Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sareb ejecuta una prenda sobre acciones a Martibalsa

Galiano, antiguo socio de Enrique Bañuelos, diluye su capital en Quabit hasta el 3,30%

13/02/2016 - 

VALENCIA. A las 14:38 horas de ayer, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) comunicaba por hecho relevante que el llamado 'banco malo' entraba en el capital de Quabit Inmobiliaria tomando el 7,7%. De este modo se convertía en el segundo accionista de la cotizada madrileña por detrás de Grupo Rayet (20,6%), controlado por el empresario Félix Abánades, y por delante del 'fondo buitre' KKR (5,4%).

La Sareb ('banco malo') ha entrado en Quabit al quedarse con un paquete de 193,5 millones de títulos que la compañía valenciana Martibalsa tenía pignoradas en garantía de un préstamo. Al frente de la misma figura Juan José Galiano -presidente a su vez del Grupo Crein-, cuya participación se ha reducido drásticamente hasta el 3,3%, cuando no hace mucho tiempo controlaba el 20%.

De hecho, así lo reconocía el propio Abánades a este diario el pasado 20 de noviembre en una entrevista. El presidente de la inmobiliaria precisamente venía de comer con Galiano y de hecho se disculpó por el retraso.

"En el pasado la relación fue un tanto distante porque siempre he pensado que Bañuelos podría estar detrás, pero nos consta que ya no tiene nada que ver. Actualmente tengo una relación cordial con él", manifestaba.

La participación que ha tomado en Quabit Inmobiliaria el 'banco malo' tiene su origen en 2009 y de la extinta empresa CV Capital de Enrique Bañuelos. La fusión de la también desaparecida compañía de este empresario Astroc con otras compañías (Afirma, Lanscape y Rayet) constituyó en esos años la actual Quabit Inmobiliaria.

Traspaso

Concretamente en marzo de aquel año, CV Capital -actualmente Vallcab Capital y en su origen empresa íntegramente propiedad de Bañuelos- traspasó al Grupo Rayet una póliza de crédito que mantenía con Bankia por importe de 21 millones de euros. 

Martibalsa, que en su día llegó a estar también participada por el empresario valenciano Vicente Cotino, se constituyó entonces en garante solidario de esas obligaciones de pago y para ello pignoró parte de las acciones de Quabit Inmobiliaria por un un total de 193,5 millones de títulos.

Pendiente de sentencia

El pasado 10 de diciembre venció el contrato de préstamo y esta misma semana la Sareb, entidad a la que Bankia traspasó activos, ha ejecutado las acciones pignoradas de Martibalsa que lo garantizaban.

Mientras tanto, Quabit Inmobiliaria sigue pendiente de sentencia una demanda de responsabilidad de administradores que Rayet interpuso contra Enrique Bañuelos y Vallcab Capital por cerca de 300 millones de euros y fundamentada en las irregularidades contables en Astroc durante 2006 y 2007.

Dichas irregularidades fueron aportadas para la constitución en aquellos años de Quabit Inmobiliaria (antes Afirma Grupo Inmobiliario), fruto de la fusión de esta última firma con  Astroc, Lanscape y Rayet Promoción. "Mantenemos una relación jurídica. Lo hemos demando por daños y perjuicios", reconocía Abánades a este diario en dicha entrevista no sin cierta sorna.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email