GRUPO PLAZA

Las terrazas vuelven al debate en València: la hostelería pide poder bajarlas de las aceras

Foto: KIKE TABERNER
5/04/2022 - 

VALÈNCIA (EP/VP). El recurrente debate sobre la regulación de las terrazas está de nuevo sobre la mesa en la ciudad de València. Especialmente después de que la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (Fehv) mantuviera este martes una reunión de trabajo con la concejala de Espacio Público del Ayuntamiento de Valencia, Lucia Beamud, en la que le trasladó la petición de mantener" las prerrogativas administrativas de ocupación de espacio público adquiridas durante la pandemia" de manera estructural. Esto es, por ejemplo, que la ordenanza de terrazas contemple la posibilidad de bajar las terrazas a la calle.

La Federación, representada por su secretario general, Rafael Ferrando, acompañado del presidente de la Asociación de Bares, Juan Carlos Gelabert, expuso la importancia que a su juicio las terrazas han supuesto durante el período de la pandemia al ser "espacios necesarios y seguros y que, sin duda, constituyen un gran atractivo tanto para los clientes como para los turistas de la ciudad de València". De ahí la serie de propuestas hechas desde Hostelería Valencia para trabajar de forma conjunta con la Concejalía con el objetivo de "mejorar y modernizar las terrazas en la ciudad".

Así pues, la asociación empresarial pidió que las facilidades que se dieron de manera puntual durante la época de restricciones por la pandemia desde la concejalía de Espacio Público se mantengan de manera estructural y se incluyan en su caso en la ordenanza municipal de terrazas. Se trata desde facilitar ampliaciones de terrazas, "flexibilizar reducción de las cargas burocráticas" hasta simplificar el procedimiento de solicitud de nuevas terrazas o ampliaciones. Labores para las cuales la federación ofreció su colaboración.

Los representantes de la hostelería también plantearon al departamento de Beamud la creación de "modelos de terrazas respetuosos e integrados con el entorno y el paisaje urbano, como un servicio más de la ciudad a los ciudadanos y sostenibles que aporte beneficios al urbanismo de la ciudad". Y por ello, propusieron un estudio o análisis que "permita integrar la hostelería en el espacio urbano a través de una adaptación de la Ordenanza reguladora de terrazas a las nuevas realidades".

Concretamente, la Federación se refirió a "recoger de forma general en la ordenanza la posibilidad de ocupación de la calzada en las zonas que sea posible para bajar las terrazas". La idea, en este sentido, es tomar como referencia "la regulación que se elaboró durante la pandemia" y la bajada de las terrazas a zonas peatonalizadas como ocurre en la plaza del Ayuntamiento o la plaza del Mercado, en las proximidades del Mercado Central.

Hay que recordar que el consistorio permitió la ampliación temporal de hasta 700 terrazas por las medidas de restricción sanitaria, en muchos casos permitiendo bajarlas al asfalto, en zonas de aparcamiento y otros espacios liberados. Tras superar el pasado verano, el Ayuntamiento decretó la vuelta a su espacio natural al considerar que la iniciativa ya había cumplido con creces su función. Una decisión que vino acompañada, también, por el retorno del cobro de la tasa de mesas y sillas, que había sido congelada durante 2020 y 2021 para apoyar a un sector de la restauración duramente castigado. 

Son ellos modelos que el sector busca poder replicar de alguna manera en el resto de la ciudad. Y para ello la Fehv abogó por crear una mesa de trabajo de terrazas cuya finalidad sea precisamente "poder revisar la situación actual de ocupación del dominio público y analizar la situación de las diferentes zonas". De esta manera, también la plataforma de hostelería se ofreció "de forma proactiva en aquello que sea necesario para participar en el proceso de modificación de la ordenanza de terrazas" y en el resto de labores para agilizar y flexibilizar los permisos.

Los vecinos piden más control

Las presiones del sector chocan de frente con las reivindicaciones de las asociaciones vecinales, quienes también han reclamado a la concejalía que dirige Lucía Beamud un control más estricto en el cumplimiento de la actual regulación de terrazas, y donde se muestran más contrarios a una flexibilización. Hay que recordar que la Federación de Asociaciones Vecinales de València recientemente se reunió con la edil para exigir que la Policía Local actúe de oficio en caso de incumplimientos de los locales.

Pero también consideran la ampliación de terrazas no debería considerarse como opción dentro de aquellas zonas que ya sufren de manera recurrente el aumento de las molestias por ruido. Aunque, a tal efecto, no muestran reticencias con que la medida pueda ponerse en marcha fuera de estos lugares "siempre que sea compatible con el uso normal del dominio público". A su juicio, "hablar de la ampliación de terrazas sin encauzar los conflictos no es sensato".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme