Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

Esto dice el gráfico del Banco Santander

11/03/2020 - 

VALÈNCIA. Tras las caídas del pasado lunes, que ya se ha bautizado como el 'lunes negro', las acciones de Banco Santander llegaron a los 2,63 euros, exactamente al mismo precio que el día posterior al referéndum del Brexit en Reino Unido (24 de junio de 2016). Ese parece un buen punto para un rebote de corto plazo, pero las acciones de Banco Santander se enfrentan a un problema mayor. 

La fuerza relativa de las acciones (RSC Mansfield) se encuentra en un -2.19, lo cuál quiere decir que ahora mismo es un valor excesivamente débil. Además de que el sector bancario en Europa actualmente tiene una fuerza relativa de -1.78, lo que significa que se encuentra entre los 5 sectores más débiles de los 39 que hay en Europa.

Muchas veces los pequeños inversores tienden a pensar que cuando un valor cae mucho es que está barato y, por lo tanto, es buen momento para comprar sus acciones. Yo personalmente opino que cuando un valor cae mucho es que está débil y que las 'manos fuertes' del mercado no confían en él, por lo que prefiero mantenerme al margen.


Por otro lado, si nos fijamos en su aspecto técnico vemos como desde la pasada crisis de 2007-2008 el valor forma una cuña gigante y justa la semana pasada perdió la directriz alcista. Parece que los mínimos que comentamos de los 2,63 euros son la última oportunidad de salvar una catástrofe de dimensiones importantes.

Esperemos por el bien de sus accionistas que esa zona sea un fuerte soporte y que el precio recupere el nivel de los 3,15-3,20 euros, que le llevaría a recuperar esa directriz alcista y daría esperanzas para situarse cerca de los 4 euros.

Por ahora esos niveles quedan demasiado lejos y con la situación de incertidumbre actual que vivimos en los mercados con el coronavirus en continuo crecimiento, la guerra de la OPEP y el indicador VIX de volatilidad en niveles no vistos desde el año 2008 veremos si las acciones de Ana Botín y los suyos consiguen aguantar los 2,63 euros y confirmar el rebote iniciado.

Javier Lorenzo es analista independiente

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email