Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 5 de marzo y se habla de pablo hasel LA MANADA retail fusión bankia caixabank
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA AL DIRECTOR GENERAL DE ANGELS

Pepe Peris (Angels): "No nos gustan los proyectos que queman mucha caja para crecer"

8/02/2021 - 

VALÈNCIA. Angels, la sociedad de inversión de Juan Roig, ha decido convertirse en un catalizador de financiación para compañías en fase semilla y para ello busca fórmulas con las que canalizar a todos aquellos inversores privados que se acerquen con la intención de entrar en el capital de startups

Para desarrollar este nuevo modelo que les permita impulsar aún más a las compañías de Marina de Empresas, se encuentra al frente Pepe Peris, su director general. Licenciado en Derecho por la Universitat de València, entró en Bancaja Empresas a finales de 2007. "Ahora hablas de esto y parece que lo haces de las pesetas, pero en su día en València se tomaban muchas decisiones de empresas grandes y veías muchas cuestiones de emprendedores", recuerda.

Fue en enero de 2018 cuando se incorporó a Angels. "La banca de empresas y de inversión no es lo mismo, pero tienen muchas similitudes, porque al final tratamos con empresarios y su negocio", señala. "En empresas más tradicionales se mira más el histórico y en inversión miras al futuro, pero al final estás tratando con empresarios, cuentas de resultados y balances". 

- Se anunciaban cambios hace una semana respecto al modelo de Angels. ¿En qué se reflejan?

- Hasta ahora, Angels lo que hacía era invertir de un modo directo en proyectos de Lanzadera. El giro que queremos dar no es solo invertir mucho más desde Angels en proyectos de Marina de Empresas -que también- sino conectar los proyectos que están en ronda con inversores. Marina ha llegado a ser un referente para emprendedores a nivel nacional. No obstante, la inversión no es lo primero que necesita un emprendedor. Lo primero es tener una idea, trabajar mucho, rodearse bien de colaboradores y a partir de ahí la inversión en algún momento será necesaria.

"Queremos conectar a todos los proyectos que necesitan inversión con inversores"

Entonces será cuando Angels tenga que estar ahí tanto para invertir directamente como para conectarlo con otros inversores. Y es que el número ha evolucionado mucho en los últimos diez años. Si entonces buscabas un inversor, si no tenías un 51% de la empresa no invertías. El concepto de inversores era que si ponías el dinero querías tener la mayoría.

Esto ha cambiado en los últimos diez años y hay muchos más inversores que quieren invertir y entienden cómo funcionan las startups. Que puedes hacer una inversión, tener un 5 o un 10% y atándolo bien con un pacto de socios es un modelo que funciona. Ahora hay muchos inversores que saben cómo se financia una startup, aunque también saben que hay mucho riesgo y hay que hacer muchas operaciones para tener éxito. Pero ese es el paso que queremos dar, conectar a todos los proyectos en ronda con inversores. 

- En ese sentido se pontenciará la coinversión. 

- También estamos viendo que hay personas que a día de hoy no invierten, pero quieren invertir en startups y nos dicen, ¿podríamos invertir con vosotros? Estamos trabajando como reto para 2021 en ver cómo canalizar a todas las personas que tienen capacidad de invertir y que quieren coinvertir con Angels.

- ¿Cómo ha sido la actividad de Angels en la pandemia?

- No esperábamos en absoluto lo que iba a pasar y no teníamos nada previsto. Entonces, lo que hicimos durante el primer mes es, en la cartera que tenemos de participadas, ver a quién le estaba afectando más y solucionarlo. Sobre todo eran cuatro las participadas a las que más afectaban las restricciones en turismo y la hostelería y nos adherimos a la posibilidad de los ERTE y a la financiación de los ICO. En el momento en el que pasamos este primer shock vimos que había otras empresas de la cartera que a nivel financiero estaban yendo muy bien, como Codigames o Quibim, que es de salud y adelantó una ronda de inversión que se cerró en mayo junto a inversores europeos de 7,5 millones. 

"Cuando empezó la pandemia eran cuatro las participadas a las que más afectaban las restricciones"

Incluso también la de Zeleros, que fue de 8 millones de euros. Hubo empresas a las que les afectó mucho y que ya se han repuesto, como ha sido el caso de Vivood, un hotel que estuvo afectado por el Estado de alarma entre el 15 de marzo y el 12 de junio, pero que en los meses que ha estado abierto ha recuperado la facturación incluso haciendo los mismos números que en 2019. Ha sido una gestión increíble de Dani Mayo, socio fundador y CEO, que ha sido capaz de hacer los mismo números en 2020 que en 2019 con un año desastroso. 

- ¿En qué tickets de inversión se mueve Angels?

- Invertimos en fase incipiente: entre pre-seed y pre serie A para tener entre 5 y un 20%. No tenemos nada escrito en cuanto a cantidades ni es una línea roja, pero el giro hacia el que queremos ir es tener muchas más participadas y eso hace que nuestra involucración, a nivel personal sea la misma, pero a nivel financiero sea menor. 

- El presidente de ASCRI, Aquilino Peña, señala que la clave de la financiación en el espacio fue en fases semilla, porque las grandes rondas ya llegarían de fuera con grandes fondos. ¿Hay que reforzar esa parte semilla?

- Ahí tenemos el foco y durante los últimos años han crecido mucho los inversores en esta fase. Pero sí que es dónde puede haber más déficit de inversión. La otra parte está cubierta. Las series A no hay ningún problema de inversión para las empresas que son capaces de llegar a ese estadio, aunque lo difícil es llegar a esas métricas. Y sí que es cierto que para las fases anteriores, que es nuestro foco, vemos una oportunidad. 

- ¿Se está reduciendo el capital semilla durante la pandemia a causa de la menor inversión de business angels?

- Sobre todo en un momento de incertidumbre, la caja es la clave y muchos inversores han intentado hacer una provisión de caja ante la situación. Todo lo contrario que hizo en abril Juan Roig que fue redoblar la apuesta por Lanzadera y buscar más proyectos. Una parte donde Angels sale muy beneficiado al invertir en proyectos de Marina de Empresas. 

- ¿Cómo se deciden las inversiones? Porque abordáis todo tipo de proyectos...

- Invertimos en personas. Desde Angels tenemos clarísimo que en la fase en la que invertimos es la persona y el equipo directivo del que se rodea quien tiene que reunir la capacidad de llevar a cabo el proyecto que nos está contando, porque no hay ningún histórico que avale ni nada que nos haga garantizar de forma tangible el éxito del proyecto más allá de la capacidad de su número 1. Respecto a qué es lo que más nos gusta de estos emprendedores, Juan Roig tiene claro cuál es el camino del éxito de un empresario.

"Buscamos proyectos que naden a contracorriente"

Esto supone el foco en la misión. El orden secuencial y de importancia de los cinco componentes: cliente, trabajador, proveedor, sociedad y capital en ese orden. Buscamos emprendedores que tengan mucho foco en el cliente, que sean sostenibles en el uso de capital eficiente, que si gastan un euro es porque esperan ingresar 1,01. No nos gustan los proyectos que queman mucha caja para crecer, sino los que crecen despacio. Porque lo que no funciona en pequeño no funciona en grande. Los números tienen que salir. Y por último la cultura del esfuerzo, que es el lema de Juan Roig en todas sus iniciativas y eso no falla. Quien más suerte tiene es quien más entrena. 

Pero también buscamos que naden a contracorriente. Que estén haciendo algo diferente a lo que está haciendo el resto. Como inversores, que no sabemos de nada, confiamos en que tienen que ir por delante de la curva. Si hace lo mismo que hacen todos pues no te irá mejor que al resto. Innovando con cabeza, no hay que inventar la rueda, pero ir un pasito, algo que es más fácil cuando estás empezando con una startup. Si no tienes una gran estructura, es más fácil innovar y tomar decisiones rápidas. 

También nos fijamos que esté en un sector de mercado que vaya a crecer mucho en los próximos 3, 5, 7 o 10 años, que es cuando nosotros tenemos previsto salir. Tampoco tenemos unos años de salida cerrados pero sí tenemos previsto salir con una rentabilidad. 

- ¿Y cuáles son estos sectores?

- Aquellos que están empezando a digitalizarse y que entendemos que lo harán en los próximos años. La educación, la entrega de última milla,... Porque son los proyectos que encuentran la rentabilidad de un modo más fácil porque cuanto más tecnológico es un proyecto más fácilmente escalable y de internacionalizar. 

- Siempre decimos "Juan Roig invierte". ¿Qué papel juega en la inversiones que se realizan? Al margen de poner el capital, obviamente. 

- Él da la última palabra a todos los proyectos. Antes de hacer cualquier inversión, Héctor Hernández, de Marina de Empresas, despacha con el presidente en qué va a invertir Angels y la última decisión es de ellos. Sabe perfectamente en qué está invirtiendo y nosotros desde Angels lo que hacemos es proponer las oportunidades de inversión que cuadran con los criterios de inversión que tenemos: un número 1 muy claro y el modelo de calidad total.

- ¿Hay líneas rojas?

- La única línea roja es que legalmente no haya ninguna duda del proyecto. Por encima de la rentabilidad que buscamos, nuestra máxima es la reputación de Juan Roig y no entramos en nada por muy atractivo que sea económicamente que no tengamos clarísimo tanto que es legal como reputacionalmente correcto. 

- ¿Qué previsión hay en Angels de inversión para 2021?

- No tenemos un presupuesto fijo, pero sí que aspiramos a mucho más. Si en los últimos 6 o 7 años que llevamos invirtiendo desde Angels hemos hecho 28 operaciones, tenemos que hacer mínimo el doble. Diría que para los próximos cuatro o cinco años tenemos que hacer por lo menos 50 entre los próximos 3 o 5 años.

- La misión es desinvertir, ¿cuáles han sido los mayores éxitos de desinversión de Angels?

- Por la fase en la que invertimos, podemos desinvertir de tres maneras: o que sea el propio emprendedor el que recompre su empresa, y son casos que hemos tenido en Torre Oria, Vivood y Codigames parcialmente, con retornos muy atractivos para nosotros. Otra posibilidad es salirnos total o parcialmente en una ronda de mayor tamaño, que ha sido el caso de Quibim en el que hemos vendido parte de nuestro porcentaje y hemos recuperado con creces la inversión que hemos puesto. O que se venda la empresa íntegramente a un tercero, que fue la venta de Afterbanks a Indra. 

"Nuestro objetivo es la rentabilidad, pero lo que también busca Juan Roig es la generación de empresas y empleo"

Nuestro objetivo, por supuesto, es la rentabilidad, pero lo que también busca Juan Roig es la generación de empresas y empleo. Él tiene la máxima de que si hay un emprendedor que satisface la necesidad de un cliente hay un empresario y si hay un empresario se crean empresas. Las empresas crean empleo y el empleo crea riqueza y cuando se gestiona bien, se crea bienestar. Y eso es lo que él quiere, más bienestar en la Comunitat Valenciana y España.

- ¿Destacarías algunas de las inversiones actuales?

- Internxt, que acabamos de invertir, del valenciano Fran Villalba. Ese es un ejemplo claro de lo que queremos hacer en Angels, invertir en personas. Es humilde, nos parece brillante, está en un sector tecnológico y tiene una visión clarísima de hacia donde quiere ir,.. Con Codigames también estamos muy contentos. Es el caso de éxito, sin duda y ojalá salgan más, pero será el caso de éxito de Marina de Empresas durante muchos años con lo que han hecho. Y lo que ha hecho Dani Mayo con Vivood también es genial.

También estamos muy contentos con Gana Energía, que están nadando a contracorriente y están intentando tratar muy bien al cliente en el sector de la electricidad. Por eso también nos gustaron mucho. Es un sector de grandes multinacionales pero quieren poner mucho foco en atender bien al cliente y vieron esa oportunidad. Y la idea es hacer muchas más inversiones durante los próximos años.

- ¿Deberían invertir más family offices valencianas en startups?

- Absolutamente, pero no puede ser porque lo digamos nosotros aunque estemos convencidos. Aquí Juan Roig tuvo una visión hace siete años, y fue por delante del resto y lo vio clarísimo, y el tiempo le está dando la razón con casos como Codigames, donde invirtió en 2014 y cerró el año pasado con un beneficio bruto de más de 20 millones que será superior en 2020. En este sentido, dentro de una cartera de un family office al margen de inmobiliario, renta fija y renta variable -que será la mayoría de la cartera-, tienen que destinar un porcentaje pequeño a startups, porque es verdad que el riesgo es muy elevado. Y ya lo hacen muchos. Se acercan muchos inversores a Marina para ver cómo invertir en startups y queremos facilitar ese canal para invertir desde aquí.

"Dentro de la cartera de un 'family office' tienen que destinar un porcentaje pequeño a 'startups'"

En este sentido, tenemos la iniciativa de Deck&Docks. En este foro se están conectando una media de 200 inversores cada mes e invierten en los proyectos que se presentan. Hacemos una selección de cinco proyectos, aplican más de 50 tanto de dentro como de fuera de Lanzadera, hacen un pitch de 8 minutos cada uno y los inversores pueden conectar con los emprendedores a través de la misma herramienta. Es una iniciativa que impulsó Javier de Toro, también desde Angels, y queremos impulsarla aún más en 2021.

- ¿Hace falta agilizar la inversión startups con ventajas fiscales, desgravaciones, facilidades de inversión,..?

- Totalmente. Todo lo que sea incentivar la inversión en empresas y emprendedores ayuda, pero estamos al margen de eso. Nosotros vamos a lo nuestro, a trabajar, a ayudar a los emprendedores a que creen empresas. Y todo lo que venga fenomenal, pero no entramos en qué debe o no hacer la administración. Nosotros apoyamos a empresarios a construir a empresas y luego todo lo que incentive será bienvenido y, sobre todo, lo que no desincentive. 

- ¿Cómo has visto el crecimiento del sector startup en València?

- Ha evolucionado de un modo increíble, pero me remontaría a la época de Bancaja. Recuerdo como en 2007 o 2008 te traía un dossier a Bancaja para financiarse a través de un banco cuando ese no es el modelo razonable para financiar un proyecto en fase incipiente de una startup y, hoy en día, gracias a Marina de Empresas y otras aceleradoras e inversores que hay en València la evolución ha sido increíble. Se está generando un ecosistema que no será nada con lo que pasará en los próximos diez años, pero es una maravilla. 

Por las condiciones de vida de València, por todo lo que se está haciendo a nivel de emprendedores, pero si seguimos trabajando en esta dirección y se suman más actores es increíble el potencial que tiene la ciudad.

- ¿Beneficia concentrar en un único espacio toda la innovación?

- Sin duda. Pero no porque lo digamos nosotros, sino porque como puntos fuertes de aporte de valor de los emprendedores nos dicen que es la comunidad al poder compartir ideas, talento,... De lo mejor que se llevan de su estancia en Marina de Empresas es tener tan cerca proyectos que están haciendo algo como ellos. Emprender es muy difícil, así que cuando estás innovando, ver que estás acompañado de gente que está haciendo lo mismo que tú y que fuera de aquí sería como tirarse a una piscina donde solo ves agua tú, cuando estás rodeado de gente que ve lo mismo estás más tranquilo. Creemos que la Marina de València tiene que ser el polo emprendedor y nos encantaría que siguiera sumándose más gente. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email