GRUPO PLAZA

La flota valenciana amarra en una jornada de paro contra el plan europeo de pesca de arrastre

4/06/2021 - 

BRUSELAS. Todas las embarcaciones de la provincia de Valencia se suman al histórico día de paro que se ha convocado este viernes en todos los puertos del Mediterráneo español y francés contra el Plan de Demersales de la Unión Europea (UE), cuyo Reglamento se aprobó el pasado 28 de enero. Paralelamente a las negociaciones post Brexit con el Reino Unido, la Comisión propuso el pasado mes de diciembre reducir en un 15% la pesca de arrastre para cumplir con el plan plurianual de sostenibilidad fijado hasta 2025.

Es de reseñar que se han sumado las embarcaciones de todas las artes y técnicas pesqueras, solidarizándose con las más afectadas por los planes de la Unión Europea. La Comunitat Valenciana, Murcia, Catalunya y Andalucía son las que se verán más afectadas, pese a la oposición del Gobierno español hace seis meses, que consideró desproporcionado el plan para el Mediterráneo Occidental y consiguió una reducción menor de la inicialmente prevista. De este modo, las flotas de Sagunt, València, Cullera y Gandia han permanecido amarradas a puerto, secundando la protesta  y mostrando su rechazo al plan de la Unión Europea que perjudicará la pesca de proximidad en todo el Mediterráneo.

Según el Reglamento “por el que se fijan, para 2021, las posibilidades de pesca aplicables a determinadas poblaciones y grupos de poblaciones de peces en el mar Mediterráneo y el mar Negro”, para 2021 el esfuerzo pesquero máximo admisible debe reducirse en un 7,5 % con respecto al valor de referencia. Y, además, debe deducirse del esfuerzo pesquero máximo admisible ya fijado para 2020.

Dos meses de amarre por ley

El acto de protesta en Valencia se ha concentrado a las 11 de la mañana en el puerto de Cullera, junto a la lonja del pescado, donde se ha leído un manifiesto de la Comisión Interfederativa de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana (COINCOPESCA), que integra a las federaciones de pescadores de Castelló, València y Alacant.

Esta reducción implicará que la flota esté amarrada al menos dos meses al año y afectará  a la captura de especies muy demandadas. Las especies afectadas por esta ley en el Mediterráneo occidental a lo largo de nuestra costa son: anguila, lampuga, gamba roja del Mediterráneo, gamba de altura, langostino moruno, merluza europea, ciégala, salmones de fango; la anchoa y la sardina, en el mar Adriático; langostino y gamba roja, en el estrecho de Sicilia, mar Adriático y mar Jónico; el besugo, en el mar de Alborán, y el espadín y el rodaballo, en el mar Negro.

El Gobierno español mostró su disconformidad con el Plan de Demersales de la Unión Europea, un mes antes de su aprobación. “El impacto social y económico será importante sobre cada flota por las propuestas de la Comisión Europea”, explicaron fuentes de la representación española en el Consejo de Pesca de diciembre. Antes de ser aprobado el Reglamento, en enero, las mismas fuentes explicaron que las reducciones para el Mediterráneo Occidental “son desproporcionadas en el segundo año, cuando aún quedan cuatro años para llegar al desarrollo sostenible, y más después de un año de pandemia”.

Acuerdo pesquero post-Brexit

De nuevo, los ministros de Pesca de la UE se reunirán la próxima semana para informaron del preacuerdo sobre la negociación de pesca post Brexit, en la que se tratará el tema de la pesca industrial y las flexibilidades entre ambos, que en principio no deberían afectar a España.

En este sentido, la UE y el Reino Unido han concluido un acuerdo de principio que establece límites de capturas para las poblaciones de peces gestionadas conjuntamente para 2021. Ls negociaciones finalizaron el viernes con una llamada telefónica entre el Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, y el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido, el diputado George Eustice.

Este acuerdo cierra las primeras consultas anuales sobre posibilidades de pesca entre la UE y el Reino Unido, bajo los términos del Acuerdo de Comercio y Cooperación (TCA) UE-Reino Unido. La conclusión de las negociaciones, que comenzaron en enero, crea una base sólida para la cooperación continua entre la UE y el Reino Unido sobre la gestión de poblaciones compartidas y garantiza los derechos de pesca de ambas flotas tanto en aguas de la UE como del Reino Unido hasta finales de 2021.

Intercambio de cuotas

Establece el total admisible de capturas (TAC) para 75 poblaciones de peces compartidas para 2021, así como para algunas poblaciones de aguas profundas para 2021 y 2022. También proporciona claridad sobre los límites de acceso para las especies fuera de cuota. La firma del acuerdo, prevista para los próximos días, también permitirá a ambas partes participar en intercambios de cuotas.

El acuerdo se basa en el mejor asesoramiento científico disponible sobre el estado de las poblaciones de peces, según lo dispuesto por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar. Tiene en cuenta importantes principios de sostenibilidad y gestión, como el rendimiento máximo sostenible y el enfoque de precaución, que son fundamentales tanto para la Política Pesquera Común de la UE como para las disposiciones pesqueras del Acuerdo de Comercio y Cooperación UE-Reino Unido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email