X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

'Això també passarà'

Escif pide que se mantenga la falla municipal en la plaza como símbolo de "calma y esperanza"

"Los costes de desmontar, almacenar y volver a montar la falla serían infinitamente más elevados que los costes, ya casi cubiertos, de mantener la estructura en la plaza", recalca el artista

11/03/2020 - 

VALÈNCIA. Esto también pasará. Este es el lema de la falla municipal que ya comenzaba a verse en la plaza del Ayuntamiento, una obra del valenciano Escif materializada en los talleres de José Ramón Espuig y Manolo Martín. Como si de un presagio o una llamada a la calma se tratara, el lema de la falla de 2020 parece casar a la perfección con la cancelación de la fiesta a causa del coronavirus. El proyecto, ya desvelado, tiene como pieza central una mujer meditando, con los ojos cerrados, una gran figura que da una vuelta sobre sí misma cada 24 horas. La pieza es una llamada a la calma, a la tranquilidad, algo que tiene ahora más sentido que nunca. “En el epicentro del ruido estamos plantando un espacio de silencio”, explicaba el propia artista durante la inauguración de su exposición en el Centre del Carme, un proyecto comisariado por Teresa Juan bajo el lema ‘Qué pasa con los insectos después de la guerra’.

Es precisamente una llamada a la “paciencia, calma y esperanza” lo que demanda Escif tras aplazar las fiestas, un anuncio que se hace cuando la gran parte de los elementos que componen la falla ya se pueden ver en la plaza del Ayuntamiento. Es por esto que el creador ha emitido un comunicado en el que, sumándose a otras voces que desde anoche ya lo pedían, demandan que esa figura se mantenga en la plaza hasta que sea pasto de las llamas como símbolo de resistencia. “Proponemos mantener la gran meditadora en la plaza, hasta que se reanuden las fallas. Un símbolo de paciencia, calma y esperanza tan necesario en estos días. Permitamos que el mundo entero se apoye en Valencia para superar esta crisis. Regalémosle al mundo el antídoto para superar esta crisis”. 

En un momento en el que parece que hay más preguntas que respuestas sobre cuál será el futuro inmediato de las fallas, Escif aboga porque, al menos la municipal, se mantenga en la plaza. "Entendemos que los costes de desmontar, almacenar y volver a montar la falla serían infinitamente más elevados que los costes, ya casi cubiertos, de mantener la estructura en la plaza por un tiempo acotado. La estructura de esta falla es muy fuerte y podría fácilmente aguantar seis meses intacta", refleja en el comunicado. Por el momento, por cierto, el estudio de Escif ha optado por una 'medida de contención' colocando una mascarilla a la figura central de la falla.

Cabe destacar que el propio maestro mayor del Gremio de Artistas Falleros y artista de la falla municipal, José Ramón Espuig, ha declarado esta mañana en À Punt que la mayoría de monumentos "posiblemente no se puedan desmontar". De hecho, en el caso de la de la plaza del Ayuntamiento, advierte que "es imposible desmontarla porque tenía movimiento y se ha anclado al hierro, se han hecho soldaduras. "Es más fácil quemarla y hacer una nueva que desmontarla", señala.

A continuación reproducimos el comunicado íntegro de Escif: 

Una gran mujer meditando en el centro de la plaza del ayuntamiento.

La crisis del coronavirus es una crisis mundial muy difícil de combatir. No existe vacuna contra la enfermedad y las infraestructuras sanitarias se quedan pequeñas ante la velocidad de propagación. Se esta demostrando que las únicas armas que tenemos para combatir esta crisis son la paciencia, la calma y la esperanza. Tenemos que conseguir decelerar el movimiento de la sociedad el tiempo suficiente como para que la gente ya infectada pase la enfermedad y no la siga propagando.

Paciencia, calma y esperanza.

Estos son precisamente los valores que transmite la gran mujer meditando en la plaza del ayuntamiento. Esto también pasará.

Una de las funciones primarias de la cultura es la de reforzar el imaginario simbólico de cada sociedad. El arte tiene esa capacidad mágica de trabajar con el subconsciente colectivo de toda una sociedad. La batalla contra el coronavirus es una batalla de comunicación y concienciación. El buen uso de los medios y de los símbolos será aquí crucial para conseguir restablecer la calma.

Es por estos motivos por los que proponemos mantener la gran meditadora en la plaza, hasta que se reanuden las fallas. Un símbolo de paciencia, calma y esperanza tan necesario en estos días. Permitamos que el mundo entero se apoye en Valencia para superar esta crisis. Regalemosle al mundo el antídoto para superar esta crisis.

Paciencia, calma y esperanza.

En cuanto a los aspectos técnicos derivados de tomar una decisión como esta, entendemos que los costes de desmontar, almacenar y volver a montar la falla serían infinitamente más elevados que los costes, ya casi cubiertos, de mantener la estructura en la plaza por un tiempo acotado. La estructura de esta falla es muy fuerte y podría fácilmente aguantar seis meses intacta.

Podría considerarse que el monumento ocupa un espacio de tránsito, pero entendemos que la previsión de peatonalizar la plaza acompañaría esta decisión. Igualmente se podría delimitar con una pequeña verja el perímetro real del monumento para facilitar el flujo de peatones en ambos lados de la figura.

Esto también pasará.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email