X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Nuevas soluciones buscan optimizar las rutas y acabar con la ineficacia de las flotas 

Escribiendo el futuro del transporte de mercancías por carretera

10/02/2020 - 

VALÈNCIA. El transporte de mercancías por carretera es uno de los sectores estratégicos en la economía nacional. En 2018 representaba más  2,9% del PIB nacional, según datos del Observatorio del Transporte y la Logística, y el 94% de las toneladas transportadas se desplazan por carretera. Asimismo, y a pesar de que la crisis hizo desaparecer un gran número de pequeñas empresas, continúa siendo un sector muy atomizado, factor que dificulta su transformación digital. De hecho, uno de los objetivos principales de la reforma del transporte por carretera dentro de la Unión Europea es evitar esa fragmentación y unificar normativas.

Aún así, poco a poco se va incorporando la tecnología e implantando soluciones en pro de la sostenibilidad y la optimización del sector. Para entender cómo funciona la logística hoy en día Gabor Balogh, cofundador de la startup Trucksters, lo explica así: “Hay tres jugadores principales en la industria que son, por una parte, los cargadores o las empresas interesadas en mandar mercancías; luego están los operadores, que son las empresas de logística que ofrecen, entre otras, cosas, el almacenaje y, por último, los flotistas, que corresponde a las empresas propietarias de camiones y los operadores individuales que no tienen flota”. 

De las tres patas, sería la de los flotistas la más fragmentada y es aquí donde intervine Trucksters con su solución. La startup que fuera acelerada por Lanzadera busca optimizar el mundo de la logística y la industria del transporte de mercancías de larga distancia a través de un innovador sistema de relevos de camioneros. “Un chófer solo puede conducir un camión durante 9 horas al día, después tiene que descansar 11 y dejar el camión parado. Algunos lo solucionan añadiendo otro chófer al vehículo, pero tampoco esto es eficiente porque, mientras uno conduce, el otro descansa y al final pagas dos sueldos por un mismo trayecto. La conclusión, en ambos casos, es que el vehículo está infrautilizado", señala. 

"Nosotros proponemos un sistema de postas, de manera que el transportista conduce durante 4.5 horas y,  en ese punto, deja el camión a otro. De esta manera el camión no para y una ruta como, por ejemplo, Barcelona-Budapest, para la que habitualmente se emplean 38 horas, con nuestra solución se reduce a 30 horas. Mejoramos, a la vez, las condiciones de vida del transportista, que suele ser un profesional que pasa muchos días fuera de casa”, apunta. Incentivar la profesión es importante teniendo en cuenta la escasez de conductores profesionales que ejerzan el oficio. Solo en Europa se están demandando 10.000 puestos de trabajo en esta categoría. Para articular todo este engranaje de relevos, en Truksters trabajan con un innovador método basado en big data e Inteligencia Artificial. 

Lor cargadores 

En lo que respecta a los grandes cargadores multinacionales, también estos están empezando a confiar volúmenes importantes de carga a operadores digitales de reciente creación. Según un estudio realizado por la consultora Transport Intelligence (TI), las startups ganan cuota de mercado en operaciones complejas de carga. 

En este sentido se han hecho fuertes startups como Sennder, de origen alemán y que se erige como un “socio digital de logística de transporte por carretera cuando se trata de cargas completas de camiones (FTL)”.  Así es como ofrecen a los cargadores acceso a una flota conectada de miles de camiones. “Al aprovechar nuestra tecnología patentada, estamos llevando la logística en una nueva dirección y brindamos un nuevo grado de transparencia y flexibilidad a la industria”, afirman.

Ya en España, nos encontramos con él éxito de Ontruck, la startup fundada por Íñigo Juantegui tras vender la nevera roja y que, después de Sennder, es la segunda empresa europea que, con 40 millones de euros, más financiación ha conseguido levantar dentro del sector. “Juntas un equipo muy bueno en un mercado muy grande y los inversores lo ven claro”, justificaba este emprendedor en otra entrevista la obtención de 10M de dólares en una tacada del fondo europeo Atómico.

Al contrario que Trucksters, onTruk se ha especializado en el transporte de mercancías en corta y media distancia (el regional) por entender que aquí la ineficacia es todavía mayor que en las largas rutas, dado que los vehículos circulan sin carga gran parte del tiempo. Su misión en contactar a empresas que necesitan enviar mercancía con transportistas profesionales. Gracias a su sistema inteligente de gestión de cargas, Ontruck reduce de manera notable el recorrido en vacío de los vehículos de mercancías. Algo similar, pero aplicado solo al territorio catalán, era la propuesta que planteaba Briver, motivo por el cual OnTruck decidió adquirirla a finales de año pasado.

El dominio de la última milla

Pero para cerrar el círculo, hacen falta también soluciones para la última milla, un terreno en el que tratan de posicionarse numerosas startups con soluciones más creativas y económicas que en las otras patas del sector. Un ejemplo lo encontramos en  Kiwi Last Mile, un operador de entrega de última milla que dispone de su propia flota y que basa sus operaciones en un nuevo modelo que llaman ‘de entrega celular’. A grandes rasgos, proponen el desplazamiento simultáneo, en la misma ruta de reparto, de una furgoneta o un camión y dos motos eléctricas que son las que culminan la entrega al cliente sin necesidad de que el vehículo mayor tenga que aparcar.

Otra solución es la que proponen en Passion Motorbike Factory. Esta startup de origen sevillano es la creadora de Scoobic, una nueva categoría de vehículo para los repartos en la última milla. Consiste en un vehículo de tres ruedas, con una movilidad parecida a la de una motocicleta pero con gran capacidad de almacenaje, como una furgoneta. Es un vehículo 100% eléctrico, con hasta ocho horas de autonomía, 750 litros de capacidad para mercancías y que está oficialmente homologado como motocicleta.

Revoolt, con un modelo de transporte sostenible y cero emisiones y especializada en el reparto de productos alimentarios, se autopresentan también como “parte de la transformación de las ciudades en smart cities, apoyándonos en lo que creemos que son dos pilares clave: tecnología y sostenibilidad”. Happybox, Citibox o Mox son otros de los nombres que figuran entre los jugadores dispuestos al conquistar la última milla.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email