Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Primera día de la ciudad en la Fase 1 del Plan de desconfinamiento

Las terrazas y el comercio devuelven lentamente la vida a las calles de València 

19/05/2020 - 

VALÈNCIA. València despierta poco a poco del letargo. Sus calles amanecían este lunes con una nueva imagen, mesas y sillas perfectamente colocadas en la vía para atender al público. También el comercio levantaba con ganas la persiana, esta vez sin la necesidad de cita previa. Un regreso diferente, con muchas medidas de seguridad, pero que ha devuelto la cotidianidad a la ciudad, una estampa que no se repetía desde hace dos meses cuando se decretó el estado de alarma. Aunque de forma pausada, desde primera hora de la jornada, las calles recuperaban lentamente algunas rutinas olvidadas en la cuarentena. El tiempo acompañaba. Y el bullicio en las terrazas de los bares rompía la monotonía de las últimas semanas, mientras, entre lágrimas, se producían los tan esperados reencuentros entre familiares y amigos. 

Emociones y sentimientos encontrados en el primer día de València en la Fase 1 del Plan de "desescalada" del Gobierno en el que los valencianos han podido volver a disfrutar de una cerveza bajo el sol, ir de compras sin pedir cita previa o descansar en un hotel. Pero la reapertura ha sido gradual y desigual. Mo todos han vuelto. Para muchos, las limitaciones impuestas por el Gobierno son inasumibles y han optado por esperar un tiempo más para reencontrarse con el público. Este es el caso de los hoteles en la Comunitat, cuya apertura ha sido "absolutamente testimonial".

Según los cálculos de la patronal hotelera Hosbec, únicamente han reabierto entre diez y doce hoteles de los 800 que hay a lo largo de toda la autonomía valencia y lo han hecho exclusivamente para dar servicio a otras actividades profesionales que necesitan alojamiento por motivos de trabajo, ha explicado a Europa Press la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes.

Tampoco han regresado muchos de los locales ubicados en las principales zonas turísticas de la ciudad. La prudencia ha sido la tónica que ha motivado a los empresarios de comercios y restauración a permanecer cerrados. Sin su principal clientela, es difícil recuperar la rentabilidad y retomar la actividad. Y es que la mayoría de aperturas de bares se ha concentrado en la cornisa marítima y en barrios consolidados. 

De hecho, según la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV)  solo un 10 por ciento de los bares abría este lunes. "Muchos establecimientos siguen cerrados por no reunir las condiciones que hagan viable la reapertura, ya que es en esta fase la limitación del 50 por ciento de las terrazas hace imposible que muchos empresarios puedan abrir y soportar los costes fijos", explica a este diario su presidente, Manuel Espinar.

Foto: KIKE TABERNER

Medidas de higiene y muchas reservas durante el fin de semana para asegurarse una mesa han protagonizado la reapertura de la hostelería. "Ha sido un día tranquilo y con una clientela que se ha comportado en todo momento respetando los protocolos de seguridad e higiene. Los locales que habían publicitado que abrían han tenido un 'boom' de reservas", detalla Espinar. No obstante, el sector se enfrenta a incertidumbres todavía con relación al tema de los ERTE, la llegada de la financiación para las pymes y el tema de los alquileres, lo que dificulta el arranque a muchos empresarios.

La mayoría de bares, a la espera de la Fase 2

Asimismo, muchos están a la espera de que entre en vigor la ampliación del espacio público para las terrazas, lo que permitirá a los negocios ampliar el espacio. Será en el pleno municipal de esta semana cuando el consistorio valenciano previsiblemente de luz verde a la medida que dejará a los bares ampliar las terrazas excepto en la zona de aparcamiento en zona azul o naranja (ORA), plazas reservadas para personas con diversidad funcional, reservadas para vehículos autorizados o zonas de carga y descarga. "Por el momento seguimos con el espacio que teníamos", indican desde la FEHV. 

Pese a que en este inicio solo 1 de cada 10 bares haya abierto, la previsión es que a lo largo de la semana más establecimientos se vayan sumando, especialmente de cara al fin de semana próximo. Será ya en la Fase 2 cuando el 80% esté ya operativo. En la zona de la playa, según el presidente de la Asociación de Hosteleros de la Malvarrosa, José Miralles, de los doce locales que la integran, han abierto cuatro, aunque esperan que de aquí al fin de semana pueda hacerlo el resto.

Aunque los comercios ya en la Fase 0 podían abrir sus puertas con cita previa, muchos se han sumado ahora que pueden hacerlo sin esa condición. Había ganas. Según un informe de las Cámaras de Comercio, más de 25.000 comercios minoristas de la Comunitat cumplía los requisitos para poder reabrir tras ocho semanas parados. Otros, en cambio, permanecen cerrados. "Esta tienda permanecerá cerrada al público temporalmente", rezaban algunos carteles colgados en vías comerciales como Jorge Juan o Colón. 

No obstante, según la patronal del pequeño comercio en la Comunitat Confecomerç CV, la mayor parte de los negocios ha abierto ya que llevaban demasiado tiempo cerrados asumiendo costes sin poder realizar venta alguna. Ahora bien, inciden en que hay que dar un poco de margen, pero se muestran "satisfechos y esperanzados ante el alivio de poder levantar de nuevo la persiana". 

La ropa, en "cuarentena"

La permisividad a lo largo del día para ir a comprar sin estar sujeto a las franjas horarias ha permitido un buen arranque, aunque todavía la afluencia ha sido contenida. "Hoy ha entrado a la tienda menos gente que el sábado pasado con cita previa", explica Ana, dependienta de Systemaction, una tienda de ropa en el centro de la ciudad. "Ha habido poco movimiento, pero creemos que es porque hoy era la primera toma de contacto. Confiamos en que poco a poco irá aumentando la afluencia, especialmente a partir de la semana que viene", indica.

En el local han adoptado todo tipo de medidas de seguridad desde el uso de mascarillas, la limpieza de las instalaciones hasta la desinfección de la ropa que, tras probársela un cliente, está 48 horas en "cuarentena". Unas precauciones similares a las que ha adoptado la firma de zapatos Pompeii. Pedro, su store manager explica que en el local es obligado el uso de mascarilla y cuentan con guantes y gel en su entrada para los clientes. No venden producto expuesto y en caso de que una persona se pruebe un zapato y no lo vaya a comprar, este se desinfecta y también permanece 48 horas retirado. 

Aunque llevan ya una semana abiertos con cita previa, este lunes levantaba la persiana y, para su sorpresa, varias personas entraban con ganas al local. "Esta mañana hemos recibido un 'boom' de clientes que han comprado bastante. La afluencia se ha notado desde primera hora. Había mucho tránsito en la calle", relata. 

Frente al miedo que detectó la semana anterior, este lunes ha apreciado una reacción distinta: más alegría y entusiasmo. Eso sí, reconoce que, tras más de 18 años trabajando cara al público, esta situación esta siendo muy complicada a nivel de atención. "Todo es muy frío. No puedo ayudar al cliente como me gustaría", admite.

Para Lucía, directora de ventas de Belu Bijoux VLC, dedicada a la bisutería, se notaba en el ambiente que había "ganas de salir", pero todavía con reticencias a la hora de comprar. "Hay mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar y eso frena las compras de ropa porque la gente prefiere esperar", sostiene. 

Sus esperanzas están puestas en el fin de semana y en las siguientes semanas. "Hoy la gente quería salir, tomar algo, reunirse con lo amigos. Sí hemos recibido clientas que querían darse algún capricho, pero la mayoría de público miraba los escaparates, cotilleaba un poco, pero poca compra", apunta. Lo que sí ha apreciado ha sido las ganas de los valencianos de sentarse en las terrazas. Frente a su tienda se encuentra una cafetería y "durante todo el día ha estado llena, incluso ha habido algún momento de cola", apostilla.

Ritmo de ventas

Desde Confecomerç CV se prevé que el consumo se vaya recuperando de manera gradual. "Va a ser un camino difícil y es por ello que debemos ir avanzando y superando fases en el Plan de Desescalada, en la medida en que la crisis sanitaria lo permita", inciden. Pero, en cualquier caso, ven con esperanzas el futuro. "Nos encontramos en la Fase 1 y  un poco a la espera de que todo vaya cogiendo un ritmo y de forma progresiva vayamos hacia una vuelta a la normalidad. Está claro que hay un camino por delante duro que requiere del máximo esfuerzo. A lo largo de la semana se vaya intensificando la actividad", considera la patronal.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email