X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Bernabé (PSPV): "La diferencia con Compromís es que nosotros gobernamos para la mayoría"

20/05/2019 - 

VALÈNCIA. Una de las áreas de mayor visibilidad, pero también de mayor controversia durante este mandato ha sido la de Cultura Festiva. De cara a las elecciones del próximo 26 de mayo, el PSPV presenta en su candidatura, en el número siete, a Pilar Bernabé (València, 1979), quien se postula como próxima presidenta de la Junta Central Fallera (JCF) y concejala de Fiestas.

Bernabé recibe a Valencia Plaza en la Ciudad del Artista Fallero. "No es casual", dice. Es su forma de reivindicar el barrio y la figura del artista fallero como imprescindible en la fiesta. Aunque explica que este mandato "ha habido cosas que se han hecho bien", admite que ha pesado mucho "la falta de entendimiento del concejal con sus interlocutores". Sobre ello, cree que el PSOE se diferencia en que "siempre tiende a gobernar para la mayoría". Propone mayores ayudas para los artistas, la revitalización del barrio con subvenciones autonómicas, estatales y europeas, y la búsqueda de mayor consenso con todos los actores sociales, así como la realización de un estudio de impacto económico de la fiesta. Sobre la celebración de un congreso fallero, cree que es necesario "para adaptar las Fallas al siglo XXI" y se compromete a poner mecanismos "para que no haya que esperar tanto" para celebrarlo.

Pilar Bernabé. Foto: EVA MÁÑEZ

- Entrando en política: hay quien opina que el PSPV podría estar pensando en pactar con Ciudadanos tras las elecciones municipales.
- Ya no sé si eso lo que creen o es lo que quieren propagar. Está ya sobradamente demostrado y hablado: nosotros somos un partido de izquierdas. Ciudadanos no tiene ningún escrúpulo en abrazarse a la extrema derecha y ahí no nos van a encontrar nunca. Sólo con eso, el Partido Socialista ya no tiene por qué girarse hacia otro lado. Yo entiendo que Podemos tiene que buscar al electorado que se le ha ido y necesita buscar e intentar recuperarlo de alguna manera.

- ¿Le preocupa que Podemos no supere la barrera electoral del 5% en el Ayuntamiento de València?
- Yo espero que Podemos pase la barrera electoral. Ellos han hecho también su papel en estos cuatro años y han aportado a la política a nivel nacional, autonómico, y municipal. Le ha dado otro aire al papel de los políticos y los ciudadanos se lo han reconocido. Últimamente no dejo de oír cómo el Partido Popular y Ciudadanos quieren igualar la extrema derecha con un partido como Podemos. No se puede comparar un partido que por encima de todo defiende los derechos de las personas con partidos que están precisamente yendo en contra de las mujeres, de las personas que no son de la misma raza, ni de la misma nacionalidad, y por lo tanto partidos excluyentes. PSOE, Compromís y Podemos ya hemos gobernado juntos y hemos demostrado que gestionamos bien y que la ciudad está mejor que antes. El discurso del miedo de la derecha con nosotros, no les vale.

- ¿Qué hace diferente al proyecto del PSPV respecto al de Compromís o Podemos?
- Una de las cosas que más nos va a diferenciar especialmente, y por lo que creo que le conviene a los ciudadanos que Sandra Gómez sea alcaldesa, es la capacidad de influencia que va a tener ante las instituciones de la Generalitat y del Gobierno de España. Es fundamental que la ciudad de València tenga un gobierno liderado por el Partido Socialista porque necesita las alianzas con el Gobierno de España y con la Generalitat. Las mayores inversiones han venido siempre a esta ciudad de la mano de un gobierno socialista. El mejor ejemplo lo tenemos en los pasados Presupuestos Generales del Estado, que tiraron atrás los votos en contra de PP y Ciudadanos. He escuchado a María José Català [PP] decir que se reivindica como la alcaldesa que peleará. Pero los ciudadanos no quieren a una persona que peleará, sino a una persona que consiga cosas. Esa persona va a ser Sandra Gómez porque es la que tiene mayor capacidad de influencia ante sus socios de partido en los distintos gobiernos.

Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Y en cuanto al proyecto en sí?
- Es esa Valencia sin límite que mira al futuro en cuestiones como el desarrollo económico.

- ¿El resto de los candidatos no miran al futuro?
- Tengo serias dudas porque no he visto una propuesta decidida, por ejemplo, en materia de startups, como la que ha llevado Sandra Gómez en estos cuatro años en el área de Innovación. Eso es mirar al futuro para posicionarnos en el panorama nacional. Sandra Gómez ha sido la concejala también de Relaciones Internacionales y ha viajado por todo el mundo en cuestiones culturales de hermanamiento que también son importantes. El Partido Popular no lo hace, porque de haberlo hecho, no hubiese dejado a la ciudad sin hermanamientos como la dejó durante los 24 años de gobierno de Rita Barberá. Hermanar ciudades significa hacer global la sociedad y atraer inversión. Por eso hemos propuesto una oficina de atracción de inversiones.

También hay que mirar al futuro en la cultura. Aquí hay grandes innovadores y diseñadores que han trabajado en la innovación. Tenemos que ir de su mano. Hemos impulsado el barrio de Velluters como el barrio del diseño. Son proyectos muy ambiciosos en los que hemos demostrado capacidad para desarrollarlos. Son cuestiones en las que nos diferenciamos mucho de nuestros socios de gobierno. Nosotros sí que hemos sacado adelante ya proyectos dirigidos sobre todo a un desarrollo económico innovador y de progreso. 

- ¿En qué áreas creeque el PSPV podría hacer una buena labor?
- El PSPV lo ha hecho lo mejor posible en Desarrollo Económico, en Turismo, en Empleo, en Hacienda y en Urbanismo. La solvencia del Partido Socialista en estos cuatro años es innegable. Lo dicen los datos. Hemos reducido la deuda a la mitad por la gestión de Ramón Vilar. Hemos hecho las mayores inversiones en los barrios en materia urbanística. El 80 por ciento en las inversiones que están en marcha en el barrio del Cabanyal han llegado por parte de Urbanismo. Los datos de turismo son innegables. Y la bajada de los índices de desempleo de la ciudad de València también. Esta es la gestión que hemos hecho y lo que nos diferencia del resto de partidos que se presentan. Si lideramos el nuevo gobierno, nos va a ir mucho mejor y el ejemplo también está en el gobierno de la Generalitat.

Pilar Bernabé. Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Cómo se han gestionado las Fallas los últimos años?
- Se ha intentado cambiar un modelo que había institucionalizado la derecha y el Partido Popular, que había creado una red clientelar y utilizado la fiesta con un propósito exclusivamente político. Estos cuatro años ha habido cosas que se han hecho bien: se ha mirado con una visión progresista pero es verdad que era necesario atender a cómo es el mundo fallero y sus interlocutores. Y hay que hacerlo con tranquilidad y pensando en la mayoría. La gran diferencia que hay entre la forma de gobernar de Compromís y el PSOE es que el Partido Socialista siempre tiende a gobernar para la mayoría y no solo para los que nos han votado.

- ¿No se ha gobernado para todos?
- Ha sido muy importante la falta de entendimiento del concejal con sus interlocutores. Puedo entender a veces el discurso de Pere [Fuset], porque incluso Félix Crespo [PP], cuando presidió la JCF, dijo que esta tiene al enemigo en casa. Pero eso forma parte de la intensidad y del carácter de los falleros y de las Fallas. Somos muy pasionales. Pero no se me ocurre pensar que Pedro Sánchez dijera: "Yo quería hacer una reforma laboral pero mis interlocutores, la patronal y los sindicatos, no han dejado que me entienda con ellos". La obligación de los representantes, y para eso les votamos, es entenderse con sus interlocutores. Quizá los interlocutores que ha tenido el presidente de la JCF no eran sus ideales, pero él tiene una responsabilidad.

- ¿Qué se ha quedado por hacer?
El PSOE ha demostrado en estos cuatro años de gobierno que se podían hacer las cosas de otra manera tanto en Movilidad como en Fiestas, especialmente por la falta de buscar acuerdos y menos convulsión dentro de la ciudadanía. Hay que afrontar los retos que tiene la fiesta con una visión progresista. Se ha iniciado el camino pero quedan muchas cosas por hacer porque al final nos hemos quedado en el lío y en intentar cambiar a los interlocutores porque no son los que nos convienen.

Es necesario avanzar en aspectos como en la figura del artista fallero. No es casual que hayamos venido aquí. Otra clave es la falla. En los últimos presupuestos de la JCF se han invertido más de 8 millones de euros sólo en la falla. Hay muchísimos talleres y artistas que diversifican su negocio, pero tenemos que ayudarles. Hubo partidos que intentaron sacar adelante la Ciudad de Artista Fallero pero no solamente se puede quedar en una competencia municipal: tenemos que buscar la conjura de todas las administraciones. Es un camino que se tenía que haber iniciado estos cuatro años. Había la voluntad pero al final no lo hemos liderado. Buscaremos alianzas con la Generalitat, con el Gobierno de España y con Europa.

Pilar Bernabé. Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Se refiere a buscar subvenciones?
- En esta legislatura ha habido oportunidades que podíamos haber alcanzado y no lo hemos hecho simplemente porque estamos en otras cosas o porque no ha dado tiempo. El Patronato del Misteri d'Elx recibe de la Generalitat 300.000 euros al año; las Fallas no reciben nada. Hay ayudas de la Generalitat que nosotros como Patrimonio de la Humanidad podríamos pedir y poner el acento donde consideremos: en la falla, en la música, etcétera. A nivel de Gobierno de España también había un plan nacional de patrimonio cultural con medio millón de euros. En Europa, el año 2018 y 2019 era el año del patrimonio cultural, con ocho millones de euros en subvenciones para repartir entre muchas ciudades poniendo el acento donde considerasen. Y una cosa que me parece importante es la promoción, que tiene que ver con el área de Cultura Festiva. Yo no quiero que el año que viene volvamos a hacer una reunión para elaborar un Bando Fallero donde los hosteleros y los vecinos parezcan enemigos de los falleros y viceversa.

- Pero Pere Fuset ha celebrado ese tipo de encuentros porque han facilitado el diálogo, ¿no?
- Sí, pero llegaron a un Bando Fallero y acabaron enfrentados sin llegar a un acuerdo estos sectores. La concejalía de Cultura Festiva ha de intentar conciliar los intereses de todos. Hay que intentar que las fallas sean generosas, ya que tienen un gran potencial que pueden ofrecer a la ciudad. Los hosteleros tienen que saber la oportunidad que supone para ellos la semana fallera. Y los empresarios tienen que saber que la fiesta mueve siete millones de euros solo en plantar la falla, y también en indumentaria, en flores, en montaje de infraestructuras, en músicos y en consumo. Por cierto, otra cosa que se ha quedado pendiente es la realización del estudio de impacto económico de las Fallas. Era tan sencillo como pedírselo al IVIE, y durante los cuatro años, la concejalía ha intentado hablar con otra, con organismos, etcétera. Y esa no es tarea de la concejalía porque no tiene técnicos dedicados a hacer ese trabajo. Para eso está el IVIE. En el área de Turismo lo hemos hecho con la Copa Davis, por ejemplo.

- Otro asunto comentado este mandato ha sido la celebración de un congreso fallero y la reforma del reglamento fallero.
- Llevamos desde el año 2001 sin celebrar un congreso y eso supone que no se ha movido ni una coma del reglamento. Lo tiene que decidir la asamblea de presidentes y como el edil de Fiestas ha tenido unos años de mala relación con la asamblea, que incluso dejó de asistir... Eso nunca nos pareció bien porque si eres el presidente de la asamblea, tienes que ir e intentar buscar las soluciones más apropiadas. Y si no, el problema también lo tienes tú. Todo el mundo tendría que ser responsable y estar a la altura de lo que representa. Aquí hay gente que representa a las fallas y no tiene que hacer política. También hemos descubierto que en el Partido Popular han pensado que es bueno coger a personas del ámbito fallero para que hagan política; eso es pervertir los papeles que tiene cada uno. La celebración del congreso es un objetivo para adaptar las fallas al siglo XXI. Celebraremos el congreso cuando lo decidan los falleros, pero intentaremos poner mecanismos para que no haya que esperar tanto.

Pilar Bernabé. Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Qué opina acerca de la posibilidad de que un hombre pueda ser fallero mayor de una falla?
-Ya llegará. Las cosas llegan porque al final las Fallas son un reflejo de la sociedad y somos personas del siglo XXI las que las conformamos. Es bueno que la gente que puede liderar esta fiesta lo haga con esa visión abierta y con amplitud de miras, sin sectarismos. Y no es más abierto solamente el que dice ser de izquierdas y enarbola la bandera de la fiesta. Es mucho más progresista trabajar para avanzar que no estar permanentemente quejándose.

- ¿Apuestan por una área municipal exclusiva para cultura? Este mandato, ha estado repartida en varias concejalías, partidos y ediles.
- Es un aspecto que en la próxima composición del Gobierno lo vamos a tener muy en cuenta porque hemos aprendido estos cuatro años. La cultura tal y como ha estado estos cuatro años, dividida, no ha beneficiado al sector cultural de la ciudad. La relación entre una concejala y otra también ha lastrado al sector. Cultura tiene que ser una gran área donde haya un criterio homogéneo.

Eso sí, Cultura Festiva debe tener un apartado, separado por el volúmen de trabajo, y dirigido a promocionar todo tipo de fiestas. Hay fiestas en la ciudad que necesitan reconocimiento porque les ayudaría a tener muchas más ayudas. Por ejemplo, las fiestas populares de los barrios ya consolidadas, como las de Patraix, San Marcelino o Campanar. O la fiesta del Orgullo LGTB. Nosotros promocionaremos desde los milagros de San Vicent o la Mare de Déu hasta el Orgullo o los festivales. Tenemos que buscar iconos durante el año donde desestacionalizar la época de festivales y donde podamos dar un criterio cultural.

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
el tintero

La política es poder

Esa frase o muy similar recuerdo del breve y fortuito encuentro que tuve con el actual vicepresidente segundo del Consell y líder de Podemos, Rubén Martínez Dalmau. Y ha cumplido fielmente con su palabra y ha reclamado y logrado ese poder que anhelaba, una vicepresidencia y una conselleria para sus socios

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email