Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Geometría de colores y 'mobiliario-puzle': así es la nueva guía de peatonalización blanda de València

29/09/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València ya tiene más o menos claro cómo van a ser las futuras peatonalizaciones blandas en la ciudad. El área de Urbanismo está ultimando ya la guía municipal que recoge el diseño con el que se llevarán a cabo las actuaciones de llamado urbanismo táctico, que permiten a la administración municipal recuperar espacio público para los peatones de manera rápida y barata hasta que se produzca la urbanización definitiva.

El documento, presentado este lunes por la edil del ramo Sandra Gómez y los autores del mismo -Leku Studio-, se basa en la experiencia de otras ciudades como Barcelona y establece cierto orden en el diseño de las futuras peatonalizaciones, con elementos móviles, adaptables y dinámicos para que puedan ser implementados en todo tipo de situaciones y espacios, además de un uso de la pintura como uno de los elementos protagonistas.

Por un lado, la guía -que todavía no es definitiva- contempla un "ecosistema gráfico". Esto es: los colores, códigos de señalización, series gráficas y elementos impresos en el pavimento que inundarán los espacios con distintas finalidades. El elemento básico es la llamada "baldosa gráfica", a partir de la cual se podrán ir construyendo los espacios al gusto y dependiendo de su función. Con ella se construyen figuras geométricas que, desde el pavimento, dan coherencia a las zonas peatonalizadas. Son ejemplos básicos que se podrán ir complementando con nuevas series y desarrollos siempre que se comparta la esencia común.

Aquí se incluye una carta de colores que las actuaciones deberán seguir, y que fundamentalmente bebe de los rojos, los ocres y los azules, "muy presentes en el paisaje valencianos" al buscar los tonos terrosos más primarios y los colores marinos, estableciendo un vínculo con el entorno natural, según explicaron los autores de la guía.

Una de las funciones más curiosas de la pintura en el suelo tiene que ver con la diferenciación de los espacios. Así, "la intensidad y la concentración de la pintura permite establecer un gradiente desde los espacios completamente peatonales a las zonas de coexistencia con la bici o el coche a velocidad reducida". De este modo, a mayor frecuencia de baldosas, se trata de espacios peatonales, a menor frecuencia, espacios permitidos para bicicletas u otros vehículos.