GRUPO PLAZA

Ferri calienta el debate de la financiación y pide a Puig "respuestas institucionales"

Foto: KIKE TABERNER
6/07/2021 - 

VALÈNCIA. Compromís sigue en su empeño de reclamar una respuesta contundente por parte del Gobierno valenciano que preside Ximo Puig al carpetazo que dio la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hace unas semanas a abordar la reforma del modelo de financiación con la excusa de la inviabilidad de sacar adelante cualquier proyecto de este tipo sin el apoyo del PP. 

El síndic de la coalición valencianista, Fran Ferri, registró este lunes la pregunta de control al president de la Generalitat que realizará este jueves. Una intervención en la que el portavoz no solo le pedirá una valoración sobre la negativa de Montero a las demandas de la plataforma Per un Finançament Just, sino que también cuestionará por los planes que tiene el Gobierno del Botànic que preside Puig para reivindicar, desde el plano institucional, que se cumpla el compromiso que Pedro Sánchez selló con Compromís en el acuerdo de investidura. 

En concreto, los valencianistas preguntan a Puig por la "respuesta institucional" que dará el Consell ante los "incumplimientos" del Gobierno central. Una cuestión que podría parecer recurrente, pero que en realidad no resulta trivial si se tienen en cuenta tanto las demandas que Compromís ha venido reclamando en las últimas semanas desde el grupo parlamentario -donde tienen más margen de maniobra que en el propio ejecutivo-, como la respuesta que recibió Ferri por parte del propio Gobierno valenciano a su petición de que fuese el Consell quien liderara una futura manifestación el próximo 18 de noviembre que exija al Gobierno la reforma de la financiación autonómica. 


En este sentido, cabe recordar que después de que Montero admitiera hace unas semanas no estar preparando el informe prometido por el Gobierno para este año sobre la reforma del modelo de financiación, el portavoz de Compromís fue quien pidió más contundencia al Consell para reclamar al Ejecutivo central conformado por PSOE y Unidas Podemos que cumpliera con su promesa. 

Ferri expuso entonces que el Consell debía "plantarse" y "reclamar por todas las vías posibles" para lograr que se abordara una reforma. El síndic, incluso, fue más allá y deslizó una fecha para visibilizar esta exigencia: "Una buena manera sería convocar una nueva manifestación en la misma fecha que la de 2017 (18 de noviembre)", argumentó para acto seguido añadir que debería ser el Gobierno valenciano el que "liderara" la protesta. "Sería un primer paso y luego valoraríamos si sería suficiente", sentenció.

Un órdago dirigido especialmente a Ximo Puig, dado que es quien se encuentra en una posición más embarazosa. Los socialistas, aunque favorables a la reforma, estos días tratan de transmitir un discurso más sosegado para no enfadar al Gobierno de España, presidido por su compañero y líder de partido, Pedro Sánchez; y menos aún con los procesos congresuales a la vista. 


La propuesta de Ferri, sin embargo, no tuvo la acogida que el grupo parlamentario Compromís esperaba -o sí- y tuvo que ser la vicepresidenta del Botánic, Mónica Oltra, la que declinara como portavoz del Consell la invitación de su grupo parlamentario en Les Corts. En su lugar, Oltra rectificó al síndic de la coalición a la que pertenece para advertir que la protesta debía encabezarla la sociedad civil, y no el tripartito. 

Con este escenario, este jueves Compromís volverá a poner sobre la mesa la necesidad de reclamar respuestas desde el ámbito "institucional" para "rectificar los incumplimientos" del Ejecutivo central. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email