GRUPO PLAZA

Fedea calcula que las primeras semanas de confinamiento evitaron 12.000 positivos

Adelantar una semana el confinamiento habría reducido a la mitad los contagios en la Comunitat

16/04/2020 - 

VALÈNCIA. La declaración del estado de alarma y las medidas de confinamiento en vigor desde el 14 de marzo han evitado casi 12.000 contagios en la Comunitat Valenciana y casi medio millón en toda España durante las tres primeras semanas de aplicación de las medidas para luchar contra el coronavirus.

Sin embargo, adelantar una semana la toma de esa decisión, habría evitado la mitad de los positivos registrados en la Comunitat y un 37% de los casos detectados en el conjunto del país. Esto es, de haberse decretado el estado de alarma el 7 de marzo en lugar del día 14, la Comunitat Valenciana podría haberse ahorrado 3.575 enfermos y España algo más de 47.700.

Así consta en un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) en el que se analiza la efectividad de las medidas de confinamiento adoptadas con la declaración del estado de alarma para reducir los contagios por Covid-19 en España.

El trabajo, elaborado por los investigadores Luis Orea (Universidad de Oviedo) e Inmaculada Álvarez (UAM), simula la evolución de los contagios que se habría producido en cada provincia española tanto si no se hubiera decretado el confinamiento de la población como si esta medida se hubiera adoptado una semana antes.

Según estas simulaciones, en ausencia de estado de alarma el número de casos confirmados en la Comunitat hubiera aumentado de 7.180 a 18.935 a fecha de 4 de abril, tres semanas después de decretarse el estado de alarma. Con dicha medida, por lo tanto, se habrían evitado alrededor de 11.755 infecciones confirmadas, lo que representa una reducción media del 62% en el número de contagios contabilizados en la Comunitat.

Por provincias, la más beneficiada con la decisión habría sido Valencia, que con las medidas de confinamiento habría logrado contener la tendencia de contagios hasta los 3.700 casos a 4 de abril frente a los 12.500 casos que podría haber registrado en ausencia de esas medidas. En términos porcentuales, la cantidad de casos confirmados es un 70% menor de los casos potenciales en ausencia de medidas.

Foto: EVA MÁÑEZ

En el caso de Castellón, el 4 abril podría haber llegado a 1.738 casos sin confinamiento frente a los 852 positivos que registró ese día. En el caso de Alicante, los casos confirmados en esa misma fecha fueron 2.627 y los casos estimados sin confinamiento serían prácticamente 2.000 más, con lo que la diferencia sería del 43%.

A nivel nacional, el número de contagios hubiera aumentado de 126.000 a 617.000 a 4 de abril. Con la medida del confinamiento, por lo tanto, se han evitado alrededor de 491.000 infecciones, una reducción media del 79%.

Los resultados apuntan pues a que el confinamiento de la población ha ayudado a reducir el ritmo de contagios, tanto internamente como mitigando la difusión del virus entre provincias.

La Comunitat podría haber evitado la mitad de contagios

Sin embargo, las simulaciones de los expertos ponen también de manifiesto que de haber adelantado una semana las medidas de confinamiento, el número de infectados, y por extensión el de fallecimientos, se habría podido reducir muy significativamente.

En el caso de la Comunitat Valenciana, la diferencia es de prácticamente la mitad. Esto es, los 7.180 casos confirmados a 4 de abril podrían haberse quedado en la mitad de haberse decretado una semana antes el estado de alarma, el 7 de marzo.

En este caso, las principales diferencias entre el número de casos confirmados y el de positivos evitables se da en Castellón y Alicante, que tendrían un 60% menos de positivos.

En el caso de la provincia de Valencia, el estudio de Fedea estima que los contagios se habrían contenido hasta quedarse por debajo de los 1.500 casos frente a los 3.700 que se dieron en realidad, una diferencia del 40%.

Foto: KIKE TABERNER

A nivel nacional, el número de casos registrados el 4 de  abril habría sido de 47.000, algo más de un tercio de los efectivamente registrados en esa fecha. A juicio de los autores del estudio, tal disminución hubiera evitado probablemente el colapso de muchos hospitales.

Modelo

Los autores estiman un modelo econométrico de la evolución del número acumulado de contagios por coronavirus utilizando datos diarios a nivel provincial desde el inicio de la epidemia hasta el 4 de abril.

El modelo supone básicamente que la tasa de crecimiento de los contagios en cada provincia es una función flexible –un polinomio de tercer grado– del tiempo transcurrido desde el inicio de la epidemia en la propia provincia, del valor medio de la misma variable en las provincias limítrofes y de tres indicadores del tiempo transcurrido desde el confinamiento que se interaccionan con algunas de las variables anteriores.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email