X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Imputan a Rus en un nuevo caso de corrupción tras una declaración del 'yonki del dinero'

Foto: INMA CABALLER/CORTS
28/05/2019 - 

VALÈNCIA. Alfonso Rus, expresidente de la Diputación de Valencia, deberá acudir a declarar en calidad de investigado el próximo día 9 de julio acusado de falsedad en documento mercantil y prevaricación como medio para cometer un delito de malversación. Rus comparecerá tras una declaración del exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, el autodenominado 'yonki del dinero', quien le acusó de ser la persona que ordenó utilizar el dinero de un contrato público de 60.000 euros para financiar al equipo de fútbol de su ciudad, el Olímpic de Xàtiva. Junto a Rus, también ha sido citado su presunto testaferro José Estarlich.

Esta citación sería una muesca más en la larga lista de delitos supuestamente cometidos por el expresidente del ente provincial, si no fuera porque la querella por la que ha terminado imputado la interpuso él mismo, como máximo dirigente de la Diputación de Valencia contra Marcos Benavent, cuando éste se escapó de España al estallar el caso Imelsa, también conocido como caso Taula.

Una denuncia cuanto menos rocambolesca, pues Banavent, colaborador de la Justicia en el caso Taula, está imputado en otro juzgado diferente al que investiga el citado caso a raíz de una denuncia de propio Rus, a la sazón principal imputado en la causa. 

Valencia Plaza contó el pasado 8 de mayo que Benavent declaró en el Juzgado de Instrucción número 9 de València por una causa abierta contra él y un empresario vinculada a un contrato de 60.000 euros que jamás se ejecutó en Llutxent. Un contrato por valor de 60.000 euros para renovar el alumbrado público de la localidad cuyo valor, supuestamente, se quedaron Benavent y el empresario adjudicatario, Vicente C. N., hecho que el exgerente de Imelsa desmintió en su declaración.

Marcos Benavent. Foto: INMA CABALLER/CORTS

En dicha comparecencia judicial, Benavent afirmó que, en realidad, quien le pidió que otorgara al empresario ese contrato fue el expresidente de la Diputación Alfonso Rus. Los motivos: financiar a su equipo del alma, el Olímpic de Xàtiva en 2012 cuando estaba a punto de subir de Tercera División a Segunda B.

Esta declaración no pasaría de lo anecdótico si no fuera porque la presunta financiación de ese equipo de fútbol la instruye otro juzgado de Instrucción, el número 18 de València, el que investiga el caso Taula. Tampoco pasaría de lo anecdótico si no hubiera un conflicto de competencias ya resuelto por la Audiencia Provincial, que en su día y cuando el nombre de Rus no aparecía en Instrucción 9, decidió que pese a que las diligencias de investigación abiertas por el 9 eran anteriores, debía ser el 18 quien investigara todo lo relacionado con el entramado de Taula puesto que no había "conexidad delictiva".

Sin embargo, ahora, el conflicto competencial estaba sobre la mesa del magistrado de Instrucción 9. Finalmente, y antes de optar por inhibirse al 18, el juez ha optado por tomar declaración a las dos personas que Benavent señaló: Rus y el presunto testaferro de éste en Xàtiva, José Estarlich.

Fuentes conocedoras de la investigación informaron a este periódico que, no será hasta saber qué tiene que decir el expresidente de la Diputación de València, que el magistrado tomará una decisión sobre si continuar él con el procedimiento o, por el contrario, inhibirse al Juzgado de Instrucción número 18 para que incorpore lo hasta ahora instruido dentro de la pieza que investiga la presunta financiación con dinero B del Olímpic.

Por el momento, y a falta de que Rus y Estarlich declaren, lo único que se sabe es que la declaración de Benavent versó sobre sobre lo mismo que se investiga en una de las piezas separadas de Taula, la financiación en 'B' del equipo de fútbol del que Rus fue presidente. 

Dado que es imposible que dos juzgados investigan el mismo delito, lo obligatorio es que solo uno de ellos sea el competente. Fuentes jurídicas y cercanas a la investigación consultadas por Valencia Plaza aseveraron que, en caso de conflicto, la competencia sería del 18 porque "no hay conexidad y Taula abarca mucho más que lo referido al equipo de fútbol". Pero no se sabrá nada hasta que el expresidente preste declaración y el magistrado de Instrucción 9 sepa qué tiene que decir respecto de las afirmaciones hechas por Benavent.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email