GRUPO PLAZA

LOS GESTORES PREVEÍAN ALBERGAR CERTÁMENES EN EL CUARTO TRIMESTRE DE 2020

Feria Valencia reformula las cuentas a petición del auditor para rebajar el optimismo del informe de gestión

8/10/2020 - 

VALÈNCIA. El impacto negativo del coronavirus en Feria Valencia ha rebasado los peores augurios, incluso las de sus gestores. Tan es así, que los responsables del recinto han tenido que reformar las cuentas del ejercicio 2019 porque, en opinión del auditor, estas eran demasiado optimistas.

En concreto, la auditoría de las cuentas de 2019 afeaba que las cuentas formuladas inicialmente en julio de este año recogieran en su apartado de hechos posteriores al cierre del ejercicio la expectativa de albergar certámenes en el último cuatrimestre de este año.

Comoquiera que la realidad de la evolución de la pandemia ha echado por tierra esa previsión, los gestores de Feria Valencia no han tenido más remedio que corregir el informe de gestión que acompaña a las cuentas para eliminar esa previsión. Feria Hábitat, uno de los certámenes que ha tenido que ser cancelado, supone para el recinto alrededor de 2 millones de euros en ingresos, el equivalente al 10% de su facturación anual.

La reformulación de las cuentas se sustanció este mismo miércoles en una reunión de la ejecutiva ferial previa al patronato que, en principio, no iba a celebrarse de no haber tenido que formalizar la petición del auditor.

Las cuentas aprobadas arrojan unas pérdidas de 2,2 millones de euros en el ejercicio 2019. Según explicó Feria Valencia en un comunicado, el resultado está condicionado por el proceso de reestructuración de la deuda por parte de la Generalitat, ya que descontado su efecto hubiera finalizado el año con unos beneficios de un millón de euros.

De hecho, el recinto destaca el "fuerte crecimiento" de la rentabilidad, ya que los ingresos han crecido un 16,8% sobre los de 2017 –año equiparable por el efecto de las ferias bienales– hasta los 23,43 millones de euros. Por su lado, los gastos han registrado un incremento muy inferior, del 10,9%, hasta los 21,19 millones.

Además, se ha aprobado la solicitud por parte de Feria Valencia de un crédito de hasta 2 millones de euros para atender las obligaciones de pago a la aseguradora de la emisión de deuda que se llevó a cabo en su momento para financiar el Plan de modernización del recinto. La Generalitat, como parte del plan de reestructuración del recinto ferial, se subrogará una deuda de 227 millones de euros.

Según se ha explicado en el patronato, ahora se deberá celebrar una asamblea de obligacionistas para aprobar la subrogación y la mayoría de ellos está de acuerdo con la operación, según precisó el subsecretario de la Conselleria de Economía, Natxo Costa.

Foto: KIKE TABERNER

Auxilio de la Generalitat

Por otro lado, Feria Valéncia cifró entre 3 y 11 millones de euros sus necesidades de liquidez inmediatas para compensar el impacto de la crisis de la covid-19, un requerimiento que será atendido por la Generalitat. Para ello, se ha comprometido a estudiar diferentes alternativas para ayudar a financiar el impacto económico negativo sufrido por la covid.

Feria Valencia calcula que sus necesidades de tesorería se elevarán a 3 millones de euros en el supuesto de que la actividad no retorne hasta mayo de 2021, fecha en la que se ha reprogramado la celebración de Cevisama.

En el escenario pesimista, si esos catorce meses de inactividad se prolongasen, las cantidad necesaria para cubrir sus necesidades de liquidez hasta 2022 se elevarían a 11 millones.

La Generalitat compensará el impacto en las cuentas del recinto derivadas del periodo de inactividad. Lo hará, como en el caso de IFA, con una ayuda directa regulada por el Marco Europeo Temporal de 800.000 euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email