X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de DAMIÀ TORMO atitlán banco mediolanum podcast plaza radio
GRUPO PLAZA

director general de economía

Francisco Álvarez: "Este Gobierno necesita no 100, sino 250 días"

El director general de Economía Social niega la posibilidad de hacer un fondo público y asegura que no hay que discutir por competencias, sino cooperar

27/09/2015 - 

VALENCIA. Francisco Álvarez, ex director general de la Bolsa de Valencia y exvicepresidente de la Bolsa de París, es director general de Economía Social y Emprendimiento. Firme defensor de la llamada Economía del Bien Común, aboga por un modelo de emprendimiento con tinte social pero en consenso con todas las partes que forman parte del ecosistema. 

- ¿Cómo se va a articular el fomento del emprendimiento desde el nuevo Consell?

- La primera cosa es la necesidad de aclarar. Ha habido muchas iniciativas con más fuerza desde hace poco tiempo, pero desde mi punto de vista hay un pequeño caos. Primero entre emprendimiento, innovación y TICs, porque yo creo que esto ha dado lugar a que abandonemos a los sectores tradicionales de esta comunidad. Por defecto se entiende que emprender es crear algo nuevo. Y yo considero que eso no es así. Es así pero emprender puede ser una empresa existente que vuelve a renovarse, porque cuando una empresa nace tiene diferentes etapas y yo considero que se puede emprender en cada una de ellas.

- Veo que tiene el libro de La disciplina de emprender, de Bill Aulet, encima de la mesa...

- Si has leído el libro, dice que el futuro pertenece a aquellos que innovan y son a la vez emprendedores. Entonces, ¿por qué separamos la innovación del emprendimiento? También dice que se trata de una caja de herramientas completa tanto para las personas que emprenden por primera vez como para emprendedores experimentados. Eso quiere decir que es gente que ha emprendido y que vuelve a emprender. A mí me parece tremendamente importante porque esto luego tiene unas consecuencias muy directas en diseñar líneas de apoyo.

- ¿Alguna queja de la visión anterior?

- La confusión de conceptos ha hecho que demos demasiada importancia a empujar a la creación de cosas nuevas que no existen y hemos abandonado otras áreas. Por ejemplo, el porcentaje del PIB que representa la industria en la Comunitat con respecto al sector servicios o la prioridad que hemos dado a financiar servicios que eran un power point y cuatro páginas web, que no estoy en contra de ello, cuando al lado tenemos un sector agrícola y agroalimentario donde se puede emprender e innovar en muchísimas cosas.

En esto de la innovación y el emprendimiento, que yo no los separo, parece que siempre hay que inventar algo nuevo. Pero las estadísticas del economista Xavier Sala i Martín, quien tiene una base de datos con éxitos empresariales desde hace más de 40 años, tiene además una ponencia estupenda con una diapositiva con una pizza y cuenta la historia de la pizza desde la edad media hasta nuestros días y los éxitos empresariales en torno a ella.

- ¿Y la conclusión?

- La conclusión es que estas estadísticas demuestran que el 70% de éxitos empresariales con emprendedores o con innovaciones vienen de modificar cosas existentes. El 20% se producen por casualidades. Casualidades acompañadas de una formación muy fuerte que permite que esa casualidad se convierta en una empresa y da como ejemplo de este 20% de éxitos a la ley de la gravedad. El señor Newton no estaba encerrado en un laboratorio para inventar leyes, estaba durmiendo la siesta y se le cayó una manzana encima.

Entonces dijo, ¿por qué la manzana no se ha ido para arriba? La gran formación científica que tenía le permitió meterse en el laboratorio y empezar a hacer pruebas pero no se le ocurrió por defecto. Solo el 10% de éxitos vienen de crear algo de la nada. Este mensaje hay que transmitirlo urbi et orbe porque yo he encontrado mucha frustración en mi vida anterior, sobre todo en la financiera, de jóvenes que, porque no habían inventado nada nuevo, no presentaban sus proyectos, sus ideas, porque no cuadran al lado de la sensación general de que esto no se debería aplicar a sectores tradicionales.

-¿Pero tienen ya pensado hacia dónde quieren ir?

- Como la palabra emprender suena tan bien en casi todos los sitios hay iniciativas de emprendimiento. En la medida en la que estamos en una comunidad, me parecería adecuado reunir toda clase de iniciativas que existen para que conjuntamente podamos definir qué líneas, qué sectores y dar forma. Detrás de eso es cuando el sector público decide cómo se hace, no es algo que nace de la ciencia infusa de un Gobierno.

No he venido aquí a hacer cosas que dentro de dos años no sirvan para nada, como ocurre con la ley de Educación

Yo sé que se habla del tema de los cien días. No sé por qué son 100, pero sí sé de donde viene. Viene de Estados Unidos. Pero si miramos en lo que ha ocurrido en esos 50 años pasados generalmente ha habido Gobiernos demócratas y republicanos que han estado ocho años y se les ha dado 100 días. Nosotros sucedemos a un Gobierno de hace 20 años. Luego, si hacemos una regla de tres, necesitamos 250 días y me parece que sería oportuno rememorar esto.

- El anterior Gobierno impulsó dos aceleradoras, Valencian Global y Scale Up. ¿Continuará con ellas?

- Lo que pienso sin citar a una aceleradora en particular es que cualquier iniciativa que cualquier Gobierno empuje debe ser seguida de un análisis de los resultados. Todo el mundo se puede equivocar. Se toman decisiones muchas veces en función de unos parámetros que parecen lógicos y razonables pero tenemos que tener al lado unos parámetros de medida. Y yo creo razonable, y con todos mis respecto a las empresas que se ocupan de esto, unos resultados concretos.

Esto no me empuja a decir que no vamos a apoyar este tipo de iniciativas, teniendo en cuenta además de que hemos asistido recientemente a un centro privado que demuestra muchas cosas. Demuestra que hay un centro de formación, que detrás salen algunos proyectos y se usa capital semilla para arrancarlos, pero que detrás hay otras etapa de financiación y está la estructura completa. Esto es un ejemplo de como no hay que reinventar la rueda y de cómo las cosas se hacen de una forma seria.

- ¿Alguna estructura en mente?

- Tenemos que ver cómo la parte educación entra y cómo se aplica, por ejemplo, con la Conselleria de Agricultura. Yo he podido constatar que a los agricultores no se les considera empresarios. Claro que lo son, como los demás. Entonces hay una transversalidad importante y detrás está el tema educativo.

Lo que yo te puedo a decir en lo que concierne a mi dirección, yo no he venido aquí a hacer cosas que dentro de dos años no sirvan para nada, como ocurre con la ley de Educación en España. Aquí venimos a hacer algo sólido. Independientemente de la persona que me reemplace aquí, que lo que yo haga sea un escalón y no se reemplace. Yo las medidas coyunturales en los aspectos que estamos hablando no me gustan nada, por eso tenemos que tomar medidas estructurales y esa va a ser nuestra línea.

- ¿Se ha reunido ya con el Consejo Valenciano del Emprendedor que creó el anterior Consell?

- Todavía no. He leído los grupos de trabajo que se montaron en su momento y que evidentemente vamos a relanzar. No queremos que del consejo formen parte personas que vienen para poner en su currículum que han formado parte de él. Las personas que formaron parte del consejo lo van a seguir siendo y deben comprometerse y estar convencidas. Existen muchos consejos donde se nombran a las personas porque tienen que estar y a mí esos no me interesan.

- Comentaban desde el Ayuntamiento que en breve pondrán en marcha una iniciativa sobre empresas sociales de forma conjunta...

- Hasta ahora cuando se daban una línea lo que se pedía a los proyectos eran balances financieros. Proyecciones, Excel, vamos a hacer tal cifra de negocio. Ahora también vamos a solicitar también un balance social. El señor Juncker ha anunciado una riada de millones de euros y los papeles que van llegando para optar al menos a un parte es para empresas que tengan rentabilidad socio financiera o financiero social.

Entonces está clarísimo que esa es la línea y entra dentro de los parámetros que yo me haya incorporado a esta dirección, porque no me tengo que esconder, defiendo desde hace muchos años un modelo económico con esta rentabilidad. Dinero, sí, beneficio,sí, tiene que crear empleo pero, ¿para qué sirve una empresa si no aporta un beneficio a la sociedad? Creo que es importante para todos. 

Me da la impresión de que hoy en día estamos todos convencidos de que el hecho de buscar el dinero solo por el dinero nos lleva a crisis financieras como la que estamos viviendo, por lo que algo tenemos que cambiar. Pero tampoco se trata de lanzarnos así de una forma grandilocuente. Vamos a empezar a hacer algunas pruebas en pequeño tamaño para poder extenderlas. 

- ¿Han pesando en la línea del anterior Consell trayendo eventos como Emtech o Techtour a Valencia?

- Si entra dentro de las conclusiones conjuntas que tomaremos con todos aquellos que participan en el emprendimiento se hará pero siempre con un esquema de medida de resultados para valorar de una forma seria y profesional si ese tipo de evento es rentable.

- ¿Se van a mantener las líneas de financiación tal y cómo estaban?

-Tenemos que utilizar todas las herramientas que existen para poder financiar proyectos de innovación. Y lo que tenemos que tener es una estructura de lo que se llama un traje a medida. Una empresa no tiene por qué tener financiación de un business angel, un capital riesgo o préstamo participado. Por qué debe ser una subvención. Puede ser un conjunto de cosas. Y para eso lo que tenemos es que tener un equipo, y lo tenemos. Que cada vez que una empresa se dirija a nosotros analicemos qué necesita, porque igual es una chaqueta roja, un pantalón blanco y una camisa de flores.

Cuando se habla de emprendimiento se piensa en TIC pero, ¿un agricultor no puede emprender?

Yo creo que ahora se han cometido errores en el café para todos. Puede ser que en algunos casos sólo necesite uno, pero también se puede acudir a los bancos. Y lo que no se ha hecho y vamos a hacer es una base de datos donde la panoplia de diferentes instrumentos exista y luego un equipo que no solo determinará el producto financiero que le pueda ser más útil sino que va a asesorar. En muchos casos, si una empresa necesita 500.000 euros, igual 50.000 están en asesorías por si se quiere internacionalizar. Pues puede ser que se encuentre una empresa con la que colaborar, intercambiar servicios y el coste es cero, por ejemplo. Vamos absolutamente por esta línea. 

-Esta semana una empresa fundada por un valenciano ha cerrado una ronda de financiación de diez millones en Estados Unidos. ¿Por qué esto no se consigue en España?

- Por falta de cultura financiera. De ahí la educación. La forma en la que aquí vemos el uso del ahorro, queremos tener rentabilidad a muy corto plazo. Nos enseñan así las cosas. El pelotazo lo hemos visto en algunos sectores, mientras que en el mundo anglosajón la cultura es otra. Es verdad que dedica una parte de sus ahorros a tener una rentabilidad razonable pero están acostumbrados a arriesgar a y poner dinero a largo plazo y eso es un tema de cultura. 

-¿Cómo se puede remediar? 

- Con un eje de colaboración con la universidad para que se difunda y la relación con el dinero se explique de una forma natural. En la cultura latina es un poco rara porque la tendencia es a acumular. El que tiene más dinero es más feliz.

-¿Hay que implicar a la sociedad para que invierta su dinero?

-Empieza a haber una conciencia de que el uso del dinero para temas socio financieros empieza a tomar poder. Hay que empujar esa línea. Por qué se desarrolla en España el crowdfunding, por iniciativa ciudadana. Está el filantrópico y el lending y nosotros vamos a pertenecer más a la segunda línea. A imagen de lo que se hizo en Quebec (Monreal) con la iniciativa Love money, donde se permitieron relanzar panaderías o ferreterías que se iban a cerrar con una estructura de coparticipación dentro de la empresa. Yo no creo que el sector público esté para reemplazar a la iniciativa privada, pero sí para que empuje.

- La semana pasada se creó el Consell Valencià de la Innovació, antesala de la Agencia Valenciana de la Innovación, ¿cuál va a ser el papel de la Economía en esa Agencia?

- Vamos a participar muy mucho en ese observatorio que va a dar lugar a la agencia, en cómo esa agencia va a resultar. La función de nuestra conselleria es transversal. Tenemos que clarificar lo que significa innovación y emprendimiento. Este libro (señala la obra de Bill Aulet) es nuestra referencia, no es el único. Innovación y emprendimiento son términos que están muy ligados y está bien que un grupo de personas nos reunamos para reflexionar cómo ponemos la buena estructura de la innovación y el emprendimiento.

Generalmente, cuando se habla de emprendimiento se piensa en TIC pero, ¿un agricultor no puede emprender? La agricultura y la industria agroalimentaria tienen importancia en esta comunidad y hay que poner las bases para hacer algo sólido.

- ¿Cómo ha de quedar esa redefinición de la innovación?

- En tener un punto de entrada en el que las personas que tienen proyectos, sean del sector que sean o de cualquier tamaño, sepan qué se puede hacer y con qué herramientas.

- ¿Cómo está finalmente previsto que se repartan las competencias en innovación? Ahora las tiene Economía, pero la previsión es que la Agencia de la Innovación dependa de Presidencia. ¿Tienen definido el esquema final?

- De momento se va a definir de qué forma se va a hacer. Es curiosa la forma que tenemos de pensar en 'esto es tuyo o esto es mío'. Esto es de todos y cada uno tiene que aportar lo que sabe hacer. Qué más me da de dónde dependa si participamos los que sabemos y conjuntamente encontramos soluciones. ¿Por qué tiene que haber una guerra entre dos? ¿Por qué empujamos en esa línea? ¿Por qué se ve como una lucha interna la creación de un instrumento para cooperar? Al revés, se tendría que ver como algo extremadamente positivo. Lo erróneo es lo que se ha hecho antes. Tenemos ciertas reacciones automáticas sobre las que merece la pena que reflexionemos.

- ¿Cómo va a quedar el Ivace después de esta redefinición de competencias?

- Se está haciendo un trabajo de coordinación interna. El Ivace va a continuar haciendo el trabajo que hacía en antiguo Impiva. La internacionalización va a seguir y va a continuar captando fondos europeos a pesar de la mala imagen que tiene la Comunitat en Europa.

- Sobre la captación de fondos, recientemente se ha aprobado el nuevo reparto de competencias, han vuelto al IVF la capacidad de dar créditos y Economía va a tener un instrumento financiero, un fondo, para políticas de cooperativismo y economía social, ¿se está trabajando ya en esa línea?

- No sé en función de qué criterios se ha publicado que va a existir un fondo de inversión. No sé quién lo ha dicho; yo no. Un fondo de inversión necesita un gestor. Yo pregunto: ¿una gestora de fondos de inversión puede ser pública? ¿Una depositaria de un fondo de inversión puede ser pública? La respuesta es no. Entonces, lo que va a existir, igual que ahora, es que el IVF va a captar dinero en los mercados financieros y una parte de esos fondos se van a poner a disposición de la Dirección General de Economía.

Decir que en economía vamos a tener un fondo es no tener ni idea, una gestora no puede ser pública

Yo voy a formar parte de la redefinición de lo que va a hacer IVF en el marco de la colaboración. ¿Qué más me da que el dinero que voy a utilizar esté en Banco Santander, en BBVA, Sabadell o Bankia? Lo importante es que haya dinero. ¿Qué más da que esté en el IVF o que esté aquí? De lo que se ha montado en torno a este tema, lo que me alarma es que demuestra que no tenemos ni repajolera idea de lo que es un fondo de inversión ni de cómo se gestiona. Tomémonos todo esto con tranquilidad porque no hay absolutamente nada de nada que no sea una búsqueda de las mejores estructuras posibles para responder a la responsabilidad que asumimos.

- Se dijo que ese instrumento financiero iba a ser un fondo...

- La pregunta es quién lo dijo. Yo no. Hubiese dicho una burrada. Llevo 42 años en el sector financiero y 30 dirigiendo Bolsas y creo que sé de lo que hablo. Yo nunca he hablado de ese fondo. Ahora bien, que la disponibilidad de una cantidad de dinero se encuentre en un lugar o en otro, eso sí.

- ¿Qué va a pasar con el personal de Ivace financiación?

- Pasa al IVF. La Dirección General de Economía, según el texto del decreto, define las líneas de financiación e intervendrá en la definición que habrá que hacer en los nuevos estatutos del IVF. Ese equipo va a colaborar con nosotros.

- ¿Han empezado a trabajar con el IVF en la definición del banco público?

- Sobre el banco público no. Montar un banco no es algo que se hace de inmediato. El IVF ha recuperado competencias que antes no tenía, ahora hay que modificar los estatutos del IVF.

- Antes ha hablado de la falta de análisis y evaluación de las políticas, una idea que el conseller Rafael Climent repite mucho, ¿han echado en falta evaluación de resultados?

- Lo que no hemos echado en falta es el uso y abuso de términos que suenan bien. Ahora, de contenidos... 

- ¿A qué se refiere?

- Al hecho de poder evaluar los resultados de cualquier evento en los cuales se pone dinero público. Hacemos el Día del Emprendedor. Estupendo, magnífico. ¿Podemos tener índices de medida sobre las iniciativas creadas y cuáles han tenido éxito? ¿Se ha hecho ese trabajo? Estamos hablando de dinero público y emborracharse con dinero público me parece exagerado.

- ¿De las empresas en las que se ha invertido tampoco hay un registro?

- Sí, pero no hay seguimiento serio. No hay una base de datos donde podamos comprobar, por ejemplo, si una empresa que pide financiación ya ha obtenido financiación antes. Vamos a construir esa base de datos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email