X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista a sandra gómez, vicealcaldesa y concejala de urbanismo

"El recargo de IBI a las viviendas vacías de bancos puede estudiarse para los próximos presupuestos"

· "Quizá el principal punto de desacuerdo con Podemos el pasado mandato fue la paralización de proyectos"
. "El PAI del Grao se debe abordar sí o sí esta legislatura con independencia de reivindicar el soterramiento de las vías"
· Sobre crear una empresa mixta de vivienda: "Los instrumentos que tenemos en el Ayuntamiento -Aumsa- son válidos"

27/07/2019 - 

VALÈNCIA. Vicealcaldesa primera y concejala de Urbanismo. Dos cargos que acompañarán este mandato el nombre de Sandra Gómez (València, 1985), portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de València. Precisamente la vicealcaldía era una de las pretensiones del PSPV en la negociación con Compromís que acabó dando lugar al Acord del Rialto, que finalmente incluirá esta y otra vicealcaldía para el edil de la coalición valencianista Sergi Campillo. Defiende la existencia de la vicealcaldía por la similitud con el modelo del Botànic, un sistema "coherente" del que el Ayuntamiento de València "no podía quedar al margen". Sobre la existencia de dos cargos similares, Gómez explica que "el Partido Socialista estaba abierto a cualquier medida que solucionara las negociaciones para llegar a un acuerdo". 

Otro de los ejes de la conversación: el cobro de complementos salariales indebidos el pasado mandato por parte de los concejales de gobierno que tenían dedicación parcial, alcanzando así un salario similar al que conlleva la dedicación exclusiva. Las ocho dedicaciones parciales que obliga la Ley Montoro para ahorrar se aplicaron a concejales del gobierno en 2015 "para garantizar los derechos de la oposición". Este mandato, las ocho recaerán exclusivamente en la oposición -PP, Cs y Vox-, una solución "más razonable". Pero a los ediles de la oposición no se les otorgará el mismo complemento para llegar al 100% del sueldo, dado que ésta, subraya, no tiene tareas de gobierno.

En cuanto a sus líneas en la concejalía de Urbanismo, sostiene como su antecesor, Vicent Sarrià, que la ciudad puede crecer dentro de sí misma sin necesidad de invadir la huerta. "Hemos de tener modelos de ciudad sostenibles", sostiene. No se lanza a considerar que el PAI de Benimaclet pueda suponer un contraste marcado en la transición con la huerta, pero se manifiesta "abierta a continuar hablando y dialogando con los vecinos del barrio". Sobre el PAI del Grao, por su parte, asegura que "se debe abordar sí o sí esta legislatura", dado que "tampoco puede esperar" al soterramiento de las vías. ¿Una nueva empresa mixta de vivienda? "Los instrumentos que a día de hoy tenemos son váidos". 

El destino quiso que se citara con Valencia Plaza el mismo día en que sumaba un cumpleaños más a su haber. Son 34 con los que recibe a este diario en la céntrica Plaza del Mercado de la capital, avanzada la mañana en pleno trasiego de turistas. La primera pregunta tras lo ocurrido en las últimas semanas es ineludible.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez. Foto: KIKE TABERNER

- Al final de las negociaciones con Compromís, se han creado dos vicealcaldías. ¿Cuál es su función?
- Nosotros defendemos un modelo que pensamos que es coherente: el modelo del Botànic de la Generalitat, de la Diputación y lo que se ha defendido en muchos ayuntamientos como Gandía, Catarroja o Paiporta. E incluso se ha puesto de ejemplo en la política nacional como el modelo a la valenciana. Un modelo de éxito en el que la diversidad política de los gobiernos queda reflejada. Entendíamos que el Ayuntamiento de València, que ejerce de Cap i Casal de la política valenciana, no podía quedar al margen.

- Su compañero de gobierno Sergi Campillo explicó que su función era sólo protocolaria.
- Insisto en que el modelo del Botànic encaja en los gobiernos de coalición porque es representativo de la mayoría de votantes progresistas que optaron por la diversidad.

- ¿Cree excesiva la existencia de dos vicealcaldías?
- Si esa paradoja sirvió para llegar a un acuerdo y a una solución, bienvenida sea.

- ¿Es una paradoja?
- Lo único que digo es que el Partido Socialista estaba abierto a cualquier medida que solucionara las negociaciones para llegar a un acuerdo.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez. Foto: KIKE TABERNER

- Complementos salariales. ¿Por qué los concejales de gobierno con dedicación parcial cobraron un complemento para llegar al 100% del sueldo si la ley estatal que se intentaba aplicar iba dirigida a reducir el gasto?
- Intentamos llegar a un acuerdo político con los portavoces de la oposición precisamente para garantizar los derechos de la oposición. Creemos que en una ciudad como València es necesario que los concejales puedan dedicarse en la mayor medida de lo posible a fiscalizar la labor del Gobierno. De hecho siempre nos manifestamos en contra de la Ley Montoro, cuyo objetivo era dinamitar los derechos de la oposición cuando la mayoría de los gobiernos eran conservadores. No lo compartimos e intentamos llegar a una solución con un acuerdo con Ciudadanos y el PP para garantizar sus derechos.

- Sin embargo, dicho acuerdo no implicaba un complemento para que los concejales en dedicación parcial acabaran cobrando lo mismo que si hubieran estado en dedicación exclusiva.
- Buscamos un acuerdo con ellos [PP y Cs] para garantizar que ellos pudieran tener dedicación exclusiva para fiscalizar la labor del gobierno. Un acuerdo totalmente legal y que fue fiscalizado de conformidad por el interventor del Ayuntamiento. Se hizo para garantizar los derechos de la oposición.

- Ahora las dedicaciones parciales recaerán en la oposición. ¿Se están conculcando sus derechos entonces?
- Ahora se ha buscado otra solución legal y que entendemos que es más razonable. También quiero concretar de qué estamos hablando cuando la oposición habla del 'rodillo' del gobierno. La Ley Montoro obliga a que haya ocho concejales en dedicación parcial, que van a cobrar 63.000 euros, un salario muy bueno para poder realizar una labor de fiscalización.

- ¿Y por qué a estos concejales de la oposición que tendrán dedicación parcial no se les aplica el mismo complemento que sí se implementó a los concejales de gobierno el pasado mandato que estaban en la misma situación?
- Porque el complemento se dirigió a los concejales que tenían responsabilidades de gobierno.

- ¿Por qué?
- Es un complemento por las responsabilidades de gobierno que la oposición no va a tener. Estamos hablando que van a perder 5.000 euros brutos al año. Van a cobrar 63.000 euros porque también se ha llegado a un acuerdo para intentar que el sueldo de esta dedicación parcial sea lo más alta posible. Este gobierno siempre ha tenido un trato exquisito con los derechos de la oposición.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez, durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

- Como nueva concejala de Urbanismo, ¿cuál es su modelo de ciudad?
- Las ciudades hemos de avanzar hacia nuevos modelos. Estamos viviendo importantes transformaciones y las ciudades se tienen que adaptar: el vehículo privado tiene cada vez menos protagonismo y las ciudades se están humanizando y se recupera espacio público para los viandantes. Es un proceso de reconversión urbana, por ejemplo en cuanto a las plazas. Grandes plazas de la ciudad, como la del Ayuntamiento, San Agustín o la del Mercado eran prácticamente rotondas, pero poco a poco gracias a esta sensibilización, se está retirando el tráfico rodado de espacios importantes como La Lonja y podemos hablar de esa reconversión a espacios comunes y humanizados.

- Vicent Sarrià [antecesor en la concejalía de Urbanismo] puso en marcha el crecimiento hacia dentro de la ciudad y no hacia fuera. Los promotores dicen que en pocos años la ciudad se quedará sin suelo y será necesario ampliarla hacia el área metropolitana.
- En València hay espacio suficiente para crecer. Aun tenemos importantes barrios por desarrollar: el espacio de Malilla, Campanar, Benimaclet, el Cabanyal, el Grao... La ciudad todavía puede crecer dentro de sí misma. Es importante tenerlo en cuenta: hemos de tener modelos de ciudad sostenibles. Estoy segura de que las generaciones próximas van a tener esa sensibilidad con todo nuestro entorno y patrimonio natural, incluso más que nosotros. La huerta es un elemento que linda con nuestra ciudad y debemos respetarla y protegerla.

- Ha hablado de Benimaclet. ¿El PAI de Benimaclet no podría suponer un contraste muy marcado con la huerta?
- Está separado por la Ronda Norte.

- ¿Pero se podría repensar el número de viviendas que se quieren construir -1.345- o bajar las alturas de los edificios?
- Cualquier proceso de desarrollo de nuestros barrios hay que hacerlo de la mano de los vecinos y vecinas. Siempre hay discrepancias, pero todo el mundo ha de sentirse cómodo con sus barrios porque son como nuestras casas, donde hacemos la vida. Benimaclet ha vivido ese proceso de participación. Dicho eso, estoy abierta a continuar hablando y dialogando con las entidades y los vecinos para que el proyecto sea lo más cómodo y representantivo posible. 

Pero también hay una realidad a abordar, más allá de Benimaclet. València tiene un déficit brutal en el parque de vivienda pública tanto de alquiler como de VPO. Para ello debemos aprovechar los procesos de desarrollo urbano que vamos a vivir. La ciudad necesita tener vivienda accesible porque seguimos estando en los puntos más altos de Europa respecto a lo que dedicamos de nuestra renta a la adquisición o alquiler de una vivienda.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez, durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

- Hablando de vivienda accesible, ¿cree que poner en marcha una empresa mixta [propuesta por Compromís], que no se encuentra en el Acord del Rialto, podría solucionar más ágilmente el problema del parque público de vivienda?
- Nosotros tenemos un plan para movilizar un buen número de viviendas públicas en esta ciudad. Primero, con las promociones que está desarrollando Aumsa tanto en Ciutat Vella como en Moreras, que estarán destinadas tanto a VPO como a alquiler público. Esto nos permitirá contrarrestar a la baja los precios en estos barrios. Y por otro lado tenemos medidas totalmente rompedoras e innovadoras, como en el Cabanyal. Allí, el 60% del total de vivienda nueva será de VPO, vivienda dotacional o social y sólo el 40% será libre. Después de estos cuatro años en los que el Ayuntamiento se ha dedicado a la urgencia -las cuentas públicas y el desempleo-, ahora debemos abordar otros retos como tener un parque de vivienda pública.

- ¿Para ello podría ser útil la herramienta de esta empresa mixta?
- Los instrumentos que a día de hoy tenemos en el Ayuntamiento, que es Aumsa, son válidos y debemos sacarles la mayor rentabilidad. A día de hoy tampoco se pueden generar más estructuras y empresas públicas por la Ley de Racionalización. Propongo que veamos qué tenemos y qué mecanismos tenemos para, a continuación, buscar fórmulas de colaboración público-privada para sacarle el mayor rendimiento posible.

- Hablando sobre el PAI del Grao. Surgieron algunas discrepancias con Compromís...
- Tampoco te creas. Hay que dejar una cosa clara. Los proyectos de desarrollo urbanos, en realidad, se encargan desde el Ayuntamiento a un despacho de arquitectos mediante un concurso y los despachos presentan su propuesta. En este punto está el PAI del Grao. Ahora nosotros como gobierno debemos dar nuestra visión e introducir nuestras mejoras y hacerlo de forma coordinada y consensuada. El PAI del Grao no es de un partido o de otro, es una propuesta de unos técnicos y ahora el gobierno debe poner su impronta y su punto de vista político.

- ¿Se va a esperar al soterramiento de las vías o se va a aprobar un plan provisional?
- El PAI del Grao se debe abordar sí o sí esta legislatura con independencia de las reivindicaciones que hagamos al Gobierno de España, como el soterramiento de las vías, que es imprescindible para nuestra ciudad y que debemos seguir reivindicando. Pero este PAI es una realidad que tampoco puede esperar al soterramiento de las vías.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez, durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

- ¿Cree que este mandato será más sencillo llegar a acuerdos urbanísticos que en el anterior?
- La anterior legislatura nos ha dado experiencia. Este gobierno nace más maduro y tenemos más experiencia. Los partidos tenemos más claras las cosas y cuáles son los retos a los que nos enfrentamos. Por lo tanto, vamos a ser capaces de aterrizar más pronto los problemas de la ciudad y resolverlos.

- Además, no se encuentra en el gobierno Podemos, quien más diferencias guardaba en cuanto al urbanismo.
- Tuvo un punto más discrepante siempre con cualquier política de desarrollo. Pero quiero puntualizar, como Partido Socialista, y es algo en lo que creo que está de acuerdo todo el gobierno, que las cosas no pueden estar permanentemente atascadas y deben desarrollarse. Podemos ver dónde está la discrepancia y resolverla llegando a un acuerdo, pero las posiciones de absoluta paralización o atasco no son buenas para la ciudad. Ahí es donde quizás estaba el principal punto de desacuerdo con Podemos.

- ¿Puede ocurrir este mandato que se paralicen planes importantes por las negociaciones entre las dos formaciones?
- No. Ha habido un acuerdo entre ambas formaciones políticas de que hay determinadas áreas de la ciudad que se tienen que desarrollar. Creo que esta legislatura se van a salvar los problemas que hubo en la pasada legislatura de mantener las cosas atascadas. Ahora bien, debemos ponernos de acuerdo en el modelo de cada barrio. No va a haber grandes discrepancias: si queremos menos alturas, habrá menos espacios verdes. Son cuestiones puntuales que no llevarán a grandes problemas. Estamos de acuerdo en que estos proyectos han de desarrollarse esta legislatura.

La vicealcaldesa primera de València, Sandra Gómez. Foto: KIKE TABERNER

- Una de las propuestas del Acord del Rialto es fijar un recargo en el IBI a los grandes propietarios que no saquen sus viviendas vacías al mercado. ¿Se va a hacer ya?
- Es una propuesta que compartimos ambos partidos y se hará realidad. No tiene ningún tipo de lógica que haya grandes tenedores de propiedades, que al final son bancos, que acumulan pisos sin sacarlos a alquiler o a la venta, paralizando el mercado inmobiliario. Cualquier vivienda que no esté destinada a un uso residencial tendrá que tener un gravamen específico. No puede pagar el mismo IBI una familia que tiene un piso para vivir de 90 metros cuadrados que bancos que acumulan 10, 20, 30 o 40 viviendas. Está bien: no la quieres mover, pero paga.

- ¿Se quiere aplicar este recargo en los próximos presupuestos?
- Se podría estudiar para los próximos presupuestos.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email