GRUPO PLAZA

Gandia

Gobierno y oposición se acusan mutuamente por la 'operación Aplauso'

El PP sostiene que intentó recuperar los impuestos no cobrados por el PSOE mientras que el Gobierno de Gandia señala que el PP condonó la deuda del IBI a una empresa privada

3/12/2015 - 

VALENCIA. Las reacciones sobre el presunto delito de prevaricación en la Operación Aplauso no se han hecho esperar y el alcalde Arturo Torró y el ex edil Javier Reig, ambos del Partido Popular, han explicado “una vez más” los entresijos de la operación Aplauso, una operación que de principio a fin califican de “impecable”.

‏Los populares, que no tenían constancia alguna de la acción judicial, han subrayado su predisposición a colaborar con la justicia para clarificar todas las dudas que puedan haber sobre la operación de la Galería Comercial del Hotel Gandia Palace. Apoyándose en sentencias y denuncias que interpusieron en su día contra VIPEI, el ex edil Javier Reig ha puntualizado que el envío a la fiscal de una información “sesgada” es lo que ha propiciado que la fiscal haya dado trasladado de la investigación a los juzgados de Gandia.

‏Reig ha subrayado que en ningún momento hicieron "dejación" de sus obligaciones y ha recordado que se interpuesto una demanda al juzgado de lo mercantil solicitando la resolución del contrato por incumplimiento de Vipei, acción que fue informada a la comisión de investigación. Por su parte, el concejal Arturo Torró ha resaltado que el PSOE "está utilizando todas las armas que puede para poner una cortina de humo a las críticas de Gandia y al importante parón económico que está sufriendo la ciudad”.

‏Apoyándose en documentos y en hechos del pasado, ambos dirigentes han recordado que la tasación realizada en su momento por Tinsa como por un técnico de este Ayuntamiento fue correcta, tal y como posteriormente confirmó una sentencia del TSJCV. Por tanto, “la valoración no la pusimos nosotros porque quisimos, sino porque realmente es la que existía”, ha concretado Reig.

‏Seguidamente, el actual Asesor del Grupo Municipal Popular ha remarcado que en todo momento se buscó cobrar los impuestos adeudados por la mercantil VIPEI e incluso se interpuso una demanda al jugado de los mercantil solicitando la resolución del contrato por incumplimiento del contrato por parte de Vipei”. Todo ello, explica, fue explicado en la comisión de investigación e, incluso, “se aportó una copia de la demanda”.

‏Por último, Arturo Torró ha recordado que el objetivo de la Operación Aplauso era “reactivar la Playa y de no haberse producido el engaño por parte de la empresa, la operación hubiese sido satisfactoria para los intereses de los gandienses, al recuperar los tributos que hasta el momento no se habían podido lograr, así como que quedara abierto al público un espacio más de dinamización de la Playa de Gandia, generando economía y empleo”.

‏El PP no registró la compra del inmueble

‏Por su parte, el Gobierno ha transmitido su “tristeza e indignación” por ver “una vez más” a Gandia salpicada por un proceso judicial y ha rebautizado esta operación como “Operación Pelotazo”.

‏El portavoz del ejecutivo de Gandia, Jose Manuel Prieto, ha destacado que si hay algo "evidente" en la adquisición de la galería comercial del Gandia Palace por parte del anterior gobierno es que "los populares perdonaron el IBI -de 1.300.00 euros- a la propietaria de la galería comercial dentro del paquete de condonación, también el IBI de dos cocheras, dos restaurantes y hasta un pub” y se ha preguntado “¿Quién resultó beneficiado de la Operación aplauso?”.

‏Igualmente, Prieto ha recordado que “se acordó pagar 4.934.007,86 euros a la empresa para explotar el recinto comercial a través de IPG, la operación se escrituró pero nunca se elevó al Registro”. Ahora es la empresa la que reclama a este Ayuntamiento cerca de 5 millones de euros más los intereses devengados. Además, “no existe constancia en IPG de que la empresa que explotó la zona comercial haya pagado nada durante el tiempo que la gestionó”.

‏Es más, el coordinador de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, ha señalado que el gobierno del PP no pagó el impuesto de transmisiones patrimoniales pertinente, lo que ha obligado al actual gobierno a abonar un recargo de más de 200.000 euros por este impago.

‏Por todo ello, el grupo municipal socialista insta al PP que “dimita, que arregle y limpie su casa, y ponga al frente del partido a alguna persona que no esté salpicada por cuatro años de la peor gestión que pueda haber sufrido ninguna ciudad en este país”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email