veo muchas sombras. Hoy por hoy, lo que se está consiguiendo de liquidez través de los ICOs va con un retraso brutal desde que firmas hasta que está efectivo en la cuenta. En mi caso han pasado 20 días y no ha llegado. Si tú necesitas circulante para hacer frente a los pagos por el Covid y el ICO no los pone en marcha...

"Las ventas no se van a recuperar tan rápido como se tendrán que hacer frente a las deudas"

Y el problema no lo vamos a tener ahora, que las empresas tendrán circulante. El problema lo tendremos de aquí a un año cuando esos periodos de carencia que nos han dado con los ICOs acaben habrá que empezar a hacer los repagos y empezar a devolver la deuda. Y ahí es cuando irá a  peor, porque las ventas no se van a recuperar tan rápido como se tendrán que hacer frente a las deudas.

De aquí a un año se va a tener que hacer frente a una crisis brutal de liquidez de las empresas. Si no provisionan dinero para que haya refinanciaciones en ese momento, muchas empresas vamos a estar abocadas a irnos a concurso de acreedores con todo lo que ello conlleva.

- ¿Qué supone para la Comunitat Valenciana que solo 10 departamentos pasen a la Fase 1?

- Si ya estábamos tocados ahora estaremos hundidos. Es como hundir la flota. Hay muchos hosteleros que habían rescatado a gente de los ERTE. Al final los empresarios debemos ser mucho más contundentes con el Gobierno. 

Creo que CEOE, no CEV, en mi opinión ha sido muy blanda con el Gobierno central. AVE me ha representado mucho más sin ser componente del diálogo social que CEOE o Cepyme, que son quienes se sientan con el Gobierno. 

- ¿Qué medidas echa en falta por parte del Estado?

- Flexibilización de los ERTE. Tenemos un gran problema y es que una empresa que ahora tiene a todo su personal en ERTE cuando se levante el estado de alarma va a tener que recuperar a todos los empleados en ERTE por fuerza mayor, cuando no va a tener trabajo para darles a todos. Nosotros pedimos que éstos no se vinculen al Estado de alarma, que se vinculen al sector o a las ventas. Que puedas ir recuperando a gente del ERTE sin ningún tipo de problema conforme lo necesites.

- Habrá sectores más afectados...

- Yo no soy ningún gurú, pero entendemos que la hostelería no se va a recuperar hasta que haya una vacuna contando mínimo un año y medio.

- De hecho, el miedo se ha convertido en una nueva variable clave del sistema económico. Esto no tiene precedentes recientes...

- El gran problema de esto es que no estábamos preparados. Ni el Gobierno ni nosotros. Nos ha cogido a todos de imprevisto y la variable salud es la más importante. Desde la época de la Peste no se ha vivido nada parecido. Ninguno de los que estamos vivos hemos pasado algo parecido, como mucho queda gente que ha vivido algo de la Guerra Civil. Es nuevo para todos, nos ha cogido de imprevisto y desde el Gobierno se está actuando de forma muy improvisada. 

- ¿Y desde la Generalitat? 

- En el Gobierno autonómico ha habido una parte muy buena que es la unión entre éstos y la oposición. También se ha mantenido mucho diálogo con la parte empresarial y eso ha hecho que todo haya funcionado mejor. Sí que es verdad que no hay un plan y esa es una de las cosas que venimos reclamando. En función del escenario tener un plan. Alemania, en función del coeficiente de infección, tiene un plan para cada escenario. Yo tengo una empresa y sé, en función de las ventas, lo que debo de hacer. 

- ¿Qué debería contener ese plan?

- A parte de todo lo que son porcentajes de aperturas y protocolos, debería contener la flexibilización de los ERTE. Educación y cómo abren los colegios. A hostelería definirle una apertura con una serie de protocolos de seguridad. En función de la infección establecer una movilidad entre provincias. No podemos decirle a los hoteles que pueden abrir cuando no puede salir nadie ni entrar nadie. El sentido común hay que aplicarlo y no lo están aplicando en ese sentido.

Esto es una sensación personal, pero creo que se están lanzando muchas veces a querer salir a abrir sin tener claras las consecuencias de la salida. El Estado tiene un déficit económico brutal y no puede estirar mucho más esta situación. Pero para eso tienes que tener un plan muy claro a nivel sanitario y de prevención de salud. 

- ¿Con quién se han reunido del gobierno valenciano y qué les transmiten?

- En un principio nos dicen que la prioridad ha sido estabilizar la parte sanitaria, sobre todo de material para el personal sanitario y que para lo otro no hay un plan definido como tal, porque todo depende de cómo vaya la evolución del virus. Nos reunimos con Rebeca Torró, secretara autonómica de Economía, y nos comentó que era algo tan nuevo que dependía mucho del comité científico y, dependiendo de su valoración se actuaría.

"Vamos con un retraso de seis meses respecto a otros países"

En ese sentido, nos apuntaba a que el problema es la incertidumbre y por eso toman medidas a corto plazo porque no saben. Pero me sorprende que en otros países, que tienen el mismo virus y la misma problemática, no vayan tan perdidos. Esto es cambiante para todos. En Alemania la pasada semana ya abrieron los colegios y aquí se habla de abrir al 50% en septiembre. Vamos con un retraso de seis meses respecto a otros países.

También hay que reconocer que la Conselleria de Economía, que es la que se ha encargado de las compras a nivel sanitario, ha actuado muy rápido. Al final tú tienes que estar la altura y esto es un imprevisto. Pero los empresarios estamos muy a la altura, adaptando nuestras empresas y lo único que pedimos es que se nos deje trabajar. Que no se nos pongan palos en las ruedas y nos acompañen. 

- ¿A qué se refiere con palos en las ruedas?

- Por ejemplo, flexibilizar los ERTE. También una exoneración de impuestos como el IVA del trimestre, de la seguridad social que nos venía en marzo y abril. A nivel de autónomos pedíamos una exoneración de cuotas. Al final el Estado nos ha pasado la patata caliente con un aval del 80% de las pymes y de un 70% a las grandes empresas.

"Yo prefiero deber dinero a un banco que al Estado"

Pero al final el riesgo lo tienes tú y a quien vas a deber el dinero si tu empresa va a concurso es al Estado. Yo prefiero de debérselo a un banco que al Estado porque con el primero puedo negociar, con el segundo lo tengo más complicado. 

- ¿Son suficientes las líneas de liquidez del Estado y la Generalitat?

- Nosotros una de las cosas que reclamamos es que la SGR y el IVF mejoren las exigencias de solvencia porque al final, si tú le das financiación a las empresas que no lo necesitan, no estamos haciendo nada. Tienen que tener un rating de solvencia más flexible con empresas que, es verdad que alguna ya venía fastidiadas y ésta era la puntilla, pero conseguir salvarla. Los que no podemos hacer es dejarlas morir. 

El gran caballo está en los ERTE y en la agilidad del circulante. Desde que firmas con la entidad hasta que te lo ingresan pasan 25 días en las que pymes y micropymes mueren. Vamos a una crisis de concursos de acreedores que el juzgado de lo mercantil no va a poder asumir. Aunque también es verdad que hay una parte optimista, muchos emprendedores crearán nuevos modelos de negocio exitosos. 

- ¿Afectará esta situación a la marca España a nivel internacional?

- Yo personalmente creo que a nivel de marca España no tiene por qué perjudicar. Es un tema que nos perjudica internamente a nosotros. Donde sí tenemos que poner el foco, y lo hablamos con Torró y en un encuentro con la ministra de Industria, es la reindustrialización. Es el punto clave, y nos hemos dado cuenta que con esta pandemia estamos huérfanos de cierta industria que dependemos en exceso de países como China y que deberíamos plantearlos el producir de forma interna. 

"Tenemos que poner el foco en la reindustrialización"

Sin embargo, para eso necesitamos que el Gobierno apueste. Nosotros en AJE tenemos un proyecto de emprendimiento industrial, que estamos llevando a cabo y que ya hablamos en su día antes de todo esto con Empar Martínez. Pero todos sabemos los problemas que hay al emprender a nivel industrial, y es que se necesita una gran inversión.

Creo que de alguna manera sí que debería actuar el Gobierno dictando algunas medidas o copiando de otros países del mundo para favorecer ese emprendimiento industrial y crear una serie de clústers a nivel industrial y tecnológico para favorecer a nuestros propios países. Al trabajar con China al final hay intermediarios que en muchas ocasiones no son del todo de fiar. Implica retrasos, productos que muchas veces no son de las calidades adecuadas... En toda crisis hay una oportunidad y una es esta. 

- A nivel de digitalización, las empresas se han visto forzadas. 

- Las compañías se han puesto las pilas por necesidad. Esto nos ha servido como prueba de fuego sin haberlo ensayado y nos hemos dado cuenta de que las empresas podemos seguir funcionando telemáticamente. Sí que es verdad que yo soy de los que piensa que debe haber una combinación, porque no podemos estar todo el día metidos en casa, pero las cosas pueden funcionar. 

"Nos hemos dado cuenta de que las empresas podemos seguir funcionando telemáticamente"

Pero por un lado hablamos de flexibilizar el trabajo y el teletrabajo y por otro lado del control horario. Además de la inversión de las empresas. Ahora en el BOE se recoge que está prohibida la huella dactilar. Hace dos meses se hizo una inversión brutal de muchas empresas. ¿Qué pasa con eso? Si tenemos un protocolo de higiene lo podríamos utilizar. Las empresas que lo implantamos, ¿qué hacemos? ¿Implantamos otro modelo y volvemos a invertir? Yo soy de los que pienso que deberíamos alzar la voz de una manera más contundente.

- ¿Han faltado protocolos para los trabajos esenciales?

- Yo puedo hablar desde dentro de mi sector, la limpieza, que ha sido un servicio esencial. Nosotros hemos tenido que buscarnos la vida con técnicos, colaboradores o a empresa de prevención. El Gobierno no nos han mandado ningún protocolo diciendo cómo limpiar, higienizar, más allá de lavarse las manos y cuatro cosas más. Pero nos ha faltado apoyo. 

- ¿Afectarán más las aperturas a medias que no abrir?

- Yo soy de los que piensan que tienes que abrir o todo o nada. Un comercio, por ejemplo, en el que tengas que pedir cita previa para ir a comprar un libro. Al final lo que estamos fomentando es que se compre a las grandes superficies y estamos perjudicando al comercio de proximidad. Estamos favoreciendo a Amazon, a la compra online,... Porque si abrieras desde el primer minuto con mascarillas y un aforo, pero abierto.

Y mucha parte de culpa lo tenemos los ciudadanos y lo estamos viendo estos días. A la gente le dejas salir y ves manadas con falta de responsabilidad y si nos vuelven a confinar ya no podremos echarle la culpa al Gobierno, sino a nosotros mismos. 

- ¿Van a bajar muchos negocios la persiana?

- Yo tengo una predicción sobre todo a nivel de desempleo, y es que en septiembre-octubre estaremos cerca de 8 millones, en torno al 35% de desempleo, que es una barbaridad. Y eso es insostenible a nivel económico. Si solo 12 millones vamos a sustentar al resto es complicado. 

- ¿Qué estáis haciendo desde AJEV para ayudar a vuestros asociados?

- Principalmente lo que hicimos es adaptar nuestras comunicaciones a las necesidades de los asociados porque sí que detectamos que los empresarios y empresarias se encontraron con un bombardeo de información caótico y desde AJEV quisimos poner orden. Nos han agradecido recibir información clara y concisa.

También hemos adaptado eventos a la parte virtual con webinars de laboral y financiero, desde cómo hacer un ERTE a financiación, ayudas... También hemos recogido sus quejas y se las hemos transmitido a la administración del colectivo real. Y ahora, que ya ha pasado este boom, sí que hemos retomado formatos de acerca a grandes referentes a los empresarios a través de webinars, desde la científica Pilar Mateo a Rafael Juan, CEO de Vicky Foods. Al final lo que queremos es no parar y dar visibilidad a los asociados que siguen trabajando, tanto adaptándose a esta crisis como en su actividad. 

Se trata de transmitir optimismo. Esta es una situación difícil pero juntos lo vamos a superar. Lo único que pedimos es al Gobierno, tanto central como autonómico, que no nos pongan trabas y que sea todo mucho más fácil porque al final quienes nos van a sacar de esto son empresarios y trabajadores. Porque quienes generan empleo son los empresarios y quienes hacen que las empresas funcionen son los trabajadores. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email