GRUPO PLAZA

hemoderivados

Grifols diseña una nueva hoja de ruta que pasa por tener centros de plasma en China

3/06/2019 - 

BARCELONA (EFE). La multinacional de hemoderivados Grifols, que actualmente se nutre de plasma obtenido fundamentalmente en Estados Unidos, se propone tener centros de donación de plasma también en China a partir de 2024. Esa es al menos la hoja de ruta que maneja la compañía, según se desprende de los planes mostrados a los accionistas durante la última Junta General de la multinacional, que se celebró el pasado 24 de mayo.

Los centros de plasma son muy importantes para Grifols, ya que el plasma -la parte líquida de la sangre que queda tras retirar plaquetas, glóbulos rojos, leucocitos y otros componentes celulares- es la materia prima usada para producir los medicamentos plasmáticos que comercializa esta multinacional. Grifols quiere pasar de los 256 centros de plasma que tenía al cierre de 2018 -220 de ellos en EE.UU. y los 36 restantes en Alemania- a 316 en 2022 y a un total de 370 en 2024.

En esa proyección de futuro presentada a los accionistas, Grifols precisaba que en 2024 un total de 264 de estos centros de plasma estarían situados en EE.UU., otros 52 en la Unión Europea y un total de 54 en "otras localizaciones". Fuentes de Grifols consultadas por Efe han asegurado que ello no quiere decir que esos 54 centros vayan a estar todos en China, pero han comentado que es "muy probable" que para entonces la multinacional ya tenga centros de donación en China, entre otros países.

En esta línea, Grifols prevé obtener a finales de año autorización tanto de las autoridades de EE.UU. como de China para convertirse en el segundo accionista de la china Shanghai Raas, con un 26,2 %, a cambio de ceder a esa compañía el 45 % de los derechos económicos y el 40 % de los políticos de Grifols Diagnostic Solutions, filial al 100 % de Grifols.


Con esta operación, Grifols busca impulsar la producción, comercialización y desarrollo de los productos plasmáticos en China, así como innovadoras soluciones de diagnóstico transfusional en ese país. Grifols cree que su potencial de crecimiento internacional pasa por apostar fuerte por China, ya que actualmente hay 1.400 millones de chinos y solo se fracciona plasma por unos 8 millones de litros al año, frente a los 40 o 50 millones de litros de EE.UU. para atender a un mercado de 400 millones de personas.

Y para tener una presencia cada vez más relevante en China, Grifols considera que debe producir también sus medicamentos plasmáticos allí, por lo que es conveniente también tener centros de plasma en el país. "No hay más solución que obtener el plasma y fabricar las cosas desde China", dijo en la Junta el presidente de la multinacional, Víctor Grífols Roura, que desde 2017 delegó las funciones ejecutivas de la empresa en Víctor Grífols Déu, uno de sus hijos, y en uno de sus hermanos, Raimon Grífols Roura, que llevan ahora el timón de Grifols como consejeros delegados.

Planificación 

En el sector todo se empieza a planificar a muy largo plazo, y hace unos tres años Grifols se dio cuenta de que debía aumentar sustancialmente su capacidad industrial para atender la demanda futura de hemoderivados, por lo que multiplicó sus inversiones productivas. De hecho, en la última Junta de Accionistas precisó que las inversiones alcanzarán los 1.400 millones entre 2018 y 2022 para llegar a los 19 millones de litros de capacidad de fraccionamiento de plasma en el año 2023, frente a los 14,8 millones de capacidad actual que suman actualmente las plantas que tiene en EE.UU. y en España.

El aumento de capacidad industrial comporta importantes inversiones, ya que implica reforzar cada uno de los pasos de la cadena de producción de los medicamentos plasmáticos, desde la fase de obtención de plasma hasta la producción, lo que incluye el proceso de fraccionamiento del plasma. En concreto, el fraccionamiento consiste en someter el plasma a diversos cambios de temperatura y condiciones químicas para separar así cada una de las proteínas con propiedades terapéuticas, de forma que las proteínas, una vez purificadas y dosificadas, se pueden usar como medicamentos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email