GRUPO PLAZA

la sociedad pedía alargar el plazo hasta noviembre

Hacienda se planta con Bolsa de Valencia: tendrán que dejar la sede en septiembre y sin compensación

7/07/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Hacienda se ha plantado con Bolsa de Valencia y las peticiones acerca del desalojo de su actual sede: dejarán el palacete en el mes de septiembre y no tendrán compensación alguna por la amortización de las inversiones realizadas en el espacio. Así se recoge en una carta remitida desde la dirección general de Sector Público y Patrimonio a la sociedad rectora de Bolsa de Valencia, donde rechazan la mayor parte de sus requerimientos.

Un escrito en el que dan contestación a las peticiones realizadas por el presidente de la misma, Vicente Olmos, quien, como ya recogía este martes Valencia Plaza, solicitaba a la Generalitat varias cuestiones a las que Hacienda no ha dado cancha. En primer lugar, alargar el plazo de salida hasta el mes de noviembre y, en segundo lugar, una indemnización por los recursos empleados en mejorar las instalaciones que en principio ocuparían hasta 2025. 

En este sentido, la dirección liderada por Isabel Castelló puso sobre la mesa la salida obligatoria de la institución bursátil del Palau de los Boïl d'Arenós, el histórico edificio de la calle Llibrers, el próximo 17 de septiembre de 2021. Sin embargo, desde el ente liderado por Vicente Olmos señalaron que la fecha debía ser el 20 de noviembre, más de dos meses después, al entender que el cómputo de los plazos retrasaba la misma dos meses. Una cuestión que no se acepta desde la Generalitat.

Reversión de los inmuebles con las mejoras

En segundo lugar, la Bolsa de València también apuntaba a la realización de una serie de inversiones con el objeto de mejorar el conjunto inmobiliario y asegurar su mantenimiento, haciendo expresa referencia a las inversiones en equipamiento y sistemas de seguridad realizadas en los últimos años. También hacía referencia a las amortizaciones pendientes de las inversiones realizadas, por lo que considera que debe procederse a su liquidación consecuencia de la extinción anticipada de la cesión.

En este sentido, la dirección general de Sector Público y Patrimonio da una negativa por respuesta y alude al artículo 91 de la Ley14/2003 de 10 de abril, de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, regulador de las cesiones gratuitas de uso de bienes inmuebles, en virtud del cual los inmuebles revertirán a la Generalitat con todas las mejoras realizadas. Una cuestión a la que añaden que la Generalitat tendrá derecho a percibir del cesionario, previa tasación inicial, el valor de los detrimentos que hubieran sufrido los bienes.

No habrá grupo de trabajo

Una tercera petición era la creación de un grupo de trabajo en el que puedan plantearse todas las cuestiones relevantes para la entrega del conjunto inmobiliario. En este sentido, desde la Generalitat consideran más operativo solventar dichas cuestiones a través de las visitas al inmueble que sea necesario realizar por parte del personal técnico de la Generalitat con carácter previo a la entrega. De hecho, ya marca una primera fecha, el próximo 20 de junio.

Respecto al condicionamiento técnico de desmontar las instalaciones y que pueda peligrar y arrojar dudas sobre la seguridad, continuidad y fiabilidad del tráfico mercantil, la dirección entiende la preocupación e invitar a que se realice el traslado garantizando la continuidad. Por otro lado, sobre sus obligaciones sobre la ocupación de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros, Hacienda entiende que Bolsa de Valencia solo debe de ocuparse de aquel espacio ocupado por ellos mismos.

Una cesión gratuita por "utilidad pública"

La Generalitat Valenciana adquirió el Palau de los Boïl d'Arenós en la década de los ochenta para rehabilitarlo como sede de la Bolsa de Comercio de Valencia. El decreto de cesión gratuita por motivos de "utilidad pública e interés social" de los fines a los que se destina el edificio de la Bolsa fue aprobado en 1995. Un decreto posterior aprobado en noviembre de ese mismo año y firmado por el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y el conseller de Economía y Hacienda, José Luis Olivas, concretó el alcance de la cesión.

En este decreto quedó establecido que el derecho de uso gratuito estaba condicionado a la utilización del inmueble como sede de la Bolsa y sus servicios propios hasta 2025. Sin embargo, la voluntad de Hacienda de albergar la sede del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha terminado por dar fin a un acuerdo al no conseguir llegar a un entendimiento para compartir el espacio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email