GRUPO PLAZA

esta propuesta está financiada por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) 

IBV e ITE impulsan un laboratorio de innovación ciudadana con empresas en el entorno 'smart city'

24/09/2021 - 

VALÈNCIA (EP). El Instituto de Biomecánica (IBV) y el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) trabajan en la creación de un laboratorio de innovación ciudadana que integrará a las empresas en el entorno de las smart cities o ciudades inteligentes. Los resultados de este proyecto, CiuDATÀ, permitirán utilizar los datos que se generan en la ciudad para que la administración y las empresas puedan tomar mejores decisiones, han informado los responsables de la iniciativa en un comunicado.

En esta propuesta, financiada por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) de la Generalitat valenciana y los fondos Feder, participan diversas empresas representativas del ámbito de las smart citites como Movus, Cumulus City, Emtre, Mosaik Systems, Up2city, Flit2go, Ovans, Alfatec Sistemas, ETM de València, Fivecomm y Etra I+D.

Las ciudades inteligentes o smart cities son aquellas que utilizan herramientas como las tecnologías de la información o el Big Data para mejorar la gestión de sus recursos o generar espacios más habitables y sostenibles, han explicado los impulsores del proyecto. Así, han destacado que estas "cada vez están más sensorizadas, con lo que se registran datos como las tasas de ocupación de aparcamiento o la densidad del tráfico por cada zona" y han apuntado que también generan datos cuando los ciudadanos comparten las trazas digitales de sus dispositivos móviles.

Estos datos, usados correctamente, ayudan a las administraciones y a las empresas a generar productos, servicios y entornos más atractivos para los ciudadanos, al estar mejor adaptados a sus necesidades y expectativas, han subrayado. No obstante, han apuntado que en la actualidad existe un problema para interpretar y explotar esa gran cantidad de datos que se están generando.

En esta línea, los representantes de CIUDATÀ han explicado que para explotar el potencial de los datos que ofrece la Smart City es necesario en primer lugar "identificar cuáles de ellos son útiles para generar nuevas soluciones por parte de empresas y administración". Además, han expuesto que "las grandes colecciones de datos son complejas de interpretar dado que no existe información sobre el contexto social en el que se producen".

"Los números y los registros digitales (big data) no nos dicen nada sobre las motivaciones o las intenciones de las personas para comportarse de determinada manera", han agregado, al tiempo que han señalado que "este tipo de información de contexto, típica por otra parte de la investigación social, es lo que se conoce como dato grueso o thick data".

Esta complementariedad big-thick permitirá no sólo aumentar el potencial de los análisis de datos sino también facilitar "procesados de datos más eficientes, al mejorar la selección de datos recogidos, siendo más selectivos y minimizando aquellos no necesarios".

Para dar solución a esta situación y explotar la potencialidad que ofrecen las smart cities y sus tecnologías aplicadas, el IBV y el ITE han puesto en marcha el proyecto de investigación CiuDATÀ.

El director de Innovación de Mercado en Movilidad en IBV, José Solaz, ha manifestado que el objetivo principal de esta investigación es "cómo combinar esos datos cuantitativos que ya se están registrando en la Smart City con datos cualitativos que van a esclarecer el porqué de los comportamientos humanos".

Laboratorio de innovación ciudadana

Para ello, en el marco del proyecto se va a crear un laboratorio de Innovación Ciudadana, en cuyo diseño participarán tanto particulares como entidades y empresas públicas y privadas representativas de las diferentes entidades del ecosistema de innovación de la smart city.

La primera actividad de este laboratorio se va a centrar en determinar una metodología que permita realizar análisis big data más eficientes, con el fin de facilitar la toma de decisiones en el proceso de desarrollo de productos, servicios y entornos adecuados a las necesidades de los ciudadanos y las entidades que conforman el ecosistema de la ciudad inteligente de Valencia.

"El proyecto, además, trabajará en la definición de una metodología para visualizar datos de la smart city como una herramienta útil y práctica generada en el nuevo laboratorio de innovación ciudadana", ha asegurado Solaz. Los resultados de la investigación serán aplicables para cualquier ciudad.

De este modo, el IBV aporta su experiencia en aplicar metodologías de investigación social al desarrollo de productos y servicios, mediante el Thick Data y con una metodología de visualización de la información orientada al usuario, mientras que ITE participa aportando su conocimiento en movilidad sostenible, aplicando el enfoque de generación de información cualitativa (metodología del IBV) a la mejora de un modelo de optimización de rutas para vehículos eléctricos ligeros (diseño del ITE).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email