GRUPO PLAZA

Cuatro artistas impulsan el proyecto

Fantastik Lab: un nuevo espacio para crear en común con el audiovisual como pilar

24/05/2021 - 

VALÈNCIA. Los espacios se transformar, e igual como aquel lema que dice que la naturaleza siempre se abre paso, a la cultura también le está pasando eso en València. Así ha ocurrido en el antiguo taller de un escultor en la calle Poeta Navarro Cabanes, más tarde convertido en un kebab y ahora recuperado. Cuatro creadoras de València trabajan por poner en marcha Fantastik Lab, un espacio de trabajo para ellas cuatro, pero también abierto a acoger eventos artísticos. “Creemos que es el momento de crear lazos y conexiones, desde nuestro trabajo, con la creación local”, explica Cristina Ghetti, una de sus responsables.

“En plena pandemia nos dimos cuenta que necesitábamos diseñar y construir nuevas propuestas en común. Estamos cansadas de lo virtual, así que queremos estar en un lugar en el que poder contactar con la gente, y poder conspirar, que no deja de ser un sinónimo de respirar-con”, explica Elia Torrecilla, otra de las impulsoras del proyecto. Completan el equipo Griselda Gruni y Marie Yabo. Desde hace unas semanas han ido tomando el espacio y creando los primeros foros de encuentro, aunque aún están en fase de pruebas. La inauguración oficial se espera, si el contexto acompaña, en septiembre de este mismo año.

El espacio lo forma una habitación en forma de cubo blanco que albergará exposiciones y muestras de proyectos artísticos, y una parte más amplia de espacio de trabajo modulable, que se puede convertir en un co-working o albergar actividades abiertas a más público. La idea es llenar estos dos espacios con encuentros transversales, y no renuncian a una agenda que también implique colaboraciones nacionales e internacionales. En este sentido, la idea es la de ir tejiendo colaboraciones internacionales que se retroalimenten, trayendo aquí a artistas emergentes de otros países y que el tejido local pueda hacer lo propio.

Por otra parte, Fantastik Lab quiere echar raíces en el barrio en el que se va a desarrollar, la Olivereta. “Queremos hacer proyectos que tengan una vinculación clara con el barrio. Mientras lo montábamos, ya había señoras que se acercaban a preguntarnos qué era lo que estábamos haciendo. Nos interesa generar vínculos y no dejar de lado el barrio en las narrativas que utilicemos”, comenta Torrecilla.

La perspectiva del proyecto es la de tener una perspectiva lo más transversal y abierta al mundo del arte, aunque sí quieren apoyarse especialmente en el videoarte y los audiovisuales, una disciplina con la que las cuatro impulsoras están muy relacionadas y que no tiene grandes espacios de estudio y desarrollo en València. 

El espacio, que se sigue construyendo aún, aunque ya ha acogido algún encuentro, espera ser un nuevo punto caliente, poniendo su granito de arena para descentralizar geográfica e institucionalmente la creación y exhibición artística en la ciudad.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme