X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

VALÈNCIA A TOTA VIROLLA 

Ideas from USA: así se imagina el frente marítimo de València desde Kansas

La experiencia de los estudiantes de la Kansas State University reformulando usos arriesgados para la València frente al mar

9/02/2019 - 

VALÈNCIA. En ocasiones, para ver con cercanía, hay que tomar distancia. Tanta, pero tanta tanta, que para discernir algunas de las necesidades que incumben a una zona sensible y frágil, protagonista, como el frente marítimo de València, hay que terminar en Kansas. En el noreste de su estado, entre el río Kansas y el río Big Blue, está Manhattan, el otro Manhattan. Y allí una de sus enseñas principales, la KSU, Kansas State University. Hasta su escuela de arquitectura llegó el equipo del estudio valenciano de arquitectura Fran Silvestre. Entonces estalló una cuestión: ¿qué haríais vosotros para el Marítim?

El ejercicio, lanzado como una manera de caldear las prácticas, deja formulaciones que escapan por completo de los tópicos en torno a qué hacer en la ciudad ante el mar.

En aquel punto de Estados Unidos, la propia universidad KSU propone a un arquitecto para dirigir el último curso de Proyectos Arquitectónicos. Nombres como  Gonçalo Byrne, Alberto Campo Baeza, Fuensanta Nieto o el mismo Silvestre. Durante un año, los estudiantes han tenido la misión de empaparse de València, de conocer su contexto -al tiempo que ser ajenos a él-, de aportar sus propuestas para mejorar la calidad de una centralidad tanto tiempo esquinada como la marítima. Viajaron hasta aquí, se hospedaron diez días, detectaron el territorio, se cargaron la mochila de ideas. “El ejercicio -explican sus protagonistas- consiste en aprovechar uno de los espacios vinculados a La Marina o Poblats Marítims, en desuso, y ocuparlo equipándolo con una propuesta de su elección. A partir de entonces, establecemos una serie de visitas a la universidad repartidas a lo largo del curso. En las primeras se llevan a cabo sesiones de tutorización resolviendo dudas de los estudiantes y estableciendo un diálogo que contribuya a mejorar o complementar cada uno de los proyectos. A final de curso, se expone ante un jury conformado por miembros de nuestro estudio, profesores de la KSU y un profesor invitado de otra escuela de Estados Unidos”. 

La València fluvial que se inclina hacia el mar, le escuchamos a Felip Bens. Esa inclinación fue elegida como objeto de actuación precisamente por su personalidad excitante, por la transparencia de un proceso convulso que sitúa a la línea marítima como emblema de una transformación con multitud de alternativas.

Los estudiantes de Kansas abordaron el crecimiento poblacional, los servicios y zonas verdes existentes. El resultado -señalan desde Fran Silvestre- “es tremendamente interesante porque, aunque también se documentan al respecto, no parten de referencias políticas, con lo que su mirada es bastante objetiva en ese sentido. También es relevante la forma en la que afrontan la intervención en la ciudad, con un concepto de ciudad totalmente distinto al nuestro, proponiendo equipamientos atractivos y a la vez arriesgados. Irremediablemente, acaban estableciéndose nexos culturales entre ambos lados del Atlántico”.

Los arquitectos llegan en grupo al solar tras Las Arenas, entre Eugenia Viñes y calle Montanejos. Siguiendo al norte del distrito, se sitúan junto al parque Dr.Lluch, entre la calle homónima y la calle Astilleros. “Cuando les llevamos por primera vez a la zona les llamó la atención del frente marítimo la construcción de pequeña escala y baja densidad, lo cual supuso un fuerte contraste tras haber recorrido algunas ciudades de nuestro litoral en las que la escala es mucho mayor”.

¿Qué haría un ciudadano de Kansas para Poblats Marítims?

Las propuestas, oh, no incluyen equipamientos culturales. Tampoco zonas de ocio. 

1. Construcción de edificio de uso mixto. 

“Entre la esquina de la calle del Mediterráneo y la calle de Eugenia Viñes, donde un bloque de edificios ha sido derribado y ha dejado una extensión de suelo rocoso y desigual. Elegí este sitio porque está en una área que específicamente necesita refuerzos”.

“Propongo la construcción mixta con viviendas residenciales, locales comerciales y espacios verdes para ser utilizados por los residentes y por toda la comunidad. Puede extender y revitalizar el área adyacente, y permitirá mayor sensación de frescura gracias a las zonas verdes”.

2. Comunidad para personas mayores.

“Ubicación entre calle Eugenia Viñes y calle Montanejos”

“El objetivo es ayudar a las personas mayores a garantizar que puedan vivir donde elijan y obtengan la ayuda que necesiten. El envejecimiento provoca cambios en la habitabilidad, y es importante que se considere y planifique los cambios que ocurrirán”.

“Un precedente de este modelo es Dementia Village, en Weesp, cerca de Amsterdam, por los arquitectos Molenaar & Bol & VanDillen. A primera vista,

parece cualquier otra pueblo con un cine, restaurantes y tiendas. Pero es el hogar de 152 hombres y mujeres que viven con graves demencia. Hogewey es seguro, pero permite una residencia donde caminar y explorar”.

3. Viviendas para locales. 

“Ubicado en el norte dels Poblats, en una amplia extensión de aparcamiento que también parece algo abandonado”.

“Proyecto de vivienda enfocadas solo para población local, como respuesta a la presión por los recientes costos y la presión imobiliaria de quienes tienen la esperanza de sacar provecho de los turistas, que pagan más en menos tiempo. Una inspiración es la Unite d’habitation en Marsella, como precedente para viviendas asequibles, y con una estructura elevada que sirve de guiño ante las posibles crecidas de agua por el calentamiento global”. 

4. Complejo de educación post secundaria

“Junto al parque Dr.Lluch, entre la calle homónima y la calle Astilleros”.

“La misión es crear un ambiente acogedor y animado, un entorno que se integre con la naturaleza. Tanto para niños como para adultos, siguiendo el ejemplo de la Oak House School en Barcelona, levantada con un significado y muchos valores propios de la comunidad, un proyecto que ha sabido escuchar, con divisiones en dos volúmenes que satisfacen la necesidad de exponer la fachada tanto como sea posible a la naturaleza”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email