X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Holanda, Francia y Alemania, en el punto de mira de los mercados

El gestor de carteras senior de Insight Investment (BNY Mellon) analiza el impacto de las elecciones en los tres países europeos

3/03/2017 - 

MADRID. En Holanda, la victoria del candidato nacionalista y ultraderechista Geert Wilders, del Partido de la Libertad (PVV), supondría una amenaza para la UE, y parece que obtendrá la mayoría de los votos. Sin embargo, es poco probable que acabe gobernando ya que, aunque podría obtener un 20% de los escaños, necesitaría el apoyo de otros partidos en un sistema en el que las coaliciones son la norma. Otros partidos políticos como el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) han descartado apoyar al PVV, con la intención de formar otra coalición que le impida llegar al poder.

En Francia, la elección de la líder del Frente Nacional Marine Le Pen como nueva presidenta del país podría significar el fin de la UE. Aunque ahora mismo muestra una leve ventaja en la primera vuelta, sus probabilidades de ganar la segunda vuelta son más bien escasas. De sus rivales más cercanos, tanto el candidato independiente de centro Emmanuel Macron (en nuestra opinión, el favorito ahora mismo) como el republicano François Fillon cuentan con un sólido margen para vencer a Le Pen en la segunda vuelta, mientras que su ascenso al poder sería menos difícil si finalmente se enfrentase al candidato socialista Benoît Hamon.

En Alemania, las elecciones federales no suponen una gran amenaza en términos de riesgo político. En nuestra opinión, o bien Angela Merkel repetirá como canciller o gobernará una coalición de partidos de izquierda que incluirá a los socialdemócratas (SDP), a los verdes (Die Grünen) y al Partido de la Izquierda (Die Linke), todos ellos partidos tradicionales y proeuropeístas. El SDP ha mejorado sustancialmente sus perspectivas electorales gracias a su nuevo y enérgico líder, el ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz. El movimiento separatista más popular es Alternativa para Alemania (AFD) que, aunque probablemente entrará por primera vez en el Bundestag, seguirá siendo un partido minoritario.

Esperamos que el resultado de los tres eventos de riesgo político que tendrán lugar este año sea relativamente benigno para los inversores. No obstante, los episodios de volatilidad serán casi inevitables, lo que generará oportunidades para que los inversores activos en renta fija aprovechen las oportunidades de valor relativo, principalmente en los mercados de deuda soberana en euros.

Gareth Colesmith es gestor de carteras senior en Insight Investment

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email