X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

NO SOLO NANAS

'Historia Ilustrada del Rock': a los niños también les gustan las guitarras eléctricas

El piano en llamas de Jerry Lee Lewis, las chupas de los Ramones y una fiesta en el cementerio con Jim Morrison, Sid Vicious y Amy Winehouse. Todo forma parte de la enciclopedia infantil que acaban de publicar la periodista Susana Monteagudo y el ilustrador Luis Demano en Litera

22/11/2018 - 

VALÈNCIA. Existen 3.000 versiones distintas de 'Yesterday', la canción que compusieron los Beatles en 1965. Los Rolling Stones tocaron una vez delante de 1,5 millones de personas en una ciudad brasileña que se llama Copacabana. El disco Thriller de Michael Jackson (el del videoclip de los zombies que bailan) ha vendido más 110 millones de copias en todo el mundo. Estas son solo algunas de las curiosidades musicales que se ponen al alcance de los niños -y sus padres- en Historia Ilustrada del Rock. La periodista Susana Monteagudo (València, 1975) y el ilustrador Luis Demano (Alicante, 1976) firman al alimón este hermosísimo libro que acaba de publicar la editorial valenciana Litera, y en el que destaca también la labor de Ibán Ramón en la dirección de diseño.

En apenas sesenta páginas, esta pequeña enciclopedia logra sintetizar la historia del género rock desde su nacimiento en la década de los cincuenta -con las primeras aleaciones de blues, jazz, country y rhythm and blues a manos de Little Richard, Chuck Berry o Elvis Presley- hasta los inicios del siglo XXI, donde se resalta la impronta de bandas como Arctic Monkeys, Queens of the Stone Age o Arcade Fire. Siempre desde el prisma anglosajón, se habla de los años sesenta, la “invasión británica” y la eclosión de la psicodelia; la foto fija de los setenta hace alusión al glam rock, el punk y las primeras bandas de rock progresivo, antesala del heavy; la de los ochenta da cuenta de la llegada del post punk, la new wave y el nacimiento del hip hop, dibujando una parábola conceptualmente gigantesca que abraza desde REM a Beastie Boys. En los noventa la cosa se sigue complicando más con el britpop, el grunge y las derivaciones del metal y el hardcore.

Monteagudo se lanza a la piscina apuntando algunas de las mejores canciones y álbumes de la historia –ahí están 'Blitzkrieg Bop', de Ramones y 'Highway to Hell', de ACDC, y discos como el Pet Sounds de Beach Boys, el Autobahn de Kraftwerk y The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars, de Bowie-. Sin duda, la suya ha sido una labor de síntesis “dolorosa” y arriesgada. “Mi editor me preguntó al principio si sabía en la que me estaba metiendo (ríe). Asumo que es imposible evitar decepciones, pero es imposible que cupiese todo”.

Esta Historia Ilustrada del Rock –que aspira a traducirse en varios idiomas- va más allá de las cronologías. Por ejemplo, enseña cómo identificar diferentes estilos musicales en función del tipo de ritmo y de melodía o de los instrumentos que entren en juego en una canción, y dedica una sección a descubrir los hilos de Ariadna que vinculan a diversas tribus urbanas (mods, góticos, nuevos románticos) con un determinado subgénero musical y sus coordenadas estéticas. El libro explica también en apenas siete pasos cómo ha evolucionado la tecnología musical desde la invención de la amplificación en 1904 o cómo escuchaba la gente música cuando no existía Youtube ni Spotify.

Foto: ESTUDIO MONTEAGUDO.

Bonitos cadáveres

Hay diversas razones por las que ésta no es una publicación infantil prototípica. La primera y más evidente es el hecho de considerar que los niños, en principio, pueden disfrutar de la misma música que los adultos. Si uno lo piensa bien, no hay nada extraño en que a un pequeño le embelese el ímpetu primario de un golpe de batería, el caos envolvente de una distorsión de las guitarras o el espectáculo de ver a personajes llamativos cantando (o gritando) sobre un escenario.

La segunda tiene que ver con el tratamiento natural de temáticas sensibles como la muerte o el consumo de drogas. En lugar de plantear una elipsis al hablar de la vida de Janis Joplin, los autores prefieren describir su fallecimiento como lo que fue; a causa de una sobredosis de heroína. Eddie Cochran aparece muy simpático con una farola encastrada en su cabeza... la misma con la que se estrelló el día que perdió la vida, a los 21 años de edad. Jeff Buckley desapareció en el río Misisipi y Brian Jones todavía no sabemos si se suicidó o si murió asesinado. La doble página titulada 'Bonitos cadáveres' es al mismo tiempo la más polémica del libro y la favorita de los autores. “También es la que más le gusta a mis hijos de 8 y 10 años –confiesa Monteagudo-. Sienten curiosidad, y yo no intento protegerlos de ninguna manera. De hecho, creo que esta doble página es muy acertada porque nos da pie a hablar en familia con nuestros hijos de temas sensibles pero sin tabús ni eufemismos, sino con naturalidad y un punto de sentido del humor. Está claro que en este libro hay varias páginas que muchos padres protectores considerarán que no son aptas”. 

Susana Monteagudo lleva cinco años acercando el rock a los niños. En 2013 inició su proyecto de gestión cultural Críos&Roll con el cual realiza conciertos, talleres y actividades familiares. Ese mismo año publicó 100 canciones de adultos para oír con niños (Litera, 2013) y Niñas y niños. Cada una, cada uno diferente (Litera, 2016). Según explica ella misma, este interés surgió de forma natural cuando se convirtió en madre. Ella, que confiesa haberse “sacado leche en los baños portátiles del FIB para no sufrir una mastitis durante los conciertos de Portishead y Arcade Fire”, piensa que “tenemos que quitarnos de encima esa teoría de que los niños no tienen criterio musical. Si dejas que escuchen con naturalidad todo tipo de géneros y grupos acabarán desarrollando su propio criterio. Los niños se mueven por la curiosidad; si les abres esa puerta entrarán directos. Por eso hemos tratado de crear un libro riguroso, pero divertido y lleno de anécdotas y que estéticamente fuese también un objeto de deseo”.

“Abordar asuntos como el suicidio o la sobredosis en un libro para niños fue complejo al principio –explica Luis Demano-.  No queríamos que quedase frívolo ni crudo, sino tratar el tema de forma natural. Lo planteamos como una fiesta en un cementerio, donde la gente se lo está pasando bien”. “No he tenido ningún condicionante a la hora de hacer este libro porque tengo claro que los niños son seres pensantes y hay que tratarlos como a personas inteligentes, a pesar de que obviamente no tiene el rango de experiencias de un adulto. No hay que hurtarles temas”, comenta el ilustrador, para quien ésta es su quinta publicación infantil. Anteriormente ha plasmado sus dibujos en El fantasma Quememeo (Andana editorial); Qui no sap viure no sap riure (Andana editorial); La cocina de las cuatro estaciones (Tándem editorial) y Mis primeras 80.000 palabras (colectivo) (Media Vaca). 

La reivindicación de causas sociales y políticas asoma también en las páginas de esta pequeña enciclopedia. “Decidí incluir un espacio para hablar de lo importante que es movilizarse por aquellas causas que requieren compromiso social. El rock también es eso”, señala Monteagudo. En la misma línea, el libro da cuenta de los obstáculos que han tenido las mujeres para hacerse valer en la industria de la música. Se habla de pioneras del jazz y el blues como Bessie Smith, Billie Holiday y Sister Rosetta Tharpe, pero también de movimientos como Riot Grrrl y artistas contemporáneas como PJ Harvey o Björk. 

El espíritu de este libro es, en resumidas cuentas, el mismo que explica la popularización de bandas como Ramonets, Rocky Baldosas o Gigatrín o de sellos discográficos como Rockabye Baby! (especializado en la edición de versiones de clásicos del rock para bebés). La misma razón por la que los conciertos matinales de La Marina de València se llenan hasta los topes de niños cada fin de semana, y festivales como Primavera Sound o el Sónar llevan años programando espacios para los más pequeños. Los niños están capacitados para escuchar algo más que nanas y sus padres tienen derecho a odiar un poco las canciones de Peppa Pig.

Más libros ilustrados sobre rock para niños

Imagine. En 2017, la editorial Flamboyant publicó en castellano el álbum infantil, ilustrado por Jean Jullien y con prólogo de Yoko Ono. La idea detrás de este libro es “compartir las ganas de John Lennon de crear un único mundo en paz”.

Gus y yo.  Malpaso infantil publicó en 2014 este libro, en el que Keith Richards evoca el momento en que su abuelo –que tocaba el piano, el violín y la guitarra- le regaló al futuro Rolling Stone su primer instrumento de seis cuerdas. Las ilustraciones son obra de la hija del músico, Theodora.

Las maravillosas aventuras de la sra. Jazz y el sr. Blues. Álbum ilustrado en acuarela que cuenta la historia de la música soul. Los padres del Sr. Soul, y abuelos del Sr. Hip Hop, explican a los más pequeños cómo la llegada de esclavos africanos a los EE.UU. provocó numerosos cambios sociales y un terremoto en la música popular. Surgieron el Jazz y el Blues, antecesores del Soul, el Pop y el Rock, entre otros géneros, y unos personajes inolvidables nos conducen a través de su historia. Músicos como Coltrane, Miles Davis o Robert Johnson se unen a la Sra. Jazz y el Sr. Blues, y nos ayudan a viajar hasta la esencia de la música negra. El escritor Andreu Cunill y el ilustrador británico Tim Sanders, autores de este volumen, habían publicado previamente Las maravillosas aventuras del sr. Soul. 

La pequeña historia de Roc. De Alfred Crespo y Eduardo Izquierdo con ilustraciones de Jordi del Río. El padre del protagonista de este cuento es propietario de una tienda discos y cuenta a su hijo y a sus amigos las aventuras que vivieron artistas como Elvis Presley o Bruce Springsteen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email