X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de APV puerto de valencia Alexis Marí retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

CERCA DE 2.600 PERSONAS DESALOJADAS

El incendio de Llutxent ya deja más de 3.000 hectáreas quemadas y seis municipios afectados

9/08/2018 - 

VALÈNCIA. (VP/EFE/EP) Más de 3.000 hectáreas arrasadas, seis municipios afectados, cerca de 2.600 personas desalojadas y una veintena de casas quemadas eran los números sujetos al horror y el desastre del fuego cuando la noche ya cerraba el miércoles y se trasladaban los últimos datos de un incendio, el de Llutxent, declarado el pasado lunes.

Según la última perimetración del Centro de Coordinación de Emergencias, un total de 3.003 hectáreas de superficie habían sido pasto del fuego. Los datos recogidos por el Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi) mediada una jornada en la que el principal enemigo, además del fuego, era el viento, advertían que la superficie afectaba a los municipios de Gandia, Llutxent, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda.

Este jueves, un total de 31 medios aéreos (17 helicópteros y 14 aviones) trabajarán en los trabajos de extinción del incendio forestal. La previsión meteorológica es de viento en calma de dirección variable hasta las 14 horas, momento en que volverá a entrar viento del este con una velocidad de 10 a 15 kilómetros por hora, mientras que las temperaturas disminuirán a partir de las 17 horas hasta llegar a mínimas de 20 grados, y hay posibilidad de lluvia ligera sobre las 23 horas.

Dos jornadas duras

Dos días de fuego activo si bien los servicios de extinción mantenían el optimismo para la noche en unas buenas previsiones meteorológicas que ayudasen definitivamente a controlar el incendio de Llutxent. En la reunión técnica de coordinación que tuvo lugar a las 20 horas, el director del Puesto de Mando Avanzado del incendio mostró un "moderado optimismo" ante la evolución del fuego, ya que la previsión meteorológica para la noche indicaba que el viento sería variable a flojo y la humedad alta.

Al anochecer se retiraron los medios aéreos y en la zona permanecían los equipos terrestres que continuarían con las labores de control y extinción del incendio, que comenzó el pasado lunes por un rayo. Según Aemet, las tormentas no afectaron a la zona del incendio y la tendencia prevista era que se restableciera el flujo de viento del este flojo, amainando de madrugada según el pronóstico.

Para este jueves el nivel de preemergencia por riesgo de incendios forestales en la Comunitat Valenciana es extremo en las provincias de Valencia y Alicante, mientras que en Castellón el riesgo es bajo-medio.

Despliegue de medios

Durante la jornada del miércoles, se incorporaron medios de los Consorcios de bomberos de Alicante y Castellón y bomberos de la ciudad de València, así como una unidad de la UME de Zaragoza, y también efectivos de otras autonomías españolas.

El despliegue puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura en el incendio de Llutxent constó de diez medios aéreos: tres aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga procedentes de las bases de Zaragoza y de Pollensa, en Baleares; y dos anfibios de 3.100 litros procedentes de Manises, en Valencia.

También se desplazaron a Llutxent un helicóptero Kamov de 4.500 litros desde Caravaca, en Murcia, cuatro helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros que llegan desde Prado de Esquiladores, en Cuenca, y Lubia, en Soria, y un avión de Comunicaciones y Observación que envía imágenes del incendio en tiempo real.

Complementaron las labores de los medios aéreos dos Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales procedentes también de Lubia y Prado de Esquiladores y una unidad móvil de Metereología y Transmisiones.

La UME también movilizó efectivos a Llutxent a petición de la Comunitat a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. Fueron 363 militares y 94 vehículos, entre ellos 19 autobombas y cuatro nodrizas, junto a tres helicópteros. Además, se desplazaron otros 25 militares, y podrían ser movilizados más dependiendo de la evolución del fuego.

La Guardia Civil también colaboró en las tareas de ayuda con 90 efectivos, que se encargaban de las labores de atención a los ciudadanos, investigación y control de carreteras, mientras que la Policía Nacional mantuvo a los agentes localizados en las poblaciones más cercanas a disposición de la dirección de la emergencia.

Noticias relacionadas

el peor incendio del verano

Llutxent: Entre las cenizas del desastre

Por  - 

Un rayo latente fue el origen del incendio de Llutxent, uno de los más graves del último lustro en la Comunitat Valenciana. Una catástrofe que deja 3.270 hectáreas de ceniza, casas calcinadas y familias sin hogar

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email