Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Europa nos mira mal

No nos entienden. Piensan, dicen “están locos estos españoles”, parafraseando a Obélix con los romanos. No solo es la incidencia de la pandemia, son las previsiones económicas y ahora la reforma judicial exprés que el Gobierno quiere ejecutar. Se genera un problema de dimensiones mayúsculas porque tenemos que recibir los esperados fondos europeos que con veleidades jurídicas, como es el caso, peligran.

16/10/2020 - 

Arma de doble filo.  La reforma del Poder Judicial acordada por los socios de gobierno (PSOE y Unidas Podemos) ante la supuesta imposibilidad de acuerdo para renovar el CGPJ puede provocar varios problemas. Que sea anticonstitucional, que la justicia europea paralice el tema como ha ocurrido con una decisión similar en Polonia y que no lleguen los necesarios fondos europeos pactados por UE para paliar la situación económica derivada de la pandemia. Así que la jugada puede salir cara. Si es un farol para que el PP se avenga a negociar con esta presión, genera un problema político. Salvo que a Pablo Casado se le ocurra sentarse a negociar. Así que parece que el bloqueo persistirá y es sabido que Pedro Sánchez no se va a volver atrás, salvo cambio de opinión popular. Ha contado con la hábil o temeraria sugerencia de Pablo Iglesias para controlar el CGPJ. La estrategia puede volvérseles en contra y ser un arma de doble filo. Muchos hablan de atropello legal, barbaridad jurídica o sencillamente de reforma inconstitucional. Lo que es bueno para sus intereses como Gobierno, puede ser muy negativo para el país y sin entrar en consideraciones de índole o interés político.

La Fiesta Nacional, de todos menos fiesta y Nacional. Austera como correspondía, está celebración de nuevo reprodujo los escenarios de confrontación con desencuentros, saludos gélidos y corrillos separados por una veintena de metros; curiosa charla de Pablo Iglesias con el Presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, saludos de circunstancias y tensos de Sánchez con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso y el alcalde José Luis Martínez Almeida con la ministra de Defensa, Margarita Robles mediando. Y en las declaraciones otra vez banderías, con la bandera, el himno y los ejércitos como arma arrojadiza. Alguna vez tendrán que convenir todos que lo que interesa es lo que nos une, no lo que nos separa. Los juegos infantiles con los torpes aliños indumentarios (mascarillas reivindicativas, traje morado,…) no aportan nada, más allá de una foto. La Fiesta Nacional debe ser un marco que nos reúna a todos y con orgullo. A veces parece más un nuevo escenario de enfrentamiento. Con lo orgullosos que en otros países se sienten y festejan cuando celebran conmemoraciones similares. Habría que tomar más ejemplo de españoles como Rafa Nadal, que podría estar de vuelta de todo y cada vez que gana un Roland Garros u otro torneo, llora cuando escucha el himno en el que se reconoce.

 

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez cada día más osado y creativo. Aún no lo hemos visto todo.Tanta pro actividad y estrategia le puede dar algún disgusto. Nunca da por perdida una oportunidad, sea la que sea y con los socios que sea. No deja resquicio si puede sacar partido. La presión al PP para la reforma judicial parece de mentirijillas. El objetivo es otro. Blindar a su vicepresidente hasta que le necesite y después ya veremos.  La entente con Unidas Podemos, o abrazo del oso  según el asunto del que se hable, de momento les da aire. Aunque a veces se pasen de frenada. Los de Iglesias están nerviosos con sus cuitas judiciales y quieren dirigirles para que llegado el caso rechacen el correspondiente suplicatorio. La incomodidad interna en el PSOE es patente y no disimulan. Y mientras ¿cómo van las negociaciones de los PGE? Las cifras del FMI y demás instituciones económicas internacionales son muy malas, sin paliativos. Se dispara el déficit, el gasto, el PIB se desploma y demás indicadores financieros. Vamos tarde.
  • PP: Pablo Casado entre Rajoy y Abascal. La Gürtel no termina de irse y sigue cual gota malaya. Reaparece Mariano Rajoy con comunicado diciendo que la resolución del Supremo sobre el asunto es una “reparación moral” y el asunto no deja levantar cabeza a Casado . Los populares nerviosos aseguran que la moción de censura de Sánchez nunca debió ocurrir. Lamerse las heridas años después es un ejercicio de melancolía política. Mientras la próxima semana se tendrán que mojar con la moción de Santiago Abascal. A estas alturas hay dudas. Decisión trascendente y ninguna es buena. Descartado el sí el debate entre el no y la abstención les tiene enfrascados. Y esas dudas no ayudan. Otra vez deberán retratarse. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida ya sufre las invectivas como portavoz nacional. El puesto es difícil y lo hace bien pero no es lo mismo la política nacional que la municipal. Además tiene a Isabel Díaz-Ayuso marcando estrategia, alocada o no y que por momentos parece la lideresa nacional. Muchos echan en falta a Casado y que deja hacer a Díaz-Ayuso y se deja comer el terreno. Y como el liderazgo no está consolidado siempre hay gente dispuesta a segarle la hierba.
  • Vox: Semana para Santiago Abascal.  La moción de censura de tanto usarla antes de defenderla parece que no tendrá efecto en los números pero políticamente les puede venir bien según su estrategia. Llegados a este punto con su discusión los días  21 y 22 de la semana que viene tendrá la virtud, además de la cosa mediática, de ver si el PP se centra y opta por el no o la abstención. Por fin se verán en el espejo de los populares y verán lo que encuentran. Abascal y los suyos están crecidos tras las últimas propuestas económicas y jurídicas de Sánchez e Iglesias. Además les valdrá para poner en el mercado a su candidato para las elecciones catalanas, Ignacio Garriga.
  • Unidas Podemos: Pablo Iglesias aprende de Sánchez resiliencia. Ambos se están conociendo más de lo que esperaban. La cercanía y necesidad como socios provoca estas intimidades. Parece que hay presión al PSOE por si el Tribunal Supremo decide solicitar el suplicatorio para Pablo Iglesias. Podemos quiere que el PSOE lo rechace. Sería la primera vez que se rechazase una solicitud como esta. Con esta protección Iglesias se siente seguro aunque no debería de olvidar que Sánchez es muy utilitarista. En el momento que no lo necesite dejará de contar con él. De momento las matemáticas le son propicias a Iglesias que cuenta con el apoyo circunstancial del presidente del Gobierno. Es su salvoconducto para seguir en Moncloa.
  • Ciudadanos: Inés Arrimadas y los equilibrios. En numerosas ocasiones ha jugado fuerte con sus exiguos diez escaños. Necesita visibilidad y dotarse de sentido común. Ocurre que está en una situación perversa. Apoya a gobiernos populares en Madrid, Andalucía o Murcia. En el caso madrileño, el vicepresidente Ignacio Aguado siempre quiere marcar diferencias con Díaz-Ayuso en asuntos tan graves como la pandemia. En apariencia más de acuerdo con el ministerio de Sanidad que con el gobierno autonómico.  Por momentos da la sensación se sentirse obligados a estar con el PP les guste o no lo que propongan. Les unen muchas cosas y algunas le separan y ahí está el resquicio para alcanzar algún acuerdo con el PSOE siempre que no sea tóxico por los socios que apoyan a Sánchez. 

Las frases de la semana

Margarita Robles, ministra de Defensa: “Si España quiere ser una democracia consolidada y un país respetado y respetable no se pueden poner permanentemente en cuestión las instituciones, y eso vale para la monarquía y el Poder Judicial” ¡Es ya un verso suelto o jugamos a poli bueno y poli malo. O simplemente es que es una persona sensata!

Pablo Casado, presidente del PP a Sánchez a cuenta de la reforma judicial  exprés del Gobierno: “A mí no me presiona nadie y menos alguien como usted. Hasta que no retire la cuestión iremos a los tribunales” ¡Y eso que en agosto había acuerdo sobre el asunto. Ahora es difícil el diálogo, casi imposible, salvo que descuelgue el teléfono y llame a Sánchez!

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno a Casado: “Desde que usted lidera el Partido Popular, el PP es antisistema. Ha dejado de ser un partido de Estado” ¡Y con esta lindeza menos posibilidad de acuerdo. Si los dos partidos mayoritarios no se entienden en asuntos de calado, mal vamos!

Pablo Iglesias, vicepresidente social del Gobierno al PP: “Les gustaría ser terribles fascistas pero no pasan de ser terribles cretinistas” ¡El tercero en discordia o la salsa de todos los caldos. Huida hacia delante! 

Eduardo Serra, ex ministro de Defensa con el PSOE: “Podemos tienes que salir del Gobierno si España quiere sobrevivir como país” ¡Reflexión en la distancia, después de haber estado dentro!

Juan Francisco Martín Seco, economista y ex alto cargo socialista: “Este Gobierno no está hecho para gobernar sino para mantenerse en el poder” ¡Diagnóstico concluyente!

Isabel Díaz-Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid: “La justicia, Madrid y el Rey son los que impiden que Sánchez cambie el país por la puerta de atrás” ¡Lideresa. Casado tiene un problema con el liderazgo!

Ximo Puig, president de la Generalitat: “Madrid es España, pero España es mucho más que Madrid” ¡Valen ambos argumentos, pero todos han de remar en la misma dirección. Falta diálogo y quizás sentido común!

Rafa Nadal, campeón de todo: “Al final, nosotros somos unos superprivilegiados porque podemos seguir jugando a tenis; bienvenido si podemos aportar un poquito de ilusión y felicidad con nuestro esfuerzo y distraer algo de los problemas que viven millones de personas” ¡Como siempre en su sitio. Ejemplo para todos!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email