GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de jóvenes empresarios de valencia

Villaverde: "Es necesario ampliar la devolución de los ICO, porque se va a dar una crisis de liquidez"

29/11/2021 - 

VALÈNCIA.  José Vicente Villaverde renovaba el pasado año su presidencia en la Asociación de Jóvenes Empresarios de Valencia (AJEV). El joven empresario está al frente una cuarta legislatura en el que han conseguido aumentar en un centenar el número de socios hasta los 350. Años en los que han puesto en marcha y consolidado iniciativas como los premios Jóvenes Empresario o el programa Operación Consolida.

Además, volverán a organizar el proyecto de Valemprén, dirigido al emprendimiento rural en zonas más desplobladas en la provincia de Valencia y están decididos a ser un agente crítico constructivo y apoyar mucho a que el sector productivo valenciano joven crezca.

- ¿Cuál es el escenario empresarial tras más de un año y medio de pandemia? 

- Tenemos muchas empresas en coma que, cuando llegue el momento de hacer los repagos de los ICO sumado a los incrementos de cotizaciones y a las salidas de los ERTE, estarán en una situación complicada. Además, tenemos una situación en la que no se pueden presentar concursos de acreedores, porque tenemos moratoria.

Así que, en el momento en el que se liberalice el poder presentar concursos de acreedores, estás van a ir directamente. Por otro lado, en las empresas de los jóvenes empresarios, hemos sido muy resilientes y hemos sido capaces de aguantar la situación. Quizá esa parte de empresa joven, con trayectoria más corta, nos ha permitido tener menos estructura. 

Unas estructuras con las hemos sido mucho más ágiles y hemos sido capaces de adaptarnos mejor a la situación que ha venido. Pero me preocupan no solo los empresarios jóvenes, sino la situación empresarial en general porque hay mucha empresa en coma que cuando se levante la moratoria de los concursos de acreedores irá y que va a llevar a un colapso de los juzgados de lo mercantil.

- ¿Han sido las medidas tomadas por el Gobierno demasiado generalizadas? 

- Ahora las empresas estamos dopadas. Creo que se han generalizado las medidas y que tendrían que haberse hecho por sectores, porque algunos han mejorado sus ventas en 2020. Se tenía que haber puesto más el foco en sectores como hostelería o turismo que han sufrido mucho. 

Y, además, el hecho de que las empresas hayan recibido créditos ICO por parte de las entidades financieras ha sido un error. Tendría que haber sido una forma de ayudas directas desde el Gobierno, que no hubieran computado cirbe (deuda financiera), porque ahora lo que está sucediendo es que las empresas estamos otra vez creciendo, y tenemos una palanca brutal.

Venimos con unos resultados muy negativos en 2020 y nuestros balances son bastante malos, al que se suma un sobreendeudamiento de las empresas que está lastrando a las empresas porque esa cirbe que tiene esta sobreendeudada y los bancos han cerrado el grifo. Por lo tanto, estamos lastrando el crecimiento porque el Gobierno ha querido dar los ICOs a través de entidades financieras y no a través de ayudas directas que no computaran cirbe.

- ¿Hasta cuándo habría que mantener los ERTE?

- El tema de los ERTE, ahora mismo, con la recuperación es un mal menor. Ahora deben quedar unas 200.000 personas en ERTE, si no recuerdo mal. Lo que es necesario es ampliar la devolución de los ICO, porque se va a dar una crisis de liquidez después de que las empresas se endeudaran, de promedio, entre 30 y un 40%. Y las ventas no han crecido desde marzo de 2020 esos porcentajes. Por lo tanto, tenemos que exigir que se amplíen un año más los repagos de los ICO covid.  

- ¿A esto se suma un escenario de subida de impuestos?

- Se acerca, por desgracia, la tormenta perfecta para el sector empresarial. Se está juntando el incremento de cotizaciones sociales, incremento de carburantes, de costes energéticos, fletes a nivel de exportación por las nubes,... Se están juntando muchos condicionantes sumado a las nuevas olas de covid. Una incertidumbre brutal, por lo que creo que el próximo año será complicado. A esto se suma el sobreendeudamiento de las empresas, el sistema financiero cerrado,...

Aún así, el turismo está volviendo a los índices previos de la pandemia, la exportación pese a los costes de fletes también y las empresas estamos volviendo a los niveles prepandemia con un crecimiento alto.
 

- ¿Da un poco de miedo la actuación de la administración ante la quinta ola de covid?

- Nosotros queremos que apliquen el sentido común. Que hagan un ejercicio de empatía con nosotros y que entiendan que tenemos unos empleos que mantener e incluso hacerlos crecer; unas ventas que mantener y unos impuestos que queremos pagar. No conozco a empresario que no quiera pagar impuestos, pero necesitamos medidas que apoyen al crecimiento empresarial, no la toma de decisiones sin sentido.

- ¿Requerís nuevas medidas a la administración?

- Al final, las medidas que pedimos los empresarios son las mismas que ya venimos reclamando y es que, en la peor situación, no se nos incrementen los impuestos. No podemos seguir pagando cerca de un 37% de cotizaciones sociales y encima que ahora se nos quiera aumentar con un 0,6% más. Sería un, "dejadnos trabajar". Todos los empresarios queremos crear empleo, no destruirlo. Queremos hacer crecer la riqueza en la sociedad. Queremos que no nos asfixien y nos dejen trabajar. 

- ¿Cómo ha sido la actuación del Instituto Valenciano de Finanzas durante la pandemia?

- Ha hecho un buen trabajo. Ha sido un instrumento de financiación que, la verdad, es de agradecer que en la Comunitat Valenciana existan y que no funcionan tan bien en otras autonomías. 

- ¿Falta más empuje en algún área desde el Gobierno autonómico?

- Al final, el problema de la administración autonómica es que está cogida de pies y manos por el Gobierno central. Donde tenemos que poner el foco los empresarios valencianos es en éste. No podemos exigir mucho más al Gobierno autonómico porque estamos infrafinanciados. Y porque las medidas que más nos afectan a los empresarios suelen ser medidas que vienen desde el Gobierno central como incremento de cotizaciones o tema energético.

A la administración autonómica solo puedo pedir que sean mucho más ágiles en la parte burocrática de cualquier tipo de permiso a la hora de crear nuevas empresas, cualquier tipo de permiso o licencias. Ahí tenemos que trabajar en eliminar trámites burocráticos y no tener a una empresa que quiere montar una nave y que lleva tres años parados por un papel de medio ambiente. 

- ¿Se ha retomado la creación de compañías?

- Se está empezando a ver un pequeño ápice de creación de empresas prepandemia. El problema es que ahora mismo ser empresario es de valientes. La situación es complicada y lanzarse a la piscina. Nosotros desde AJEV vamos a apoyar y facilitar la creación de empresas. 

- ¿Hace falta apostar más por la consolidación de compañías?

- Creemos que sigue haciendo falta que se apueste mucho más por el crecimiento y la consolidación de las empresas. Y al final, seguimos invirtiendo muchísimo dinero en creación de empresas en general, sean del sector que sea. Las empresas que tienen 7, 8 o 9 años son las que crean más empleo, porque el que acaba de empezar suele ser autónomo.

Entonces, necesitamos que desde la parte de la administración pública se fomente mucho más el apoyo al crecimiento y a la consolidación de las empresas. Pero también a los sectores tradicionales, a que se digitalicen, pero que sean cosas reales y tangibles y muchos casos no está llegando.

- ¿Cómo valora la labor de las patronales ante la crisis?

-  El trabajo que se ha hecho ha sido excepcional. Salvador Navarro, desde la CEV, ha hecho un gran trabajo. En mi caso, estoy en el comité ejecutivo y lo he vivido. Por lo que hablo con otros presidentes de AJEV España que está en la ejecutiva de sus patronales, CEV Valencia ha sido un agente brutal y en todo momento nos han tenido informados. Técnicos de la CEV han estado en reuniones con la Generalitat hasta altas horas. Así que ni un pero, solo agradecer el trabajo que han hecho. 

- ¿Qué peculiaridades tienen los jóvenes empresarios respecto a la gran empresa?

- Empezando porque al final todo nuestro tejido, el 95% de nuestros socios son pymes. Con lo cual, hablamos de problemas reales y mucho más diferentes. Tenemos que adaptarnos al momento y a la realidad, y en ese sentido buscamos ser más ágiles. Al final, lo bueno y lo malo que te da la pyme es la agilidad. Lo malo es la agilidad porque el director general o gerente hace de todo; y lo bueno es que cuando llegan los momentos malos nos permite adaptarnos más a la realidad del momento. En este sentido, pedimos que la administración pública sea muy ágiles con nosotros. No tenemos recursos financieros para estar tres años esperando que se construya una nave.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme