X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

impulso al barrio portuario de valència

FGV iniciará este año las obras para que el tranvía a Nazaret esté concluido en 2021

Foto: KIKE TABERNER
14/01/2019 - 

VALÈNCIA. Nazaret se ha convertido en un objetivo prioritario para la administración autonómica y municipal. La recuperación del barrio portuario ha entrado en la agenda pública de manera decidida, tras la puesta en marcha de la ZAL del Puerto de València, que se espera se convierta en una inyección económica considerable para uno de los barrios más desfavorecidos de la ciudad de València, y contribuya a reducir los altos índices de paro, que se hallan cinco puntos por encima de la media de la ciudad

Una ZAL que es todo un pozo de paradojas. Por ejemplo, el alcalde de València, Joan Ribó, recordaba esta semana pasada, tras la presentación del Plan Especial Nazaret Est, que él en su día participó en las protestas contra los desalojos de la Punta. “Estábamos mi hija y yo ahí, y a punto estuvo de pegarnos la Policía”, rememoraba. Ahora Ribó se ve en la obligación de defenderla frente a las críticas de su socia en el equipo de gobierno, la portavoz de València En Comú, María Oliver. Más paradojas; la propia Oliver en su día admitió que la huerta de la Punta era “irrecuperable”. “El punto en el que está es inviable revertir”, dijo en septiembre de 2017. Ahora pide que se paralice la ZAL y vuelva a ser huerta.

La firme postura del alcalde para mantener la ZAL se basa en el hecho, asegura, de que la tierra de la zona ha dejado de ser tan productiva, una vez le fue retirada la capa superior. Ribó es Doctor Ingeniero Agrónomo y en su trayectoria profesional destaca como investigador en materia de plaguicidas no contaminantes en el Instituto Agroquímico de Valencia. Es además autor de ocho publicaciones de investigación y ha sido director de diversas tesinas de licenciatura y tesis doctorales en la Facultad de Químicas de la Universitat de València, y en la Facultad de Biología de la Universitat de València. De ahí que su opinión al respecto sea considerada como una voz más que autorizada. 

Junto a la ZAL que, guste o no, se da por asumida ya que, como apuntó el alcalde, “no se puede reescribir la historia”, Nazaret se verá beneficiada directamente por la puesta en marcha del Plan Especial que se traducirá en la creación del Parque de Desembocadura y la instalación de la nueva ciudad deportiva del Levante UD. Dos actuaciones, ZAL y Plan Especial, que irán acompañadas de una tercera: la llegada del tranvía al barrio. Esta obra se iniciará en los próximos meses para que la Línea 10 se pueda inaugurar en 2021.

Las obras de esta infraestructura, anteriormente denominada T2, comenzaron en 2006 y se paralizaron en 2011, al abandonar el anterior Consell los trabajos por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. Ahora el compromiso del president de la Generalitat, Ximo Puig, es reanudar las obras en esta línea con una inversión inicial de 50 millones de euros, de los que 30 serán aportados por la Administración autonómica y 20 procederán de la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Los primeros 4,8 millones de euros

La Generalitat Valenciana, a través de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), ha licitado las primeras obras de infraestructura de la rampa de conexión entre el tramo subterráneo y el de superficie de la Línea 10 (Alicante-Natzaret) de Metrovalencia en Amado Granell y la prolongación tranviaria hasta Hermanos Maristas, así como la construcción al aire libre de la parada del mismo nombre. Con un presupuesto inicial de 4,8 millones de euros, IVA incluido, serán las primeras obras a ejecutar.

Según la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, esta primera licitación es un ejemplo de “la voluntad” del Pacte del Botànic de cumplir los compromisos adquiridos. “Estamos dentro de la hoja de ruta que nos hemos marcado, cumpliendo los objetivos con planificación y gestión adecuada de los recursos públicos”, aseguró cuando se dio a conocer la licitación de la obra.

El proyecto licitado comprende la construcción de la rampa de conexión del túnel de la estación de Amado Granell con el tramo en superficie mediante la ejecución de pantallas profundas de hormigón armado, y la ejecución de la infraestructura y superestructura de conexión en superficie entre la salida del túnel, la rampa y el tramo de superficie hasta la ubicación de la nueva parada de Hermanos maristas, más la conexión con la plataforma actualmente construida.

Además, se construirá la nueva parada en superficie de Hermanos Maristas, ubicada en la calle Amado Granell, y el desvío de todos los servicios afectados y adecuación de la urbanización. También se restituirá la infraestructura del tramo tranviario del cruce de la calle Antonio Ferrandis que en su día se retiró para facilitar la circulación de vehículos. Este proyecto de construcción será el primero de los cinco en que se divide las obras de la L10. Los otros cuatro son arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones: electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y talleres provisionales. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email