X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CRÓNICA SOCIAL 

Fusión de arquitectura, arte y gastronomía en la casa-refugio de Ramón Esteve

20 MUJERES PARA 20 JOYAS: profesionales (con talento) participan en una iniciativa a beneficio de la Fundación Ronald McDonald

30/11/2019 - 

VALÈNCIA. Esta crónica va de mujeres que inspiran joyas y a mí se me ha puesto la cara brillante de puro mimetizarme con la cosa. Las hermanas Begoña y Paloma de Marfil Joyeros organizaron la comida “Mujeres Brillantes” con 20 valencianas que cuentan con una importante proyección social. Así pues, customizaron la joyería con rosas inglesas y tulipanes, llenaron las vitrinas de anillos, brazaletes y collares y reunieron en una comida celebrada en la propia joyería a esta nueva generación de creativas representantes de disciplinas como la arquitectura, el diseño, las artes plásticas o la medicina. 

La escritora Gadea Fitera, la wedding planner Lorena Oliver, la empresaria Gloria Pons, la interiorista Eva Marcellán, la diseñadora de moda Bárbara Torrijos, la gerente de Blackcape Isabel Cosme, la arquitecta Ita Vila, la exportadora Paloma Lila, la pintora Marta Gómez-Lechón, la fashion assistant María Cosín, la médica estética Sandra Marina, la presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros Mónica Herrera, la consultora de moda Maite Sebastiá, la empresaria de moda Patricia Montoro. y las periodistas Begoña Clérigues, Carola Alegría y María Rubert compartieron mesa y disfrutaron de un encuentro en el que se presentó la colección Bronce & Oro inspirada en mujeres sobradamente preparadas (como ellas). Desde el 28 de noviembre Marfil Joyeros destinará parte de los beneficios de las ventas de esta colección a la Fundación infantil Ronald McDonald que ofrece un "hogar fuera del hogar" a familias con niños que sufren enfermedades de larga duración.

Catering 5 preparó un menú muy especial para este encuentro maridado con joyas. De primero, timbal de vieiras con perlas; de segundo, roast-beef de rubíes con salsa París de brillantes; de postre, tarta de galletas con mascarpone y topacios. Sapristi, qué bueno todo. Desde que Calgonit se anunció con los lavavajillas AEG, se abrió la veda de los maridajes: postres con vinos dulces, cerveza con alcachofas, champán con jamón ibérico. 

Los temas de conversación fueron conciliar, emprender, empoderar, disfrutar. Y la sororidad. Es una palabrota que no está en el diccionario pero se refiere a la fraternidad entre hermanas (amén). También se habló de comer, beber y amar. Que de eso se trata. 

Con Ramón Esteve...

La vivienda del arquitecto Ramón Esteve en Fontanars dels Aforins fue el escenario de un encuentro cultural de arte y gastronomía. Un camino de olivos desemboca en esta casa que, como es habitual en los proyectos del arquitecto, apuesta por la integración con el paisaje y se diluye entre la vegetación.

Allí, entre pinos y campos de vid, Jorge López y Amparo Agrait de la galería Punto instalaron una obra de Miquel Navarro que, a modo de escultura premonitoria de la simbiosis con la arquitectura, daba la bienvenida a los invitados, una treintena de empresarios convocados por el banco privado Mediolanum.

Mario Mariner, advisor del estudio Ramón Esteve, medió en la organización junto con Martín Rodríguez, de Mediolanum, para reunir a los hermanos Jorge y Vicente Morata Roig, el empresario Carlos Martínez y Mariló Noguera, el doctor José González, Carmen Navarro de Herboristería Navarro, Fran Sanchis y José Mª Gimeno de IMEX, Manolo Peris, el promotor Luis Lluch, el vicario y profesor de la Universidad Católica de Valencia José Luis Sánchez y los abogados Javier Edo, Pilar Ibor y Carlos Romero. 

Ramón Esteve ejerció de anfitrión dando la bienvenida en la terraza, un espacio minimalista (como un fotograma de Dreyer o un vestido de Raf Simons) que da paso a la casa, construida con un largo cascarón de hormigón y atravesada por las estancias de madera de pino. Todo en la vivienda lleva el sello de Esteve, desde los pomos hasta el mobiliario, acorde con su perfil multifaceta: lo mismo rehabilita el centro Bombas Gens, diseña el restaurante Bouet, levanta el nuevo hospital La Fe o mete la nariz en el diseño industrial con trabajos para firmas como Vondom, Gandía Blasco o Vibia. Espacios con un punto de magia inspirados en la buena arquitectura ya que, como le gusta repetir, “todo lo que no es tradición, es plagio”. Hasta chimeneas había en el salón (y estaban encendidas, o sea, que eran de verdad).

Si Ramón Esteve mimetiza la naturaleza en la arquitectura, la cocina se hizo arte con el catering que sirvió su hermano, Fernando Esteve, con una simple premisa: los mejores productos de la zona. Es decir, embutidos de Onteniente, habas con menta, alcachofas, caracoles y un arroz meloso elaborado con una antigua receta familiar. Todo regado con los vinos de la bodega Los Frailes procedentes de una finca de Fontanars dels Aforins que perteneció a los jesuitas donde elaboran excelentes variedades autóctonas como monastrell. Arquitectura contemporánea, escultura, alta cocina, un paisaje vinícola, buenos amigos. ¿Qué más se puede pedir?

Noticias relacionadas

hilando fino

València, ciudad de cine

Por  - 

La 34 edición de la Mostra de València-Cinema del Mediterrani dio comienzo el jueves con su gala inaugural celebrada en el Teatro Principal de València. La cineasta Liliana Cavani recibió la Palmera de Honor del festival

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email