X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Ferri desliza el malestar del Bloc por las pretensiones de Morera de ser diputado y conseller

17/01/2019 - 

VALÈNCIA. La tercera ley de Newton dice que toda acción tiene su reacción igual y opuesta. Una teoría referida al mundo de la física y al movimiento de los cuerpos, pero que perfectamente puede trasladarse en sentido metafórico a las relaciones humanas y, en consecuencia, al mundo de la política. En especial, cuando el horizonte electoral se avista a pocos meses y los procesos internos de las formaciones comienzan a rodar.

Si en las últimas semanas la hipótesis alcanzó a formaciones como Podem –comunicados de diputados que rechazan repetir por desavenencias internas–, este martes lo hizo a Compromís. El anuncio del presidente de Les Corts, Enric Morera, de querer presentarse a las primarias con unas pretensiones sumo ambiciosas, ya ha tenido las primeras reacciones. Iguales y opuestas.

El portavoz de la coalición valencianista en Les Corts, Fran Ferri, aseguró este miércoles a los medios de comunicación que tenía intención de hacer lo mismo, pero a diferencia de Morera evitó especificar la manera en la que desea hacerlo. 

"Aún no es el momento de anunciarlo porque primero debo ver cómo van a ser esas primarias y ese reglamento. Me esperaré a que esté todo claro y, por supuesto, quiero continuar formando parte de este proyecto y lo haré a través de las listas de Compromís si los ciudadanos, simpatizantes y votantes así lo desean", zanjó el síndic valencianista.

Un mensaje que a pesar de ir acompañado de buenos deseos para quien fuera el secretario general del Bloc, refleja también el mar de fondo que ha dejado el anuncio del presidente del partido. Ferri se escudó en los tiempos para no pronunciarse sobre sus planes; en respetar los plazos que la UTE electoral se ha fijado para dar el pistoletazo de salida al proceso interno y no centrar el foco mediático en él, pues ya de por sí éste se encuentra puesto en la coalición por la negociación del reglamento de primarias que se está dilatando más de lo deseado. 

El president de Les Corts y presidente del Bloc, Enric Morera. Foto: CORTS

Así, aunque no afeó de forma directa al histórico dirigente su maniobra, sus palabras dejaron poco margen a la interpretación y evidenciaron el malestar que existe desde el martes en parte de la dirección del partido mayoritario de Compromís por que el president de la cámara valenciana haya tomado tal decisión sin que las reglas del juego que el Bloc, Iniciativa y VerdsEquo ultiman estos días estén cerradas.

Más aún cuando el president de Les Corts no hizo el arranque de cualquier manera, pues advirtió que se veía en la próxima legislatura con responsabilidades ejecutivas, "de decisión", y no tanto en un puesto de menor trascendencia o visibilidad como la de "moderar un debate en una cámara de representación". Esto es, no solo expuso su intención de repetir, sino que también comunicó a través de la prensa -varias fuentes de la formación aseguraron desconocer sus propósitos- cuáles son sus aspiraciones y en qué lugar quiere acomodo. 

En definitiva, un paso adelante de un peso pesado de la formación que a muchos pilló a contrapié y que en su propio partido no despertó muchas pasiones; tanto la idea de que pudiera continuar en Les Corts, como la de que se aventurara a reclamar el salto a un cargo ejecutivo en un futuro Consell si las fuerzas de izquierdas continuaran gobernando. 

El número 2 por Valencia

De la misma manera, Ferri tampoco imitó en su intervención a algunos referentes de Compromís como el alcalde de València, Joan Ribó, o el portavoz en el Congreso, Joan Baldoví, que afirmaron al ser preguntados minutos después del comunicado de Morera que darían "encantados" su aval al dirigente para el proceso. 

Una reacción -la de Ferri-, por otra parte, evidente, ya que sería su principal rival por ocupar el número 2 de la lista por Valencia. No en vano, cabe recordar que en el proceso de 2015 se reservó el segundo puesto de la lista para el entonces secretario general del Bloc por detrás de Mónica Oltra con una votación creada de forma específica y sin que nadie se presentara contra él tal y como se planeó internamente. Una maniobra que desbancó a Ferri hasta el cuarto puesto pese a que fue el más votado en aquellas primarias. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email